Entradas

FGR presentó demanda civil por 3.9 millones de dólares en contra de Ingenio La Magdalena

La Fiscalía General de la República, presentó esta mañana una demanda civil por 3.9 millones de dólares en el Juzgado Medio Ambiental de San Salvador, en contra del Ingenio la Magdalena S.A de C.V, por el daño ambiental provocado por el derrame de melaza en los ríos aledaños al Ingenio.

La demanda civil de 3.9 millones de dólares es la primera que la Fiscalía General de la República interpone por daños al medio ambiente, la cual se base en las investigaciones realizadas en coordinación con técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, que incluye la prueba pericial y documental de los daños ambientales entre ellos la perdida de veintinueve especies de peces en los ríos aledaños al Ingenio La Magdalena, en Chalchuapa, Santa Ana.

“Hay tres aéreas de daños por el derrame de la melaza, uno a la fauna acuática de los ríos, dos el daño social, ya que los pobladores vivían de la pesca y tres los gastos en que el estado incurrió para mitigar la emergencia” detallo el Director de Intereses de la Sociedad de la zona Occidental de la FGR, José Román Navarro.

Ingenio La Magdalena FGR

El Tribunal Medio Ambiental, posee alrededor de treinta días hábiles para resolver las etapas de la demanda interpuesta por el derrame de la melaza y notificar a la partes sobre la reclamación.

Además Román Navarro expreso que paralelamente se trabaja en el tema penal, el cual investiga la individualización de las causas que origino el derrame de melaza en el Ingenio La Magdalena.

Los hechos sucedieron el 5 de mayo del presente año, alrededor de la 9 de la mañana cuando el producto comenzó a salirse de un contenedor, dañando principalmente el rio del cantón La Magdalena.

Fuente: FGR

Segundo derrame de melaza se vierte en río Las Cañas, en Apopa

La pila de almacenamiento de melaza tiene una capacidad de almacenaje de 2.5 millones de galones. Se desconoce qué cantidad se derramó en el río Las Cañas. San Salvador, 1 de junio de 2016.
En menos de un mes, un segundo derrame masivo de melaza se registró en el país. El incidente ocurrió en las instalaciones de la Destilería Salvadoreña, ubicada sobre el kilómetro 15 ½ de la carretera Troncal del Norte, en el municipio de Apopa.
La imagen fue similar a la que se observó el pasado 5 de mayo en el Ingenio La Magdalena, en Chalchuapa, Santa Ana, pero esta vez el escenario fue el río Las Cañas, a poca distancia del centro de Apopa, donde la sustancia viscosa de color café oscuro, comenzó a desbordarse por las paredes de la enorme pila en la que permanecía almacenada.
A diferencia del derrame ocurrido en Chalchuapa, que fue notificado al MARN por una denuncia ciudadana, en esta ocasión la Asociación Azucarera informó sobre lo sucedido telefónicamente a la Ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, cerca de las 11:30 de este mediodía.
De inmediato, la titular de MARN y su equipo técnico se dirigieron al lugar, donde ingenieros le informaron que el incidente inició cerca de las 8 de la mañana, aunque pobladores manifestaron que el derrame ya tenía días.
El director de operaciones de la Asociación Azucarera, Mauricio Quinteros, dijo que la melaza tenía alrededor de un mes de permanecer en la pila y que desconocían qué fue lo que provocó la reacción de la melaza y el derrame.
Este nuevo derrame tomó por sorpresa a la ministra Pohl: “la Asociación Azucarera nos había informado que las únicas pilas que quedaban (para el almacenamiento de melaza) eran las del ingenio La Magdalena”, por lo que el MARN iniciará una investigación.
La funcionaria explicó que la Destilería Salvadoreña fue cerrada en 2016 y que, en la actualidad, el inmueble es arrendado por dos ingenios y una distribuidora de licor la cual almacena alcohol como materia prima para la elaboración de licor.
El MARN desconocía la existencia de esta pila de melaza. Los dos ingenios que hacen uso de ella para el almacenamiento del producto, no notificaron el funcionamiento de la misma en sus respectivos permisos ambientales.
La ministra lamentó que si ya se tenía antecedente del anterior derrame, no se hizo nada por mejorar los sistemas de enfriamiento de la melaza para evitar que se produjera este nuevo incidente.
MARN evaluará impactos ambientales
Pese a que la cantidad de melaza vertida al río es grande, no es la misma situación que el ocurrido en el río La Magdalena en Chalchuapa. El río Las Cañas no tiene la misma calidad de agua y la vida acuática es prácticamente nula, sin embargo, los equipos técnicos tomarán muestras aguas abajo para determinar afectaciones en el recorrido.
Al lugar se presentó el Juez Ambiental Samuel Lizama, representantes de Fiscalía General de la República, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Protección Civil, Policía Nacional Civil, Cruz Verde y cuadrillas de trabajadores de la Alcaldía de Apopa.
El MARN verificará que los ingenios propietarios de la melaza realicen las medidas pertinentes. Al cierre de esta nota la melaza continuaba derramándose, mientras trabajadores de la Asociación Azucarera trataban de construir con maquinaria pesada una borda para evitar que la sustancia caliente continuara mezclándose con el río.
Fuente: MARN

