Entradas

Jim Carrey genera polémica por comentario sobre vacunas

El veterano comediante Jim Carrey calificó al gobernador de California de ser “un fascista corporativo” por aprobar una ley que obliga a que todos los niños sean vacunados.

En una seguidilla de tuits, Carrey dijo que no está en contra de la vacunación en sí, pero consideró que las vacunas que son defendidas por este estado del oeste de Estados Unidos contienen neurotóxicos, entre ellos mercurio.

“Todo lo que pedimos es que quiten los neurotóxicos de las vacunas. Háganlas libres de toxinas. La historia demostrará que es una solicitud razonable”, escribió Carrey.

El gobernador Jerry Brown firmó el martes una ley que requiere que todos los menores sean inmunizados antes de comenzar el jardín de infancia –a menos que un médico prescriba lo contrario–, en respuesta a un brote de sarampión que puso en jaque a las autoridades sanitarias a finales de 2014.

Carrey comenzó su serie de tuits el martes, cuando escribió: “El gobernador de California aprueba envenenar a más niños con mercurio y aluminio en vacunas obligatorias. Este fascista corporativo debe ser detenido”.

Y añadió: “Dicen que el mercurio en el pescado es peligroso, pero que forzarnos a inyectarles a nuestros niños el mercurio del timerosal no lo es. ¿Tiene sentido?”.

Se refería a un compuesto organomercúrico que se usa como conservante en la vacuna conocida como timerosal o tiomersal.

La oficina del gobernador de California no respondió de inmediato las solicitudes de comentarios.

La medida de Brown tuvo el apoyo de republicanos y demócratas luego de que el brote de sarampión en diciembre en el parque temático Disneyland afectara a unas 130 personas.

En total, se registraron 159 casos de sarampión entre enero y abril en 18 estados y la capital estadounidense.

Esta enfermedad viral se creía desaparecida desde hacía años gracias a los programas de vacunación del país, pero volvió luego de que algunos padres dejaran de vacunar a sus hijos debido a creencias -según los científicos infundadas- de que pueden causar autismo.

 

Fuente: RPP

Católicos chilenos protestan por nombramiento de obispo vinculado a abuso sexual

Cientos de católicos se reunieron el sábado en una iglesia de la pequeña ciudad chilena de Osorno para protestar por la designación del obispo Juan Barros, acusado de proteger a uno de los más conocidos pederastas del país.

El nombramiento desató la ira de muchos parroquianos y puso en duda la promesa del Papa Francisco de acabar con los abusos sexuales en la Iglesia.

Sus críticos dicen que Barros estaba al tanto y ayudó a encubrir los abusos del padre Fernando Karadima, cuyo caso es el más infame de varias acusaciones de pedofilia dentro de la Iglesia Católica en Chile.

En el 2011, Karadima fue hallado culpable por el Vaticano de abusar de niños adolescentes durante muchos años. Libre de cargos penales después de que la investigación en su contra naufragara por cuestiones técnicas, la Iglesia lo castigó prohibiéndole celebrar misas públicas.

Karadima fue mentor de varios sacerdotes jóvenes, incluyendo a Barros.

Juan Carlos Cruz, una víctima de Karadima que ahora vive en Estados Unidos dice que Barros hacía el “trabajo sucio” del cura pederasta, rompiendo cartas de víctimas que detallaban los abusos, y que el recién nombrado obispo estaba presente cuando los abusos ocurrieron.

“Esto contradice exactamente todo lo que ha dicho el Papa. Y sin embargo estando informado, el Papa lo nombró” a Barros como obispo, dijo Cruz a Reuters.

“Estábamos acostumbrados a las bofetadas de la jerarquía católica (en Chile) (…), pero recibirla de la propia mano del Santo Padre, esta bofetada es lo más triste”, agregó.

 

Muchos católicos chilenos habían repudiado el planeado nombramiento.

El padre Alex Vigueras, superior provincial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús y María en Chile, dijo esta semana que la designación los “dejó perplejos”.

Unos 30 sacerdotes y diáconos de la zona de Osorno escribieron una carta el mes pasado al nuncio papal pidiendo la renuncia de Barros, y algunos políticos también cuestionaron el nombramiento.

Barros ha buscado distanciarse de Karadima y niega haber tenido conocimiento de los abusos.

 

Fuente: Reuters