Entradas

El temor de Rafael Correa por el acuerdo entre Colombia y las FARC

Ecuador está reforzando su frontera con Colombia ante los posibles impactos que pudieran producirse en esa zona tras el anuncio del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, dijo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

«Históricamente, en esta clase de procesos hay una parte de milicianos que no se desmoviliza y se convierte en bandas desorganizadas y delictivas«, dijo Correa en un encuentro con periodistas en la provincia suroccidental del Guayas.

El mandatario, quien consideró una gran noticia el acuerdo y dijo que «el balance de la paz con las FARC es tremendamente positivo para Colombia y Ecuador», admitió, sin embargo, que «puede haber problemas«.

«Estamos atentos al proceso colombiano. Nos hemos preparado para eso«, declaró.

Recordó que cuando se desmovilizaron los paramilitares en el vecino país «hubo un sector que no aceptó el desarme (…) y son las Águilas Negras, etcétera, que operan en la frontera», indicó al señalar que «algo similar puede pasar con parte de las FARC«.

«Por eso hemos tomado todas las precauciones, estamos reforzando fronteras, teniendo una gran comunicación y coordinación con Colombia, pero todo esto puede mitigar los impactos, no eliminarlos totalmente«, admitió.

Fuente: Infobae

Histórico: el gobierno colombiano y las FARC firmaron el cese definitivo del fuego

El gobierno colombiano y las FARC oficializaron este jueves en La Habana el abandono de las armas por parte de la guerrilla y la garantía de seguridad para los desmovilizados.

Uno de los puntos del acuerdo establece que Naciones Unidas tomará la totalidad de las armas de las FARC. «La ONU recibe la totalidad del armamento de las FARC-EP para destinarlo a la construcción de 3 monumentos, acordados entre el gobierno nacional y las FARC-EP», señaló el acuerdo suscrito en La Habana para un cese del fuego definitivo en Colombia.

El pacto remarca que las FARC terminarán la entrega de armas a Naciones Unidas 180 días a contar a partir de este jueves.

Además, según el documento, una vez que entre en vigor el acuerdo, a partir del primer día «la Fuerza Pública reorganizará sus esquemas para que las FARC puedan retornar y reorganizarse en 23 zonas». A partir del día cinco, se «desplazarán a esas zonas siguiendo las rutas establecidos en el acuerdo».

Tras firmar el acuerdo, el jefe de las FARC, Timoleón Jiménez alias«Timochenko», advirtió durante su discurso que el gobierno colombiano y la guerrilla están muy cerca de la firma del acuerdo final. «Estamos a las puertas de un acuerdo final», aseguró, y deseó «que este sea el último día de la guerra».

Por su parte, el presidente cubano Raúl Castro, garante del diálogo en La Habana, declaró: «El proceso de paz no tiene vuelta atrás. Ésta es la victoria de Colombia pero también de toda nuestra América». Y agregó: «Ante las diferencias, diálogo. Ante los retos, concertación. La paz en Colombia será una esperanza para millones de personas en el planeta que luchan por sobrevivir».

También tomó la palabra el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien tras manifestar su «profunda admiración» por los equipos negociadores, señaló que «el proceso de paz colombiano valida la perseverancia de todos aquellos que pelean por poner fin a los conflictos en todo el mundo».

El gobierno colombiano y las FARC negocian desde noviembre de 2012 en La Habana un acuerdo que permita establecer una paz «duradera y estable» en Colombia, con base en una agenda de seis puntos, de los cuales han alcanzado pactos provisionales en cinco, entre ellos uno de lucha contra el narcotráfico y otro de reparación a las víctimas.

Las partes anunciaron que se concluyó la discusión sobre el espinoso punto sobre el fin el conflicto, que incluye el alto el fuego, la dejación de armas, el cese de hostilidades y las garantías de seguridad para los rebeldes.

El acto en La Habana estuvo encabezado por Santos y el jefe supremo de las FARC, Timoleón Jiménez, «Timochenko». Además, estuvieron presentes representantes de los países garantes del proceso de paz: por Cuba, el presidente Raúl Castro, y por Noruega, el canciller Borge Brende; y de los países acompañantes: los presidentes de Chile, Michelle Bachelet, y de Venezuela, Nicolás Maduro.

