Entradas

Murió la leyenda de la NBA Kobe Bryant en un accidente aéreo

Estupor en el mundo del deporte: a los 41 años, Kobe Bryant murió en un accidente aéreo. La estrella de la NBA viajaba con otras ocho personas en su helicóptero privado Sikorsky S-76 cuando se desplomó sobre la ciudad de Calabasas, ubicada en el condado de Los Ángeles, California. Tras el accidente, se produjo un incendio: el personal de emergencia respondió, pero se informó que nadie a bordo sobrevivió. El vuelo partió desde Orange County y tenía que llegar a El Monte, al Mamba (Black Mamba era su apodo) Academy, a observar un entrenamiento, pero en el camino sufrió el accidente.

Su esposa Vanessa, no estaba en el avión, pero sí viajaba Gianna, una de sus hijas, quien también murió. La pareja tenía cuatro hijos: la citada Gianna, Natalia y Bianca y el recién nacido Capri (en junio de 2019).

Con el correr de las horas, las autoridades pudieron identificar a todas las víctimas fatales del accidente que no dejó sobrevivientes: se trata de Christina Mauser, entrenadora de básquet, y Alyssa Altobelli y Payton Chester, compañeras de equipo de la pequeña Gianna. Entre los ocupantes del helicóptero también se encontraban John y Keri Altobelli, padres de Alyssa, y Sarah Chester, madre de Payton. Por último, Ara Zobayan, de 50 años, fue el piloto que no pudo superar las duras condiciones climáticas. Era, además, esposo de Sarah y padre de Payton.

El helicóptero, un Sikorsky S-76B construido en 1991, partió del aeropuerto John Wayne a las 9:06 am del domingo, según los registros de vuelo disponibles al público. Luego sobrevoló la ciudad de Los Ángeles de sur a norte rumbo a El Monte sin reportar accidente alguno. 40 minutos después de haber despegado se estrelló en un monte que se puede ver fácilmente desde Santa Mónica.

Durante el vuelo, los controladores aéreos le advirtieron al piloto que estaba volando “demasiado bajo” poco antes de que el aparato se estrellara. Cabe destacar que las condiciones climáticas eran sumamente adversas ese día debido a una importante niebla sobre la ciudad de Los Ángeles. Se desconocen las causas por las que, a pesar de ello, decidieron emprender el viaje de todos modos.

Bryant edificó una impactante carrera en la liga de básquetbol más competitiva del mundo, al punto de haber sido comparado con Michael Jordan. El escolta se erigió como una leyenda de Los Ángeles Lakers, donde ganó cinco anillos de la NBA, además de obtener dos medallas de oro en Juegos Olímpicos con la camiseta del seleccionado estadounidense.

El mundo del deporte mostró su dolor y asombro ante la noticia. “Desvastado”, escribió Manu Ginóbili en su cuenta de Twitter. “No lo puedo creer… Me siento igual de mal que si hubiera muerto alguien de mi familia… Qué día de mierda…”, agregó Luis Scola. “¡No puede ser verdad!”, apuntó Luka Doncic, la nueva sensación de la NBA.

Minutos después de confirmarse su trágico final, cientos de fanáticos y curiosos se acercaron hasta el Staples Center, el escenario en el que hacen de local Los Angeles Lakers. Allí montaron una suerte de altar con flores, fotos y casacas del equipo californiano para rendir homenaje a Black Mamba, quien hasta el día de hoy es el jugador con más partidos (1346) y puntos anotados (33.643) de la historia de la franquicia.

Nacido el 23 de agosto de 1978 en Filadelfia e hijo del ex NBA Joe Bryant, fue un ejemplo de amor propio y competitividad. En la actualidad continúa siendo el cuarto máximo anotador de la historia de la NBA, solo superado por Lebron James, Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone.

Con sus 196 centímetros llegó a la NBA en 1996, seleccionado en el draft por Charlotte Hornets en la posición 13. Sin embargo, su deseo era participar en una franquicia más fuerte: tuvo el guiño de Jerry West, entonces manager de LA, quien lo veía como un prospecto por el que apostar. En consecuencia, hizo un movimiento de mercado (traspasó a Vlade Divac) y Bryant desembarcó en los Lakers, donde jugó 20 años, con su estilo espectacular, atlético, aunque muchas veces egoísta.

Fue Phil Jackson, paradójicamente el alfarero del mejor Michael Jordan en Chicago Bulls, el que obtuvo su mejor versión. A partir de 2000, en sociedad con el pivot Shaquille O’Neal, marcó una época en la NBA. Ganó el título en 2000, 2001, 2002, 2009 y 2010; terminó dos veces como máximo anotador (2006 y 2007), fue dos veces MVP (mejor jugador) de las finales y uno de la fase regular. Participó en 18 ediciones del All Star Game. Sin temor a los momentos álgidos de los encuentros, siempre se encargó de los lanzamientos en el final de los encuentros cerrados. Se retiró en 2016 ante Utah Jazz, en un choque en el que logró 60 puntos, 23 de ellos en el último cuarto; la cifra más alta de aquella temporada.

