Entradas

El Moto E4 Plus trae una batería de 5,000mAh y viene con un hermanito menor

El celular más asequible de Motorola ahora tiene una versión con una batería gigantesca. La versión regular del Moto E4 tiene batería de 2,800mAh.

Motorola anunció el lunes los Moto E4 y Moto E4 Plus, dos teléfonos gama baja con precios que comienzan en los US$129.

Los teléfonos son más completos que los Moto C y Moto C Plus, los celulares más asequibles de Motorola. El modelo más sobresaliente es el Moto E4 Plus, que tiene una cámara trasera de 13 megapixeles, frontal de 5 megapixeles, una batería de 5,000mah y pantalla HD de 5.5 pulgadas.

Lenovo asegura que el Moto E4 Plus puede durar hasta 2 días con una sola carga, algo sin duda interesante, pero que tendremos que corroborar en nuestras pruebas. Sin embargo, es probable que la aseveración sea correcta — el Xiaomi Redmi 4X con batería de 4,100mAh llegó a durar dos días en pruebas de CNET en Español.

El modelo E4 cuesta US$129 y viene con una batería menos potente –de 2,800mAh — y una pantalla de 5 pulgadas. La cámara trasera baja su tamaño a 8 megapixeles, aunque la frontal se mantiene en 5 megapixeles. Como es costumbre de Motorola, el sistema operativo es Android Nougat.

Lenovo mantendrá la estrategia de los Moto G5 y Moto G5 Plus y venderá una versión Amazon Prime, lo que significa que habrá una versión a la venta en la plataforma de comercio electrónico y que tendrá publicidad, pero que costará menos. Lenovo no anunció el precio de esta versión.

Se desconoce si los Moto E4 y Moto E4 Plus llegarán a Estados Unidos, pues Lenovo únicamente dijo que el par de gama baja llegarán a “varios países”.

Fuente: cnet.com

Curiosidades de los SmartPhones que quizás aun no conozcas

Estos dispositivos son aparentemente jóvenes y queda todavía mucho desarrollo por delante, pero ¿Te has parado a pensar alguna vez la historia de estos aparatos o algunas de las curiosidades sobre ellos? Aquí repasamos algunas de las principales curiosidades de los smartphones.

1-La primera llamada desde un teléfono móvil fue en 1973

Concretamente el día 3 de Abril de 1973 , el ingeniero Martin Cooperse  hizo la primera llamada desde un teléfono móvil en Nueva York. Se cree que Cooper se inspiró en el comunicador del capitán Kirk en la serie de Star Trek. Aunque su equipo de ingenieros habían estado trabajando durante años en este teléfono móvil antes de que apareciera en esa película.

5015564--644x362

2-El Nokia 1100 es el modelo más vendido de la historia

nokia-1100El modelo más vendido de la historia es el Nokia el 1100 con unas 250 millones de unidades vendidas.Comenzó a fabricarse en el año 2003 y finalizó su producción en 2007. Cuenta con una pantalla monocromática de 96×25 píxeles y su teclado y la cara frontal del dispositivo tenían protección contra el polvo y sus laterales eran antideslizantes. Conocido por muchos como el teléfono indestructible.

3-Ericsson fue la primera marca en denominar a un teléfono móvil ‘Smart phone’

gs88

En el año 1997, sacaron el GS88 ‘Penelope’, el primer terminal en ser llamado ‘Smart phone’ (separado). Pero hay quien considera que el primer Smartphone –con prestaciones que encajan con el término– fue el IBM Simon (a la venta en 1994).

4- Hay un móvil con Android en el espacio

Smartphone-space

Una compañía británica lanzó hace unos años un Smartphone de la gama Nexus al espacio con el objetivo de comprobar como se comportaban y cuanto resistían los componentes electrónicos en esas condiciones. Se desconoce el estado actual del terminal, suponemos que seguirá orbitando alrededor de la Tierra.

