Entradas

¡Nuevas Alturas!

Es deber del Cristiano es emprender cada mañana un viaje hacia nuevas alturas por medio de la fe en Jesús, esto requerirá de dedicación y mucha pasión por lo encomendado; deberás salir de la zona de la comodidad y estar dispuesto a sacrificar la comodidad y a la vez retro al miedo o amores que llevamos dentro, todo esto es posible si tus ojos esta puestos en Dios.

Para lograr mayor elevación necesitamos botar toda carga innecesaria y proceder a reacomodar lo importante dentro de la  vida, en otras palabras a priorizar, ordenar, y  valorar lo que realmente es importante para lograr la elevación que necesitamos en el menor tiempo posible; analiza cuales  son aquellas cosas que en los últimos días no te han permitido despegar del suelo.

El combustible es de mucha importancia en esta trayectoria, al pensar en esto analiza cuales son
aquellos pensamientos que te tienen atado al pasado esos pensamientos negativos que nos siguen por donde quiera que nos movemos en la vida diaria; divorcios, fracasos, críticas, falta de valor. Todas esas cosas que de una manera u otra nos marcaron para mal.

La motivación es el mejor combustible con el que puedes contar, por ello será muy importante que te rodees de gente adecuada y positiva, gente de buen corazón y con tus mismas metas como también en sus retos personales; esto si es posible todo lo que necesitas es estar proyectado hacia nuevas alturas y determinado a alcanzarlas en un tiempo estipulado. Cada día tendrás nuevas fuerzas eso promete Dios a sus fieles, y tu y yo somos sus hijos.

Debes estar preparado para  experimentar viento en contra en todas las  palabras de oposición, esto es normal en especial cuando sabemos que vamos a elevarnos por encima de las personas promedio, esto genera incomodidad o resentimiento  en los conformistas en aquellos que decidieron rendirse ante la dificultad o ser parte del sistema convencional de las cosas. Tú y yo no somos de esos
notorios estamos diseñados por Dios para llegar a nuevas alturas.

¡Pon tus sueños en manos de Dios y eleva tu vida a nuevas alturas!

¿Quién Te Dijo Que Sería Diferente?

No todo liderazgo es bíblico, el liderazgo bíblico tiene ciertas características inconfundibles e irrefutables; en primer lugar el liderazgo bíblico es un llamado de Dios y es de carácter irrevocable y eterno, todo aquel que abandona el llamado que recibió de Dios pone en tela de juicio el llamado genuino. El llamado de Dios está acompañado de señales y prodigios que trascienden  las fronteras del entendimiento humano o sea cosas que ojo jamás  vio y mente jamás imagino serán las que experimentarás en tu ministerio.

El liderazgo bíblico en segundo lugar tiene una gran connotación de humildad, ningún líder puesto y escogido por Dios es altanero ya que él reconoce que Dios fue quien le llamó al servicio de sus ovejas; estima todo lo que pude tener como basura al compararlo con aquello que Dios le ha entregado, sea grande, mediano o pequeño, lo ve como su tesoro mas preciado. El verdadero siervo de Dios  sirve a su prójimo y al necesitado antes de servir a su carne o a su vientre, estima a los demás como mayores no por miedo sino como  muestra de su sumisión a Dios y su llamado.

La sumisión a las autoridades es una muestra más de lo por Dios recibido o sea ese llamado irrevocable de parte de Dios, no se puede ser líder sin haber sido mentoriado, ese también  es parte del proceso a crecimiento en el liderazgo Cristiano. La sumisión por dura que  sea la carga impuesta; veo a Jesús  orando en Getsemaní y pienso cuán difícil fue someterse a la voluntad de Dios quien antes de la fundación del mundo le escogió para su gloria y victoria sobre la muerte. Fue Dios quien lo puso por propiciaron de nuestras faltas para tener nosotros los caídos paz para con Él.

Los resultados serán también  parte de la evidencia que todo ser llamado por Dios tendrá como señal del respaldo del Creador y Dios en su gestión  ministerial, no hablo de casas, edificios, albergues, hablo de personas cambiadas por la gracia de Dios para salvación y bendiciones de otros; los resultados  fueron la evidencia que acompañaron a Jesús  cuando inició  su ministerio terrenal, los milagros fueron su tarjeta de presentación ante una población  muy religiosa y llena de prejuicios espirituales. Cuando tienes o cuentas con el respaldo de Dios milagros sobrenaturales acompañan tus acciones, ya sea  provisión, sanidad, multiplicación, todas estas cosas aparecen en la vida del que cree.

 

¿Quién  dijo que sería diferente?

– EL LLAMADO ES IRREVOCABLE

– EL LLAMADO ES ETERNO

– EL LLAMADO SE EJERCE CON HUMILDAD

– EL LLAMADO DE EJERCE CON SUMISIÓN

– EL LLAMADO SE CONFIRMA EN LOS RESULTADOS TRASFORMADORES

 

¡Si es diferente, osaría decir que no es un llamado de Dios!