Entradas

LA LIBERTAD DE AMAR

[sam_ad id=”14″ codes=”true”]

Hace muchos años no creía que alguien pudiera amarme, idealizaba la palabra “te amo” como algo reservado para una pareja o algo así…. Me era extremadamente difícil decir “te amo” porque hoy entiendo que no entendía que significaba eso  porque realmente no conocía a Dios y no había tenido el encuentro con Cristo que tuve y carecía de la presencia de su Santo Espíritu.

Hace unos días una amiga muy cercana quien es para mi como una hermana hizo un comentario similar que alguien le había icho “le amo” y que ella ni lo creía ni sentía….. y  hace unos minutos alguien a quien en repetidas ocasiones le expresan un “te amo” pidió que no se lo dijeran …..le pedí al Espíritu Santo me orientara como ayudar a otros a contagiarse del amor agape porque comprendo ahora que cada uno de nosotros  somos el reflejo  de Cristo y es imposible pasar por la vida sin aprender a amar….. y me llevo a este versículo que comparto este día con ustedes.

Jesús, mi amado, con sus enseñanzas, provocó la más grandiosa de las transformaciones del mundo, en su mentalidad y en sus leyes. Entre muchas enseñanzas resalta el amor como la base de la convivencia humana, en la familia, en la iglesia y en la sociedad en general. El amor que Jesús enseñó es un concepto muy elevado pero posible de practicar, de hecho, Él mismo mostro en su propia experiencia como llevarlo a la práctica. Eso nos anima a pensar que el amor el posible y que es la solución a tantas situaciones de odio e injusticia que se viven a niveles individuales y sociales en nuestro país.

En la mayoría de los casos el amor que se declara depende del atractivo físico, de la conveniencia material y de la correspondencia del ser amado, es decir, amamos a quienes nos aman y somos indiferentes a los demás, este es el “amor porque”, o sea, te amo porque eres bueno… atractivo… agradable… inteligente… rico… etc. En la Biblia la palabra utilizada es ágape, amor ágape es amor incondicional, podríamos decir que es “amor a pesar de”, te amo a pesar de que no me ames… a pesar de que me hagas daño… a pesar de que no me des nada. Esta es la forma en que Cristo nos amó, al grado que estuvo dispuesto a entregar por nosotros su vida, ese es el amor al que estamos llamados pues somos libres de amar a todos. El otro extremo lo dice Jesús que amemos a nuestros enemigos y hagamos bien a quienes nos hacen mal. El apóstol Pablo hace una descripción de esta clase se amor en 1 Corintios 13.

Si nos declaramos seguidores de Jesucristo y no sabemos amar y perdonar, en realidad no le seguimos.  Su declaración es enfática en Juan 13:35, se sabrá que son mis seguidores si tienen amor los unos con los otros. Entre nosotros debe haber siempre amor, siempre perdón y siempre tolerancia. Si otros cometen errores también nosotros los cometemos, por lo tanto nada debe empañar nuestra comunión con el Espíritu Santo y con los demás, no debe haber ningún sentido de culpabilidad. Y vamos más lejos, si logramos incorporar al amor como parte de nuestro comportamiento cotidiano, en cualquier lugar donde estemos y con cualquier persona, puesto que todos son mi prójimo; la gente sabrá que somos seguidores del Señor, no amemos de palaba ni de lengua, sino de hecho y en verdad, al conocer a Dios no puedes callar y ocultar tu amor….se libre para decir “te amo” .

Dra Claudia Cerrato

MI MEJOR RELACION

[sam_ad id=”14″ codes=”true”]

Pretender practicar una religión sin tener una relación con el Padre es mas que falacia….Dios es nuestro Padre y como tal requiere que usted y yo no tengamos estatutos humanos para acercarnos a Él… nuestro Padre, quien nos ha amado desde antes de la fundación del mundo , es el pilar vital del diario mover  de nuestra vida…. Es a través de esa acción llamada RELACION en que usted y yo debemos de establecer una cercanía permanente y definida con nuestro Creador.

Nos ha amado desde la eternidad que ha dado a su hijo para que tengamos de nuevo el regalo invaluable de la vida eterna a su lado, podemos alcanzar el perdón y la salvación, esto nos es dada por Jesucristo nuestro Salvador…y este tiempo es  excelente para poder reflexionar sobre su amor, su misericordia su mismo sacrificio para nuestra salvación….

Cristo icono de pureza, amor, obediencia y poder, un Ser divino insuperable que venció la misma muerte para que podamos regresar a nuestra patria celestial.

Relacionarnos con el Padre debe ser lo que mas  anhele nuestro corazón, nuestro espíritu grita por ello, debemos armarnos de valor para saber que somos totalmente responsables por edificar, fortalecer y cuidar esta relación, si tenemos una sana relación con Dios Padre tendremos relaciones sanas con todo ser humano, con la naturaleza  y con nosotros mismos como templo y morada del Espíritu Santo de Dios.

Comienza con una relación sana con Papá aceptando al Señor Jesucristo como tu Salvador Personal, activando así el Poder del Espíritu Santo en tu vida y accesando al avance espiritual en una sana e irrevocable relación con aquel que mas te ha amado, te ama y te amara para toda la eternidad.

Romanos 8:16-17 (RV) El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios, y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que seamos glorificados.

Dra. Claudia Cerrato