5- Phubbing es el nombre que se le da a la adicción al smartphone

phubbing

El “Phubbing” es un término formado por las palabras inglesas phone y snubbing y consiste en el acto de menospreciar a quien nos acompaña al prestar más atención al móvil u otros aparatos electrónicos que a esa misma persona. Los promotores de iniciativas de “antiphubbing” aseguran que casi el 90%  de los adolescentes prefieren comunicarse vía texto que cara a cara y que los restaurantes experimentan 36 casos de “phubbing” en cada sesión de cena.

6-El uso de los smartphones también puede provocar problemas de salud

images

En concreto, nos pueden causar dolores en el pulgar, en las cervicales y en la espalda si mantenemos conversaciones prolongadas. Estos dolores ocurren al consultar nuestro Smartphone de una forma incómoda  y en una postura incorrecta agachando la cabeza hacia abajo o manteniendo conversaciones de texto prolongadas donde los pulgares se ven afectados.

7-¿Sabías que una persona revisa su Smartphone 150 veces al día?

To go with Asia-telecom-SMS-technology-I

Un reciente estudio da cuenta del nivel de adicción que tenemos con nuestro Smartphone, lo revisamos cada seis minutos y medio como promedio. Que son 16 horas al día, sin contar las horas de sueño. Donde las principales acciones que realizamos son enviar mensajes, realizar llamadas y revisar la hora.

8- ¿Sabes de donde viene el nombre de Android?

maxresdefault

Tanto el nombre de Android  como el Nexus One se debe en homenaje a la novela de Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”. Posteriormente adaptada al mundo del cine como “Blade Runner”. El libro como la película se centran en un grupo de Androides llamados replicantes donde el logotipo del robot es Andy.

 

Fuente: elandroidelibre

Samsung descubrió una forma de casi duplicar la capacidad de las baterías de los celulares

El fabricante Samsung descubrió una forma de hacer que las baterías de los celulares duren cerca del doble gracias a la incorporación del grafeno en su desarrollo.

Según publicó la revista científica Nature, la agregar capas de grafeno a la batería permitiría que esta pueda estar más tiempo cargando y así aumentar la cantidad de energía que guarda.

Sin aumentar de manera significativa su tamaño, la mayor densidad de la batería de iones de litio pasan de un uso intensivo de 12 a 21 horas.

Las variaciones que lograron los técnicos de la empresa de Corea del Sur rondan entre el 50 y 80 % más de rendimiento.

Sin embargo, su uso a nivel comercial tardaría no menos de 2 años debido a la necesidad de certificaciones de seguridad y calidad y a desarrollar una producción a gran escala.

Las redes sociales son los nuevos pulpos digitales

Inventaron una nueva forma de usar la web, crearon hábitos, trascendieron los límites de la intimidad y hasta impusieron un lenguaje. Las redes sociales son los nuevos gigantes de Internet y, por lo tanto, de los dispositivos móviles. Como tales, en mayor o menor medida, ponen en práctica estrategias de concentración que les permiten multiplicar su funcionalidad. Al punto tal que, sin abandonar del todo las particularidades de su identidad, tienden a equipararse. Hace tiempo que Facebook se alió con Skype ante la competencia que se abrió con Hangouts de Google+, que, después de un tiempo en marcha, implementó hashtags, como Twitter. LinkedIn incorporó menciones a contactos. En EE.UU., YouTube incursionó en un servicio por suscripción con listas de videos, al estilo Spotify en la rama musical.

A lo mencionado (y más), se agrega lo ocurrido más recientemente: WhatsApp abrió la posibilidad de hacer llamadas de voz, Twitter presentó su sistema de streaming en vivo a través de smartphones; Instagram, que cuenta con etiquetas como Facebook, lanzó Layout, para hacer collages de fotos.

