En Santa Ana condenan a pandilleros de la 18 a diez años de prisión por delito de robo agravado

Bajo el delito de Robo Agravado, fue condenado un pandilleros activo de la 18 en la ciudad de Santa Ana, luego de que el imputado junto a otro sujeto que no se logró detener robaran objetos personales a dos víctimas, en momentos que estaban en una parada de buses del centro de la ciudad de Santa Ana, explicó la Jefe de la oficina fiscal de este departamento, Román Navarro.
Iván Antonio Alvarado Palacios, fue condenado por el Juzgado Tercero de Paz de Santa Ana, a una pena de 10 años ocho meses de prisión, por el delito de Robo Agravado, previsto y sancionado en el artículo 213 del código penal, en perjuicio de dos personas que se encontraban en una parada de buses, a quienes les quitaron sus pertenecías.
Según dijo el representante de la oficina fiscal de Santa Ana, las víctimas declararon que los hechos ocurrieron el día 19 de septiembre de 2015, cuando ellos se encontraban en la parada de buses, ubicada sobre la 23º calle Poniente y Avenida Fray Felipe de Jesús Moraga, de esta ciudad, cuando llegaron dos sujetos sospechosos, los cuales hablaban entre ellos y se les quedaban viendo.
Como a los cinco minutos de estar así, ambos se les acercaron, el ahora condenado Iván Antonio, a una de las víctimas, y el otro pandillero (no capturado), se le acerco a la otra persona, a quienes les manifestaron: “aquí manda la dieciocho”, y se pusieron a hacer señas con las manos y ambos sujetos les exigieron a ambas víctimas “que les entregaran el fon”, refiriéndose al teléfono celular, además del dinero que portaban.
Posterior ambos sujetos corren con rumbo al mercado Colón, en ese momento una patrulla de la PNC que se dirigían a una inspección de lesiones, vieron cuando los sujetos cuando huían, los persiguen en el acto, pero estos se separaron en rumbos diferentes, siendo alcanzado Iván Antonio, quien al ser registrado le fue encontrado el teléfono celular de la una de las víctimas; los Agentes regresan al lugar del que huían los sujetos.
Al llegar no encontraron a las víctimas, por lo que proceden a trasladar al detenido a la Delegación Policial, donde estaban las dos víctimas, quienes al ver al capturado, lo señalan como uno de los sujetos que los habían asaltado, y al serle mostrado el aparato celular recuperado, fue reconocido como suyo, por una de las víctimas, procediendo a la detención del imputado y a la incautación del aparato celular.

Fuente: Prensa FGR