La firma de este acuerdo sobre el fin del conflicto con las FARC abre la puerta para sellar la paz definitiva, que, según anunciaron las partes, puede tener lugar en las próximas semanas.

El conflicto colombiano ha enfrentado durante más de 50 años a guerrillas, paramilitares, miembros de la fuerza pública y grupos del narcotráfico y ha dejado un saldo de alrededor de 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Líderes del mundo celebraron el acuerdo entre el gobierno de Colombia y las FARC

Las repercusiones por el histórico acuerdo alcanzado en la madrugada del miércoles entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC no se hicieron esperar.

Después de que se anunciara que Santos viajará este jueves a La Habana para participar en el anuncio oficial, junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y otros mandatarios de la región, como Michelle Bachelet, los líderes del mundo celebraron lo pactado.

El Departamento de Estado de EEUU saludó el acuerdo con un mensaje de su vocero, John Kirby. «Estados Unidos da la bienvenida al anuncio, deseando la llegada del evento mañana, y esperamos que las partes sigan avanzando hacia un acuerdo final de paz«, señaló.

El año pasado, Estados Unidos nombró un enviado especial para el proceso de paz colombiano, Bernie Aronson, que también viajará a La Habana.

Aronson será el encargado de representar a EEUU en el evento oficial de alto perfil presidido por Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño Echeverri, alias «Timochenko», líder máximo de las FARC, junto al presidente de Cuba, Raúl Castro, y el canciller de Noruega, Borge Brende, los dos países garantes del proceso de paz.

Además, el secretario adjunto de la Oficina Asuntos Internacionales Antinarcóticos, William Brownfield, declaró que espera que el cese del fuego anunciado hoy en Colombia tenga un impacto regional en materia de narcotráfico. «Sin duda, cuando un gobierno negocia la conclusión de casi 50 años de conflicto armado con una banda que es una de las organizaciones narcotraficantes más grandes del mundo, habrá impacto en términos de la droga ilícita«, expresó Brownfield en una conferencia de prensa en Costa Rica.

Por su parte, el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, consideró el miércoles que el acuerdo para el cese del fuego bilateral supone «un avance decisivo en el camino hacia la paz».

«Es hora de que el ELN (el Ejército de Liberación Nacional) siga este ejemplo alentador y contribuya también al cese de la violencia en Colombia«, manifestó Steinmeier con relación a la segunda guerrilla más importante de Colombia, que no forma parte de las conversaciones.

Para el jefe de la diplomacia alemana, el acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla anunciado acerca el final exitoso de las negociaciones de paz, el objetivo que anhelan los colombianos «tras décadas de derramamiento de sangre».

Steinmeier garantizó que Alemania, con el comisionado del gobierno para el proceso de paz en Colombia, Tom Königs, mantendrá su apoyo al país latinoamericano en su camino hacia la paz y la reconciliación, con apoyo a la Justicia y ayuda a las víctimas y a integración de los desplazados internos.

También el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, celebró y dio su apoyo al acuerdo de alto el fuego bilateral y definitivo entre el gobierno colombiano y las FARC.

«#SíALaPaz Celebramos y apoyamos histórico acuerdo entre Juan Manuel Santos y FARC de cese del fuego bilateral y definitivo«, escribió Almagro en su cuenta de la red social Twitter. «Construir paz es una labor constante. Continuaremos apoyando todos los esfuerzos @OEA_oficial», agregó en otro mensaje.

La OEA acompaña a Colombia con su Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP) desde 2004, con un mandato que se ha extendido hasta enero de 2018.

Entre los gobiernos europeos que saludaron el paso dado el miércoles también está el gobierno español, que lo calificó este miércoles como «un gran paso» hacia una «paz estable y duradera» en Colombia.

Madrid congratuló al gobierno del presidente Santos por haber alcanzado el acuerdo con las FARC. «Este acuerdo constituye un gran paso hacia la consecución de una paz estable y duradera en Colombia y una espléndida noticia para Iberoamérica» y la comunidad internacional, señaló el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de España.

Repercusiones en la región

«Se trata de un paso fundamental hacia el fin de la violencia y la pacificación definitiva de Colombia, que representa una victoria para todos los colombianos y un motivo de júbilo para la región como un todo», aseguró a través de un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, en un mensaje de felicitación al pueblo y al gobierno colombianos.