Mientras, la integración con el e-commerce se va acercando a la realidad. Es un ejemplo Twitter, que experimenta en ventas, y Pinterest, que eliminó links a sitios de terceros con la idea de agregar un botón de compras y hacerse de ingresos.
Todo se trata de tener y retener tráfico. «En la carrera —señala el español Andreas Schou, experto en redes sociales, consultor, docente e investigador—, gana el que tiene a los usuarios. No necesariamente el de mayor número, pero sí el que tenga volumen para generar ingresos. Por eso, la prioridad es crear la mejor experiencia para captar nuevos usuarios, mantenerlos, y lograr que inviertan allí su tiempo y que vuelvan con más frecuencia».

Se trata, en palabras de Daniel Mercado, coordinador de la maestría en Dirección Comercial de la UADE, de constituir «el estándar del mercado», convertirse en el lugar elegido por los usuarios para pasar su tiempo. Y, de no serlo, ser capaz de corregir el rumbo rápido si el público o las empresas van hacia una u otra red, porque ése es el estándar que se impone. Como está planteada, esa lucha, dice Mercado, «incluye la conquista del otro». De allí que todos tiendan a igualarse.

Por caso, dice Schou, Facebook vislumbra un nuevo estándar con la compra de Oculus. Según el fundador Mark Zuckerberg, las redes fueron del texto a la foto; de allí están yendo al video y, en cinco años, quizás, a la realidad virtual.

Patricio O’Gorman, coautor del libro Diginomics, analiza las transformaciones en función de la «carrera por la atención». Sobre la base de cifras sobre el uso del tiempo online, afirma que «la manera de captar al usuario en dispositivos móviles es a través de juegos, redes sociales o mensajería instantánea». Pero la atención, reflexiona, es más que eso: «Es el camino para lograr vendernos mejor» productos, servicios o avisos (este último, medio de monetización por excelencia de las redes). Cada red es un reservorio de información pasible de segmentar por la que las empresas están dispuestas a pagar.

Fuente: elpais.com.uy

Hello, la nueva app de llamadas de Facebook

Hello es una nueva aplicación desarrollada por los creadores de Facebook Messenger. La plataforma permite a los usuarios recibir información en su dispositivo móvil sobre las llamadas que entran al equipo.

Según el anuncio publicado por Facebook, esta aplicación se puede conectar con los contactos de la red social para ofrecer el servicio de identificación de llamadas entrantes. Hello también proporciona información adicional en la pantalla, como los datos del perfil que determinado contacto comparta en Facebook.

Los usuarios tendrán la posibilidad de bloquear a otras personas para evitar recibir llamadas indeseadas y la aplicación las desviará al buzón de voz que haya sido configurado. Luego, podrá ver el registro en la opción de llamadas recientes.

Hello también permite buscar empresas o personas dentro de su plataforma. Lo interesante de esta aplicación es que, si un contacto no tiene su número enlazado con la red social, el usuario podrá ver su identificación, así no haya almacenado la información en su agenda.

La aplicación integra un servicio de búsqueda de lugares, lo que le permitiría al usuario encontrar, por ejemplo, el teléfono de un restaurante de su barrio.

Por el momento, la aplicación sólo está disponible para usuarios del sistema operativo Android. Sin embargo, hay países en los que aún no se puede descargar.

Fuente: el-nacional.com

Samsung Galaxy S6 Edge, análisis: el smartphone del futuro que esperabas

La búsqueda de la innovación, ese santo grial de la telefonía móvil, en Samsung con los Galaxy S se había vuelto aburrida: mejoras aquí y allá en el procesador, con retoques en la cámara o en la pantalla. Faltaba redondear la ecuación, el efecto wow. Este año, y por fin, el Galaxy S6 Edge ha conseguido eso y mucho más.

¿Qué es?