Se trató de un basquetbolista especial, que rompió el molde del prototipo NBA. Cuando él tenía seis años, su padre se mudó a Italia para continuar con su carrera, por lo que también se transformó en un cultor del básquetbol FIBA -lo que explica su buena sintonía con Manu Ginóbili-, además de haber aprendido a hablar con fluidez en italiano y español. Se reveló como un fanático del fútbol, deporte que practicó, al punto que supo señalar que si hubiera continuado residiendo en Europa, podría haber terminado siendo futbolista. Admirador de Lionel Messi (con quien llegó a filmar un comercial de una línea aérea) y de Ronaldinho, respaldaba en las redes sociales al AC Milan y al Barcelona.

Para llegar a ser quien fue tenía una ética de trabajo asombrosa. El portal UK Business Insider había dado a publicidad varios de los tips que siguió para convertirse en una leyenda. Por ejemplo, ya desde que estaba en el secundario, realizaba una sesión de entrenamiento extra… de 5 a 7 de la mañana. Para calentar la mano, jugaba uno contra uno con diferentes adversarios al mejor de 100 puntos. Nadie logró marcarle más de 12 unidades, lo que marcaba su nivel de intensidad también en defensa. Su obsesión llegaba al punto que contaba los puntos de los entrenamientos.

Otro de sus trucos para sostener su vigencia a lo largo de 20 años fue su dieta, que mantuvo (exceptuando algunos permitidos) una vez retirado. Eliminó por completo el azúcar, también las pizzas, las harinas y sus derivados. Entendía que no necesitaba suplementos si era disciplinado en el entrenamiento y en su menú. Además, en sus cuidados incluía la aplicación de hielo tres veces al día. También veía a los videos como una herramienta clave para mejorar el rendimiento.

“Me gustaría ser recordado como una persona que cumplió con creces, eso significaría mucho para mí. Eso significa que he puesto muchísimo trabajo y exprimido hasta la última gota de jugo que haya tenido”, supo declarar. El mundo del deporte le reservó el sitial que se merece: el de leyenda.

 

Los 10 Mejores Jugadores de la NBA de la Historia

Este tipo de “tops” muchas veces suelen producir controversias dentro de los lectores, sin emnargo no es con ese fin que se realizan, sino más bien de manera de un recuerdo, homenaje y que las nuevas generaciones pudan conocer un poco de ellos.

La lista la encabeza Michael Jordan que para la gran mayoría de críticos es el jugador mas versátil en la historia de la NBA; En esta lista también encontraremos jugadores que para algunas generaciones no son tan conocidos pero que obtuvieron números importantes y que marcaron las historia en la NBA

1. Michael Jeffrey Jordan

Con apodos como Air, His Royal Airness (Su Majestad Aérea) o Air Jordan, fue jugador de los Chicago Bulls y Washington Wizards. Retirado por primera vez en 1993, después en 1999 y finalmente en 2003.

2. Wilton Norman “Wilt” Chamberlain

Jugador estadounidense de los Philadelphia/San Francisco Warriors, Philadelphia 76ers y Los Angeles Lakers. Chamberlain anotó 100 puntos frente a los New York Knicks, el 2 de marzo de 1962.

3. Larry Joe Bird

Alero de los Boston Celtics, equipo con el que ganó varios títulos de la NBA. Tuvo un espectacular duelo con Magic Johnson entre 1982 y 1987. Larry Bird ganó consecutivamente las tres primeras ediciones del concurso de triples de la NBA en los años 1986, 1987 y 1988.

4. Kareem Abdul-Jabbar

Estuvo en equipos como los Milwaukee Bucks y Los Angeles Lakers desde 1969 hasta 1989. “Lew Alcindor” es el máximo anotador y taponador de la NBA. Abdul-Jabbar hizo su debut en la gran pantalla en la película Game of Death junto con Bruce Lee, participando en el rodaje original en 1973

5. Earvin Effay “Magic” Johnson

Fue una de las grandes figuras de los L.A. Lakers y del baloncesto estadounidense. se proclamó campeón de la NBA en cinco ocasiones, jugando además nueve Finales, y de un gran número de premios individuales como el MVP de la Temporada, MVP de las Finales (en tres ocasiones ambos) y dos MVP del All-Star Game, en 1990 y en 1992.

6. Julius Winfield Erving II

Ex jugador estadounidense que se destacó en la década de los 70s y 80s. Erving ganó tres campeonatos, cuatro premios MVP y tres títulos de máximo anotador tanto en la ABA, con Virginia Squires y New York Nets, como en la NBA, con Philadelphia 76ers.

7. Bill Russell

Fue el máximo estandarte de los Boston Celtics que ganaron 11 campeonatos en 13 años. Russell está considerado como uno de los mejores defensores de la historia de la NBA

8. Moses Eugene Malone

Fue el último jugador de la ABA en jugar en la NBA. Ganó su único título con los Philadelphia 76ers en 1983.

9. Robert Lee Parish

Disputó un total de 21 temporadas de la NBA, siendo el jugador más longevo de toda la historia de la competición. El Jefe se hizo famoso por usar la camiseta con el doble cero

10. Patrick Ewing

El jugador jamaiquino fue una de las estrellas de los New York Knicks e hizo parte del famoso Dream Team de Barcelona 1992.

No dudamos que en este top quedaron fuera otros  grandes jugadores que también como ellos se convirtieron en leyendas y puntos de referencia cuando se trate de la NBA.