Además, reafirmó su disposición a contribuir con el gobierno del país vecino y amigo para su plena implementación, lo que considera que abrirá «un nuevo capítulo» para Colombia.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, definió como «momento histórico» el anuncio y saludó a su par y al pueblo colombianos. «Un fuerte abrazo al Pdte @JuanManSantos y al pueblo colombiano, en este momento histórico del cese del fuego que hará posible la paz», señaló en su cuenta en la red social de Twitter.

Hizo lo propio el gobierno de México a través de su canciller,Claudia Ruiz Massieu, quien definió el pacto como «un camino para la paz definitiva en Colombia, dando así por terminado uno de los conflictos armados más añejos del continente». «Es un anuncio que celebramos», saludó.

El ministro de Relaciones Exteriores salvadoreño, Hugo Martínez, aseguró hoy que el alto el fuego en Colombia «permitirá consolidar» la democracia en América Latina porque «coloca a la región como una zona de paz». Mientras tanto, la Cancillería de ese país anunció que el presidente Salvador Sánchez Cerén será «testigo de honor» en el anuncio oficial de cese del fuego el jueves en Cuba.

En el mismo sentido se pronunciaron a su vez el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y el presidente guatemalteco, Jimmy Morales.

Juan Manuel Santos

El anuncio

«Hemos llegado con éxito al Acuerdo para el Cese del Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo», indicaron hoy los negociaciones del Gobierno y de las FARC en un comunicado conjunto leído en la capital cubana por el guerrillero Marco León Calarcá, alias «Luis Alberto Albán», y Marcela Durán, jefa de comunicaciones del equipo de paz de Santos.

El entendimiento incluye otros aspectos fundamentales para el fin del conflicto en Colombia, como la dejación de armas por parte de la guerrilla, las garantías de seguridad, la lucha contra el paramilitarismo y sus redes de apoyo y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz.

Fuente: Infobae

Con fiesta cívica Gobierno celebrará XXIII aniversario de Acuerdos de Paz

El XXIII aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz se celebrará este viernes con la presencia de los firmantes, los negociadores por parte del gobierno en 1992 y el FMLN, afirmó el Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez.

El orador principal de la conmemoración será el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, quien llegará al país este jueves y partirá dos días después. El lema de la conmemoración de la firma de la paz es “Trabajando por nuestro más preciado logro”.

“Nos llena de enorme satisfacción que el Secretario Ban Ki-moon pueda ser parte de esta fiesta nacional. Su participación es un respaldo a los Acuerdos de Paz, reconocidos como ejemplo exitoso de diálogo y solución pacífica de conflictos”,

indicó el Canciller Martínez.

El funcionario destacó que el “lema de conmemoración de firma de los Acuerdos de Paz alude a que la construcción de la paz y la democracia es una tarea diaria”.

La ceremonia iniciará con presentaciones artísticas alusivas a la conmemoración y culminará con el mensaje del Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

Como parte de su agenda, el máximo funcionario de la ONU sostendrá una audiencia privada con el gobernante y posteriormente brindarán una breve declaración conjunta a la prensa.

Posteriormente, Ban Ki-moon asistirá  a una sesión solemne en la Asamblea Legislativa y también a una sesión de corte plena de la Corte Suprema de Justicia.

El Canciller Martínez y otros ministros se reunirán con el Secretario General de la ONU para abordar temas de agenda bilateral y asuntos de interés multilateral.

La tarde del viernes 16, el mandatario salvadoreño inaugurará una exposición alusiva a la paz, organizada por la Secretaría de Cultura de la Presidencia, en el Museo Nacional de Antropología (MUNA), la cual permanecerá abierta al público en general, especialmente para que las nuevas generaciones conozcan sobre este importante acontecimiento histórico.

El ministro Martínez destacó que “para este gobierno es crucial que las fuerzas vivas del país sean parte de la conmemoración”, por lo que se espera la participarán de distintos sectores representativos de la sociedad civil.

Se prevé que en el acto que se realizará en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO) se congreguen los tres Órganos del Estado, instituciones surgidas de los Acuerdos de Paz y otras entidades del país.

Fuente: transparencia.gob.sv