Es el nuevo terminal insignia de Samsung. Su particular perla en la corona. Y eso es decir mucho. La compañía lo ha dotado con una pantalla de 5,1 pulgadas y una resolución descomunal de 2560×1440 en una panel AMOLED. Si estás leyendo esto desde un PC, es de hecho bastante probable que tu pantalla tenga menos resolución que la del Galaxy S6. La densidad de pixeles es de 577 por pulgada.

samsung galxy edge

Bajó el capó, la bestia se alimenta de un procesador Exynos 7420 fabricado por Samsung. Es sólo un detalle técnico, pero en esta ocasión han prescindido de Qualcomm y apostado por un producto fabricado al 100% por ellos. La cámara es de 16 megapíxeles, la batería de 2550 mAh (algo menor que la del S5) y tiene carga inalámbrica sin necesidad de ninguna funda o aumentar el grosor del terminal. Como detalle controvertido, prescinde de ranura para tarjeta microSD. El espacio que viene de serie es el que tendrás de por vida, almacenamiento en la nube aparte.

¿Por qué importa?

Importa todo. A lo largo de sus cinco años de historia, los Galaxy S han conseguido colocarse no sólo como estandarte de los mejor que Samsung puede hacer, sino como insignia de los mejores teléfonos Android que se pueden comprar. Sin embargo, el enfoque esta vez es algo diferente.

Entendamos por qué. Con los anteriores modelos, Samsung diferenciaba a los Galaxy S a base de meterles unas prestaciones técnicas absurdamente altas para la época. El equivalente tecnológico a subir manga y enseñar bíceps. En esta ocasión, todo eso sigue estando presente pero se ha cuidado también la forma: los materiales, el diseño, la apariencia, el tacto. Todo.

Samsung Galaxy S6  edge 1

Dicho de otro modo: no se siente como un gama media con esteroides. Un patito feo musculado. Ya no. Y esa es la idea más feliz que ha tenido Samsung para la gama alta en mucho tiempo. Una que nos venía debiendo desde hace años

Diseño: cuando la ciencia-ficción se convierte realidad

En inglés tienen esta expresión, ” fake until you make it”, que en esencia viene a decir que aparentes que tienes lo que hace falta hasta que de verdad lo consigas. No se me ocurre una manera mejor para describir la trayectoria de Samsung con el diseño de los Galaxy S.

Samsung siempre intentó parchear la pobre elección en materiales con decisiones que más o menos daban resultado. El borde que parecía metal pero no lo era del S5, los colores más mate para disimular el plástico y las formas algo más suaves del Note 4 por poner algunos ejemplos.

Solo eran espejismos, cualquier sensación premium se disolvía en cuanto sosteníamos el teléfono en la mano. Eso no ocurre, por fin (en serio, por fin) con el S6. Los bordes son de aluminio, la parte trasera está cubierta por un delicado cristal construido con Gorilla Glass 4 y el peso del terminal al sujetarlo es una gozada. Mi principal temor, llegados a este punto, era que pronto se cubriese de marcas y arañazos, pero en los días que llevo con él no sólo no ha ocurrido sino que el teléfono sigue luciendo, impoluto y desafiante, como el primer día.

Todo tiene un precio. Y en el caso del Galaxy S6 ese ha sido sacrificar la posibilidad de una ranura para tarjetas microSD y poder cambiar la batería. Como ya expresé en su momento, me parece un falso drama, absurdo e innecesario. La mayoría de teléfonos de alta gama, por no decir todos, hace tiempo que no permiten cambiar la batería y no veo a nadie por la calle deambulando en busca de un enchufe salvador.

No sólo eso, sino que si lo que queremos es poder salir a la calle sin miedo a quedarnos sin batería hay otras soluciones más eficientes, como comprar una externa recargable. Más cómodo, más elegante y además, e irónicamente, más barato. Si la única tasa a pagar para ver por fin unos acabados decentes en un gama alta fabricado por Samsung han sido sólo esos dos detalles, por favor, sí, gracias.

Con todo, la decisión más acertada en el diseño S6 Edge es la que la da identidad y nombre: los bordes curvados. Son descendientes de un progenitor claro, el Galaxy Note Edge, aunque aquí son menos acentuados y además se disponen a ambos lados del teléfono. Unos párrafos más abajo hablamos de la utilidad y la sensación real que aportan en el uso pero desde un lado meramente estético son, simplemente, lo más espectacular que he visto en un teléfono en años.

