Entradas

Río de Janeiro comenzó el plan para soltar mosquitos con una bacteria contra el dengue

El centro de estudios médicos estatal Fiocruz inició el martes en Río de Janeiro un plan para liberar en los próximos cuatro meses 1,6 millones de mosquitos “Aedes aegypti” contaminados con una bacteria que les impide transmitir el dengue, zika y chikungunya.

Los mosquitos fueron modificados genéticamente con la bacteria Wolbachia, un método que podría reducir drásticamente el número de contagios humanos y llevar a la eliminación local de esos tres virus.

En los próximos cuatro meses, alrededor de 1,6 millones de mosquitos serán liberados en diez barrios de la Ilha do Governador y cuatro de Niterói, según señalaron a Efe fuentes de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), vinculado al Ministerio de Salud.

La medida forma parte de una nueva fase del proyecto “Eliminar el dengue: desafío de Brasil”, ya puesto en marcha en Río de Janeiro, aunque esta es la primera vez que se hace a gran escala.

La iniciativa, que estará vigente hasta finales de 2018, se extenderá después por toda la Ilha do Governador, así como a otras localidades en la zona norte y sur de la ciudad de Río de Janeiro.

La bacteria Wolbachia, presente en el 60% de los insectos del mundo e inofensiva para el ser humano, toma el control de los tejidos reproductivos de las hembras para asegurar su existencia en generaciones posteriores.

La Fiocruz montó una estructura específica para la reproducción a gran escala del mosquito “Aedes aegypti”, que transmite dengue, zika y chikunguña, con la citada bacteria.

Actualmente, la capacidad de producción de la institución es de 600.000 huevos semanales y estiman llegar hasta un pico de diez millones.

“Estos huevos serán utilizados para la liberación en áreas incluidas en el programa, para la manutención de nuestra colonia y también para las investigaciones conducidas por los equipos especialistas del proyecto”, dijo en un comunicado el investigador Luciano Moreira, que encabeza el proyecto.

El Gobierno brasileño declaró en mayo pasado el fin de la emergencia sanitaria nacional que había anunciado en noviembre de 2015 por el entonces rápido crecimiento de los casos de zika.

Brasil fue uno de los países más afectados en todo el mundo por la propagación del zika y por el salto en el número de bebés que nacieron con microcefalia y otras anomalías por causa del virus.

En los últimos meses, además del menor número de afectados por el zika, también se registraron en Brasil menos casos de dengue y chikungunya, descenso que el Ejecutivo atribuyó a las medidas adoptadas para reducir la población de “Aedes aegypti”.

Fuente: AFP

Alerta en Miami Beach por el zika: confirman cinco casos autóctonos

Se detectaron cinco casos de zika autóctono en Miami Beach, lo que extiende la presencia del virus al corazón turístico de Miami, dijo este viernes el gobernador de Florida, Rick Scott, en una conferencia de prensa.

Hemos comprobado cinco casos nuevos del virus del zika en Miami Beach“, confirmó el mandatario. “Esto significa que tenemos una nueva zona de transmisión“.

Florida tiene ahora 36 casos locales de este virus que se transmite con la picadura del mosquito Aedes aegypti y puede causar malformaciones congénitas como la microcefalia. También está vinculado al síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad neurológica.

Luego de este anuncio de Scott, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) emitieron un comunicado donde recomendaron a las mujeres embarazadas evitar el área designada en Miami Beach, además de la de Wynwood, ambas ubicadas en el condado de Miami-Dade. Tanto ellas como sus parejas sexuales deben tomar medidas para prevenir las picaduras de mosquitos.

A las mujeres que se contagien con el virus, los CDC también aconsejaron esperar al menos ocho semanas después del comienzo de los síntomas para tratar de concebir.

miami sika

La zona afectada ocupa 3,8 km² del sur de Miami Beach, una isla célebre por sus construcciones Art Decó en tonos pastel, su activa vida nocturna y sus tibias aguas turquesa.

La noticia de que existe un brote de zika en el área es un bofetón para la industria turística. “Desde hace 10 días estamos viendo la cancelación de 15 eventos nacionales que se iban a hacer en Wynwood y se están cancelando hasta septiembre y octubre”, dijo a la AFP el alcalde de Miami,Tomás Regalado.

“Ahora la mayor preocupación es el Art Basel, que significa mucho dinero. La gente come en restaurantes de alto perfil, se queda en hoteles de alto perfil”, añadió Regalado.

Marchantes y galeristas reivindican la feria de arte contemporáneo Art Basel como la impulsora de la renovación cultural de Miami, donde la feria se instaló hace 14 años cuando la ciudad era solo conocida por sus playas y fiestas.

Impacto económico

El alcalde dijo que el resto de la ciudad podría padecer contratiempos económicos similares a los que sufre Wynwood desde el 29 de julio,cuando se anunció la presencia allí del primer brote del virus en Estados Unidos continental.

“Ha sido un desastre para la zona”, dijo a la AFP Joseph Furst, presidente del Wynwood Business Improvement District, que aglomera a los pequeños comerciantes del vecindario. “Las ventas han caído casi 50% en los restaurantes y tiendas” y esto se traduce en un impacto equivalente para los empleados, cuyas horas de trabajo son reducidas.

Desde entonces las autoridades han estado fumigando intensamente el área por aire con un pesticida llamado naled que ha causado polémica y algunas protestas aisladas. Su uso fue prohibido en la Unión Europea en 2012 porque representa “un riesgo potencial inaceptable” para la salud humana y el medio ambiente, aunque los CDC aseguran que no es perjudicial en las bajas dosis en que se está rociando.

El alcalde Regalado dijo a la AFP que “la gente está muy nerviosa porque el producto está prohibido en la UE y no tiene la información adecuada”, lamentando falta de comunicación de las autoridades.

En total, Estados Unidos continental registra más de 2.000 casos de zika vinculados a viajes a zonas afectadas en Latinoamérica y el Caribe. De ellos, Florida contiene más de 500. Pero Puerto Rico, un territorio estadounidense, sufre una epidemia severa, con más de 10.000 contagiados, entre ellos unas 1.000 mujeres embarazadas.