MARN denuncia a Ingenio La Magdalena por contaminación de río

Serán 4.9 millones de dólares, valoración económica que ocasionó el derrame de melaza en el río La Magdalena. Este recuento de costos se ha calculado con base en cuatro rubros: compensación a las comunidades afectadas en su medio de vida (pesca y turismo); gastos y costos para la restauración del ecosistema; costos administrativos incurridos por el Gobierno central y municipal; y medidas para la reconversión del ingenio La Magdalena.

San Salvador, 23 de mayo de 2016. La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, interpuso ante la Fiscalía General de la República una denuncia formal en contra del Ingenio La Magdalena, Sociedad Anónima de Capital Variable, por el delito de contaminación ambiental generado por el derrame del miles de galones de melaza en el río La Magdalena, hecho ocurrido el pasado 5 de mayo, en Chalchuapa, departamento de Santa Ana.
La titular del ramo también entregó al fiscal general adjunto, Aquiles Parada, el informe sobre la evaluación de daños ambientales generados por el derrame de melaza, que contiene detalles de lo ocurrido, las acciones realizadas por la empresa, los datos de los muestreos que realizó el MARN, los impactos en la biodiversidad y la evaluación económica de daño ambiental ocasionado entre otros aspectos.
Las afectaciones producto del derrame de melaza en el ingenio La Magdalena, ocurrieron sobre los recursos naturales (especialmente biodiversidad) y medios de vida en 80 kilómetros de ecosistema fluvial, desde la zona inmediata al ingenio en Chalchuapa, Santa Ana; pasando por el río Paz hasta el zanjón El Aguacate, en el municipio de San Francisco Menéndez, de Ahuachapán.
El derrame de melaza ocasionó una disminución de la calidad del agua y daños en gran magnitud sobre la biodiversidad acuática, afectando a 29 especies entre ellas el Pez Machorra o Pez Lagarto, considerado especie en peligro de extinción.
El informe señala que las afectaciones ocasionaron un 100% de eliminación de especies en los primeros 12 kilómetros del río La Magdalena, partiendo desde el punto donde ocurrió el derrame, y del 40% en el resto de tramos del cauce. El volumen estimado de las afectaciones en la fauna acuática asciende a 19 toneladas.
La ministra Pohl explicó que, debido al grave impacto de la fauna en un sector del cauce y la reducción significativa de los recursos biológicos acuáticos en el resto del mismo, se requiere de un proceso de restauración progresiva de las especies de acuerdo con sus potencialidades biológicas intrínsecas.
Los medios de vida afectados directamente se relacionan con la pesca artesanal y el turismo local. Registros municipales indican 950 pescadores artesanales a lo largo de los 80 kilómetros del cauce afectado.
En el documento se establece que el almacenamiento de la melaza en la pila nueva, en el día del derramamiento se encontraba en el rango desde los 939 mil 665 galones hasta los 1,003,032 millones de galones. Sin embargo, se muestra que con los resultados del cálculo del volumen de melaza depositada en las terrazas de contención, el volumen del derrame se estima pudo llegar a los 1,449, 780 galones. Es de aclarar que este volumen es superior al indicado en el almacenamiento de la pila nueva, debido al proceso expansivo de la melaza asociado con los procesos de desgasificación.
La ministra Pohl reiteró que la melaza, una sustancia espesa, dulce y de color oscuro que queda como residuo de la cristalización del azúcar de caña, no es tóxica; sin embargo, la enorme cantidad que fue derramada en el río La Magdalena causó un fuerte impacto al medio ambiente y a la población que se dedica a la pesca y al turismo, por lo que el presente informe es importante para las acciones legales que iniciará la Fiscalía.
El fiscal Parada reiteró que la FGR ya inició las investigaciones pertinentes, pero que aún no se han determinado las responsabilidades de carácter penal y civil que proceden en este caso y el proceso se verá fortalecido en alguna medida con la información que presentó Pohl.
CONTAMINACIÓN AMBIENTAL tipificado y sancionado en el artículo 255 del Código Penal que establece “el que provocare o realizare directa o indirectamente, emisiones, radiaciones o vertidos de cualquier naturaleza en el suelo, atmósfera, aguas terrestres superficiales, subterráneas o marítimas, en contravención a las leyes y reglamentos respectivos y que pusiere en peligro grave la salud o calidad de vida de las personas o el equilibrio de los sistemas ecológicos o del medio ambiente, será sancionado con prisión de cuatro a ocho años”.
Fuente: MARN