Consiguen darle al S6 Edge esta apariencia genial, futurista, el teléfono pseudodistópico que imaginamos para Blade Runner 2 (ahí va una idea gratuita de product placement, Samsung, de nada) o para Terminator. El tipo de teléfono que nace de los sueños más húmedos de la ciencia ficción, el que llevaría Tom Cruise si Minority Report no se hubiese filmado hace ya trece años. (Sí, trece).

Samsung Galaxy S6 Edge 1

Del One M9 decíamos que, por su elegancia y líneas cuidadas, tenía presencia, sabía estar. Encajaba saliendo de una chaqueta un día de boda y encajaba saliendo de unos vaqueros raídos en un concierto de rock. Impoluto e inmaculado, como el niño bueno que hace trastadas pero siempre luce beatífico cuando lo mira un adulto.

Con el S6 Edge me pasa algo parecido pero al mismo tiempo va más allá. Supongo que es, en el fondo, la consecuencia misma de que algo tenga un buen diseño. Por un lado lo veo elegante, cuidado, casi clásico. Pero por otro, con esos dos bordes a un lado y otro es rebelde, atrevido, llama la atención y disfruta cuando la recibe. Durante estos días, sacar el terminal en entornos tan dispares como una quedada con amigos o la cola del supermercado se recibía la misma reacción: “Wow ¿Y ese teléfono?”.

Viene en cuatro colores: negro zafiro, blanco, verde esmeralda y dorado. Mi preferencia, personal, de mayor a menor es: Negro, Verde, Blanco y Dorado. El dorado no es tan estridente como en el caso del S5 pero me sigue pareciendo, ugh, dorado.

Usando el : la curva es bella. No es útil, pero es bella

Mientras sacaba el Galaxy S6 Edge de la caja y lo configuraba, sabía que tenía ante mi un ejercicio exquisito de diseño y calidad de materiales. Me resultaba algo raro, como he dicho, dada la experiencia con los anteriores Galaxy S pero bueno, ahí estaba. Inmediatamente después, y cómo no, comenzaron las dudas.

Galaxy S6 Edge 2

La principal: cómo esos bordes curvados iban a afectar a mi uso diario con el terminal. ¿Iba a aportarme funcionalidades y herramientas que no existen en otros teléfonos? ¿Iba a provocar engorrosos toques accidentales al sostener el teléfono? ¿Iba a definir o cambiar de algún modo mi experiencia con el mismo, a hacer que se sintiese como algo genuinamente nuevo?

En corto: No, no y no. En largo: Hay dos funcionalidades contadas, las cuales ahora detallo, que realmente aporta esa curva. Por otro lado, salvo un par de ocasiones puntuales el borde curvado no ha interferido con mis acciones, al contrario, ha facilitado la interacción en algunos casos. Y no, los bordes hacen que se sienta como algo particular, curioso tal vez, pero no radicalmente innovador, nuevo o distintivo.

galaxy s6 edge 3

Sobre la utilidad. Como avisaba antes, la curva es bella. Muy bella. Preciosa. Pero no es particularmente útil. La funcionalidad más relevante es que podemos asignar colores a diversos contactos y cuando nos llaman uno de los bordes (no dos, uno solo, el derecho) se ilumina con dicho color. La idea es que si el teléfono está boca abajo podamos identificar rápidamente quién es. Si no nos interesa, un doble toque en el sensor de pulso cardiaco rechaza la llamada y responde con un SMS predeterminado. ¿La verdad? Siento que sí, podría llegar a ser útil, pero ni utilizo tanto las llamadas tradicionales (sólo funciona con ellas), ni suelo dejar el teléfono boca abajo ni tampoco es que me ahorre una cantidad de tiempo tan crucial como para llorar de alegría.

Samsung Galaxy S6  edge 1

La segunda funcionalidad es una especie de menú deslizante en el lado derecho que nos lanza diversos contactos favoritos ordenados por colores y permite desarrollar acciones para cada uno. El fallo catastrófico aquí es que esas opciones son solo 3: Llamar, enviar un SMS o enviar un mail con el cliente nativo de Touchwhiz (no Gmail). Es tan limitado que es absurdo. En general, ambas opciones se sienten como una justificación innecesaria para la curvatura de la pantalla.

