Entradas

Nuevo tipo de cirugía puede combatir la obesidad

Un grupo de científicos ha probado con éxito en ratones una nueva técnica quirúrgica que podría llegar a sustituir a las «complicadas» e «invasivas» operaciones de reducción de estómago en humanos, publica hoy la revista británica «Nature».

Este nuevo procedimiento, desarrollado por expertos del Vanderbilt University Medical Center de Nashville (EE.UU.), consiste en desviar flujo de bilis hacia la parte final del intestino delgado -el íleon-.

El resultado sobre la pérdida de peso en roedores obesos es comparable al que ofrecen métodos más tradicionales, como la gastrectomía vertical o la cirugía bariátrica.

En esta última, que requiere una mínima incisión al ser por vía laparoscópica, se usan corchetes quirúrgicos para reducir el estómago del paciente, que se une a un asa de intestino delgado mediante el denominado by-pass gástrico.

Por contra, la gastrectomía vertical extirpa hasta el 90 por ciento del estómago del paciente y el órgano queda reducido a una especie de conducto con una capacidad de absorción aproximada de 50 a 60 gramos.

En ambos casos, el resultado es que el paciente come menos y, al mismo tiempo, absorbe menos del alimento que ha ingerido, por lo que figuran entre los métodos quirúrgicos «más efectivos» para lograr «una pérdida de peso duradera» y «revertir los síntomas de la diabetes en humanos», apuntaron los autores de la citada investigación, con el experto Naji Abumrad a la cabeza.

Estudios anteriores, recuerdan, también han demostrado que los ácidos biliares potencian los «efectos metabólicos positivos» que generan los by-pass gástricos.

Teniendo en cuenta este conocimiento, Abumrad y sus colegas conectaron la vesícula biliar de ratones obesos a diferentes partes del intestino delgado y compararon después los «beneficios metabólicos» que tuvo esta intervención con los de un by-pass durante un periodo de hasta ocho semanas.

Los expertos descubrieron que la simple inyección de flujo de ácido biliar en el íleo es suficiente para obtener efectos similares a los que generan «procedimientos quirúrgicos tradicionales más complicados».

Al parecer, esos efectos son consecuencia de una reducción en la absorción de grasa en el intestino delgado y a cambios en la microbiota o flora intestinal, según el estudio.

Aunque este nuevo procedimiento es «menos invasivo» y más sencillo desde el punto de vista técnico, los autores advierten de que su seguridad y eficacia a largo plazo no han sido aún determinados.

Además, sostienen, esta técnica podría ser inviable para pacientes obesos o diabéticos cuyas vesículas biliares han sido extirpadas para combatir los cálculos biliares.

También es aún pronto para conocer con exactitud hasta qué punto esta nueva intervención quirúrgica es reversible.

Fuente: nacion.com

Google enseñará cirugía a sus robots para que ayuden en quirófanos

Google se ha aliado con la compañía Johnson & Johnson para desarrollar una nueva plataforma de robótica, dedicada a la medicina. Así, la compañía famosa por su motor de búsquedas, apuesta por la medicina de una forma que nunca antes imaginamos.

Desde Google anuncian que desarrollarán una plataforma que se basará en el uso de robots asistentes en el quirófano, para que ayuden a los doctores en las operaciones e intervenciones más delicadas. Los robots de quirófano existen desde hace algún tiempo, pero la idea de Google es mejorar sus sistemas y la plataforma, y para ello trabajará con Ethicon, filial de Johnson & Johnson, compartiendo tecnologías y patentes para lograr su cometido.

En primer lugar, debemos recordar que Google es una compañía que trabaja en muchísimo más que simplemente productos relacionados a Internet. Los de Mountain View se han dedicado a investigar y desarrollar nuevos usos para la robótica y dispositivos automatizados, como el famoso vehículo que se conduce solo en el que están trabajando. Además, Google es dueña de Boston Dynamics, una empresa experta en el desarrollo y diseño de robots de aspecto un tanto perturbador.

Google cuenta con un notable interés en la medicina. Además de este nuevo proyecto en el que se embarcan, han trabajado en unas lentillas para diabéticos e incluso poseen una compañía especializada en el diseño de dispositivos para personas que sufren Parkinson.

Fuente: es.gizmodo.com