Continúan acciones de limpieza en río Magdalena

Las medidas ambientales de contingencia ordenadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) han dado resultados y se evidencian signos de mejora en la calidad de agua de los diferentes tramos del río Magdalena.

Los resultados de los muestreos de calidad de agua realizados el pasado 10 de mayo presentan valores de demanda química de oxigeno (DQO) entre 15 y 37 miligramos por litro (mg/l), los cuales corresponden a aguas de calidad aceptable, a diferencia de los primeros muestreos que incrementaron a 2,442 mg/l, dejando evidencia de la afectación en el mando acuífero.

 

Sin embargo, la restauración completa de la calidad de agua de los ríos afectados por el derrame de melaza se alcanzará una vez que se implementen las medidas preventivas definitivas que el MARN ordenará a los titulares del ingenio La Magdalena, una vez finalizadas las investigaciones técnicas y valoraciones ambientales del evento ocurrido. Dichas medidas preventivas tendrán el propósito de propiciar la restauración total de los ecosistemas dañados por el derrame.

 

Técnicos del MARN se mantienen en la zona para dictar acciones al ingenio, verificar la afectación y tomar muestras de agua en diferentes puntos río abajo. Además de la titular del ramo, la ministra Lina Pohl, quien se apersonó al lugar en diferentes ocasiones para verificar la situación.

 

El nivel de afectación alcanzó a los ríos Magdalena, Galiano, San Lorenzo y Paz, causando daños a la fauna y flora de dichos ecosistemas acuáticos, según lo evidencian los resultados de inspecciones y muestreos de calidad de agua realizados por personal técnico del 6 al 10 de mayo. Se realizaron muestreos de agua en nueve puntos para análisis de laboratorio certificado y un aforo del río Magdalena para determinar el caudal base.

 

 

Más del 95% de melaza ha sido retirada

Lo que el pasado jueves 5 de mayo era un panorama desolador, teñido de un color café viscoso y con un concentrado olor a dulce, hoy está volviendo a su normalidad. La mayoría de melaza derramada retenida en los diques de contención en tierra ha sido removida. La parte líquida fue devuelta al tanque de almacenamiento y la melaza solidificada fue llevada a un terreno, donde ha sido mezclada con cachaza y tierra y servirá para cultivar caña de azúcar.