Y no hace falta, de verdad. La curva es espectacular por sí misma. No son necesarias más florituras.

La batería. La fluidez. La pantalla.

Hablemos de la batería. Aquí el S6 se queda en la misma línea conservadora que el resto de terminales de gama alta. No es mala, en absoluto, pero tampoco es buena ni para dar saltos de felicidad. Con un uso normal/moderado se llega a las 24 horas, lo cual implica que tendrás que pasar por el cargador cada noche antes de ir a dormir. Conscientes quizá del problema, Samsung le ha metido un modo de carga ultrarrápida que promete 4 horas de uso con estar conectado sólo 10 minutos a la corriente.

Tanto el S6 como el S6 Edge llevan carga inalámbrica sin necesidad de aumentar su grosor o de colocarle una funda incómoda. Ante esto, y por un lado: por fin, es otro de esos detalles futuristas que llevo años esperando en un teléfono móvil. Por otro: la realidad es que quiero usarlo en todos lados pero no puedo. No puedo porque no está lo suficientemente extendido aún. Algunos fabricantes, como IKEA, están comenzando a implementarlo. Mi idea del futuro de la batería para móviles y otros accesorios pasa por algo parecido a lo que el S6 luce casi como un experimento: superficies que de manera pasiva cargan nuestros teléfonos. Mesas, tapicerías en los coches, asientos de metro… es mi visión de un futuro donde liberarse de la tiranía del cargador pasa no sólo por conseguir baterías que duren más sino por entornos ubicuos donde lo difícil es, de hecho, no cargar el teléfono cuando reposa sobre una superficie.

En cuanto a la fluidez y velocidad general del dispositivo, la buena optimización del procesador Exynos por parte de Samsung hace que pueda utilizar aquí una palabra fantástica: consistencia. La consistencia, cuando hablamos de un teléfono móvil, es una palabra preciosa. Significa que no puedo decir ” va bien en general salvo quizá en momentos puntuales cuando abro la cámara o la multitarea“, por ejemplo, significa que el teléfono funciona fluido y veloz, sin más, de manera consistente. Abras una aplicación, cargues un vídeo o inicies la cámara rápidamente para fotografiar eso que se te escapa, el teléfono responde al momento. Son esos detalles los que provocan que en el día a día un teléfono se convierta en una extensión de tus manos, de tu pensamiento, antes que un simple instrumento. Consistencia.

No es exclusivo ni nuevo del Galaxy S6 Edge, pero hasta ahora mi funcionalidad consistentefavorita es el doble tap en el botón de inicio para iniciar la cámara. Es un detalle que cada fabricante intenta resolver a su manera. Algunos como Sony le colocan un botón dedicado (que tampoco está mal), otros, como el iPhone, tienen un acceso directo desde el Control Center pero la de Samsung me parece la más efectiva de todas. Quizá por que casi inconscientemente tu dedo siempre reposa sobre el botón de inicio. Doble toque y al segundo ahí tienes la cámara. Elimina cualquier tipo de fricción a la hora de hacer una foto y es maravilloso.

Galaxy S6 Edge 3

Dos detalles adicionales. El sensor de huellas dactilares, por fin, funciona como debe. Tanto en el S5 como en el Note 4 había que deslizar el dedo sobre él. Era incómodo, impráctico y además poco preciso. En el S6 sólo hay que dejarlo reposar y listo. No, no es tan bueno como el del iPhone pero sí lo suficientemente bueno. Por otro lado, el sonido de los altavoces es decente para lo que suele ser un móvil. De nuevo no tan bueno como esos maravillosos frontales del One M9, pero sí lo suficiente teniendo en cuenta que sale de un hueco tan pequeño.

Sobre la pantalla, más arriba mencionábamos que tiene una resolución absurdamente alta y una densidad de 577 píxeles por pulgada. Lo divertido es que es tan, tan, tan alta que simplemente deja de importar. Tus ojos no van a poder apreciarlo. Lo único que necesitas saber aquí es que se ve siempre bien, que quizá se queda algo corta bajo la luz del sol y que el ajuste automático del brillo a veces es un rebelde de alma libre. Nada que no pueda solucionarse afinando el software. Es una pantalla increíble, probablemente la mejor que he visto nunca en un teléfono y cuya resolución desorbitada se debe a que será compatible en los próximos meses con un visor propio de realidad virtual. Parecido al que ya hay para el Galaxy Note 4. La densidad del Note, por cierto, es de “sólo” 518 (frente a los 577 de aquí), así que tengo curiosidad por ver cómo se nota ese aumento de resolución en el modo de realidad virtual. La densidad del iPhone 6, como dato comparativo, es de 401 pixeles por pulgada.

Galaxy S6 Edge 4

Y por último, Touchwhiz. Con el S6, Samsung ha eliminado todo tipo de carga, floritura o añadido irrelevante de la interfaz. Es algo, de hecho, muy poco Samsung, pero es genial. Touchwhiz no sólo luce ahora más elegante que nunca por culpa de adaptarase al Material Design de Android Lollipop sino que la interfaz está más libre de interrupciones, confusiones y distracciones que nunca. Algunos elementos, como la cámara, se benefician particularmente de este detalle.

Solía considerar que TouchWhiz era uno de los principales lastres no sólo para un Galaxy S, sino para cualquier Samsung. Con esta última actualización la compañía ha conseguido, como mínimo, que me parezca igual de bueno que Android nativo, de stock. Y eso es un avance gigantesco.

La mejor cámara que he probado nunca

Galaxy S6 Edge 5

Hay pocas maneras de resumir mejor la cámara del Galaxy S6. Es la mejor que puedes encontrar ahora mismo en un teléfono. Sin más.

Es, como decía más arriba, muy fácil de usar (doble pulsación en el botón de inicio y ya la tienes disponible) y responde perfectamente en la inmensa mayoría de situaciones, mejor incluso que mi otro teléfono de referencia para comparar resultados, un iPhone 6.

Precisamente en el iPhone, y aunque monta otra cámara fantástica también, mi mayor queja es que la interfaz limita en gran parte las funcionalidades de la cámara. Es más simple, qué duda cabe, pero a costa de sacrificar parte de la experiencia. En el caso de Samsung, esa tendencia al minimalismo y a eliminar opciones redundances o innecesarias da como resultado una interfaz que es clara pero al mismo tiempo potente bajo el capó.

Fuente: es.gizmodo.com

Diseñan batería de aluminio que carga teléfonos en un minuto

Se encuentra en fase experimental pero los investigadores destacan que esta batería de aluminio podría terminar siendo una alternativa comercial tanto a las baterías de ión-litio como a las pilas alcalinas

Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford (EU) ha desarrollado una batería de aluminio de alto rendimiento y durabilidad capaz de cargar un teléfono móvil en menos de un minuto.

El desarrollo, publicado esta semana en la revista científica Nature, se encuentra en fase experimental pero los investigadores destacan que esta batería de aluminio podría terminar siendo una alternativa comercial tanto a las baterías de ión-litio (las habituales en portátiles y teléfonos móviles) como a las pilas alcalinas.

El aluminio ha sido un material con el que se ha experimentado durante décadas para el desarrollo de baterías comercialmente viables, pero ahora un equipo liderado por el catedrático de química Hongjie Dai ha logrado diseñar una propuesta de alto rendimiento, carga rápida y más económica que las de ión-litio.

El desafío era encontrar un material capaz de producir suficiente voltaje tras repetidos ciclos de carga y descarga.

La batería desarrollada tiene dos electrodos: un ánodo y un cátodo -que se ha hecho con grafito- cargados, que se dispusieron junto a un electrolito líquido iónico.