 

El reporte técnico elaborado por el personal del MARN indica que el incidente se registró a las 8:40 a.m. del 5 de mayo, luego que los encargados del ingenio detectaran que la melaza acumulada (posterior al proceso de la molienda de azúcar), tenía una temperatura mucho mayor a la habitual, por lo que procedieron a mezclar agua y cal, con el objetivo de disminuir la temperatura.

 

Sin embargo, la mezcla del agua y cal generó una reacción química similar a la efervescencia, lo que provocó el desbordamiento de ese material viscoso que llegó hasta el río Magdalena, en Chalchuapa, y se expandió hacia la mayoría de ríos de esa zona del país, hasta llegar a Guatemala, sin que la empresa diera aviso de lo ocurrido a las autoridades correspondientes.

 

Debido a las concentraciones de melaza vertidas en el caudal del río Magdalena, el MARN recomendó no hacer uso del agua para el consumo humano, animal y riego de cultivos hasta que se estabilicen los parámetros de oxígeno en el agua.

 

Medio Ambiente emitió un decreto de estado de emergencia ambiental, el pasado 8 de mayo, con medidas y acciones iniciales para mitigar el deterioro causado al medio ambiente en un tramo de 16 mil 400 metros cuadrados en el cantón La Magdalena, en Chalchuapa, y en el cauce del río Magdalena, sus riveras y los cuerpos de agua a los cuales este tributa hasta donde se encuentre la afectación por la melaza.

 

El estado de emergencia ambiental tendrá un período de vigencia de tres meses a partir de su fecha de emisión y podrá modificarse en tiempo y área, de conformidad a las necesidades que se requieran.

 

Además, el pasado 9 de mayo, el Juez Ambiental de San Salvador, Samuel Lizama, el fiscal de la División de Medio Ambiente de Santa Ana, Luis Mateo Marroquín, y técnicos del MARN se reunieron con representantes de La Magdalena y realizaron un recorrido dentro de las instalaciones del ingenio y sus alrededores para verificar la afectación por el derrame de melaza.

 

El Juzgado Ambiental de San Salvador emitió una resolución el 11 de mayo en la que resuelve el cumplimiento de medidas para el ingenio, entre ellas el adoptar acciones de limpieza y restauración ambiental del recurso suelo, hídrico, flora, fauna y demás recursos naturales afectados no solo en el interior de sus instalaciones, sino en el cauce de los ríos Magdalena, San Lorenzo hasta el río Paz, en San Francisco Menéndez, Ahuachapán.

Declaratoria de inconstitucionalidad evita imponer multa a ingenio La Magdalena

El daño a los ríos en Chalchuapa ocasionado por el derrame de melaza del ingenio La Magdalena no puede ser multado por las autoridades, debido a una declaratoria de inconstitucionalidad a un artículo de la Ley de Medio Ambiente emitida por la Sala de lo Constitucional en agosto de 2015.

La Sala declaró anticonstitucional el artículo 89 de la referida normativa, donde se fijaban las multas contra quienes dañaban los recursos naturales, informó en diciembre del año pasado La Prensa Gráfica (LPG).

En la noticia de LPG se detalla que el fallo evita sancionar con dos o hasta 100 salarios mínimos las infracciones menos graves; y con 100 hasta 5,000 salarios mínimos las infracciones graves.

Con la resolución, tanto el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Tribunal Ambiental no pueden multar a las personas o a las empresas que ocasiones daños.

Sin embargo, el MARN emitió un decreto de estado de emergencia ambiental por el derrame de melaza, en un tramo de 16,400 metros cuadrados en el cantón La Magdalena, en Chalchuapa, así como en el cauce del río Magdalena, sus riveras y los cuerpos de agua cercanos donde se encuentra la afectación ocasionada por el ingenio.

Medio Ambiente elabora un informe sobre todo lo sucedido, el cual entregará a la Fiscalía General de la República y al Tribunal Ambiental.

Fuente: transparenciaactiva.gob.sv