El resultado es una batería capaz de cargar un teléfono móvil en un minuto, que mantiene su capacidad durante 7 mil 500 ciclos de carga (frente a los mil de una batería de ión-litio estándar) y que se puede doblar, con lo que tiene potencial para ser utilizada en dispositivos flexibles.

La batería recargable experimental genera unos dos voltios de electricidad, la mayor hasta la fecha para una de aluminio, pero los investigadores trabajan para alcanzar el voltaje de una de litio, que es del doble.

“Mejorando el material del cátodo podría aumentarse el voltaje y la densidad de la energía”, indica en la web de Stanford el científico Dai.

Los investigadores destacan su bajo coste, baja inflamabilidad -no se prende ni cuando es perforada, frente a las de litio, que pueden salir ardiendo- y su alta capacidad para contener mucha carga.

“Hemos desarrollado una batería de aluminio recargable que puede reemplazar los actuales, tales como las pilas alcalinas, que son malas para el medio ambiente, y las baterías de ión-litio, que a veces salen ardiendo”.

Fuente: eluniversal.com.mx

WhatsApp permitirá hacer copias de seguridad en Google Drive

Cada vez son más las alternativas y fundamentos que proporciona la aplicación WhatsApp para que los usuarios se sientan conformes con sus prestaciones de servicios.
Para todos aquellos que por costumbre o necesidad guardan las conversaciones, audios o videos, en poco tiempo y con la nueva versión de la aplicación, tendrán la posibilidad de almacenar toda esa información como copia de seguridad en Google Drive.
En principio, y de acuerdo a los informes preliminares, esta opción estará disponible solamente enAndroid. Por ahora habrá que aguardar para saber si los sistemas operativos iOS, Windows Phone o Blackberry también ofrecen esta opción.
Fuente: lagaceta.com.ar

Con Digicel tu saldo y tus minutos nunca vencen

Con Digicel, nunca mas perderás tus minutos, ni tu saldo. “Lo que es tuyo, es tuyo”, es la innovadora promesa de la compañía de telefonía celular.

You need to install or upgrade Flash Player to view this content, install or upgrade by clicking here.

Como parte del lanzamiento el Team Digicel recorrió las calles de la ciudad morena, promocionando su novedosa iniciativa y regalando atractivos promocionales para los usuarios Digicel y público en general.

De hoy en adelante los clientes Digicel podrán conservar sus minutos, paquetes de datos y planes pospago, utilizándolos cuando ellos lo elijan, es decir que no tendrán fecha de vencimiento.

El trascendental cambio, viene a sumarse a iniciativas en las que Digicel a sido pionero como, “El cobro al segundo exacto”.

Los usuarios que ya poseen un servicio se mostraron felices de la nueva iniciativa de Digicel.

Con esta actualización en los servicios la compañía invita a los clientes que están cansados de restricciones que se adquieran su chip o servicio Digicel y empiecen a gozar de lo que es suyo.

Samsung Galaxy S6 tendrá una batería de 2600 mAh

Muchos rumores rondan el lanzamiento del flamante Samsung Galaxy S6, incluyendo su espesor. Pero mientras más se acerca el Mobile World Congress de Barcelona, más datos se van confirmando. Esta vez, debido a una serie de fotos filtradas dentro de una fábrica de baterías china, se ratificó que la batería del próximo flagship de Samsung será de 2600 mAh.

Aunque no está confirmado por la empresa, hay una gran posibilidad de que estas piezas pertenezcan a los Galaxy S6 o S6 Edge. Sin embargo, no queda del todo claro si estas baterías serán de repuesto o las originales con las que llegará el smartphone a las tiendas.

Cabe destacar que los 2600 mAh son inferiores a los 2800 mAh del S5, pero el dispositivo estará diseñado con mejoras en su software y hardware para optimizar su rendiemiento y bajar el consumo de la batería. Además, se especula con una nueva tecnología de polímero y la capacidad de cargar el dispositivo de forma wireless, por lo que no habrá que preocuparse por este asunto.

Fuente: lavoz.com.ar