Entradas

Lo que no sabes de la Caldera de Coatepeque (Lago de Coatepeque)

A simple vista el paisaje del Lago de Coatepeque, en Santa Ana,  invita a navegar, a la pesca y a las actividades turísticas, pero muy poco se sabe qué hay bajo ese inmenso lago formado en el cráter de un volcán.

Investigadores de la Universidad Suny Buffalo State junto a vulcanólogos e hidrólogos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y equipo de hidrógrafos del Centro Nacional de Registro (CNR) iniciaron esta semana un estudio en el lago que permitirá realizar mediciones en la profundidad y obtener más información sobre la topografía e hidrografía de este volcán activo. El resultado final se asemejará a una fotografía del fondo del lago, pero sin agua.

Para el desarrollo de esta investigación, el equipo utiliza instrumental especializado: un sondeo Mono-Haz y un escaneo lateral SONAR, con los que se podrá explorar el fondo de esta caldera  que ha sido poco estudiada.

El lago de la caldera de Coatepeque es una de las atracciones turísticas más importantes del país y uno de los volcanes más peligrosos junto a la caldera Ilopango, por lo que el estudio que terminará a finales de 2016, dará como resultado mapas e información para análisis de posibles riesgos y vulnerabilidad asociados a peligros volcánicos y desastres naturales.

El equipo de especialistas está integrado por la doctora Bettina Martínez Hackert, quien además  es asistente de profesor en el College Suny Buffalo State; el doctor en geografía, Jorge Bajo; vulcanólogos e hidrólogos del Observatorio Ambiental del MARN; y técnicos especializados e hidrógrafos del CNR. También se cuenta con apoyo logístico de la Fundación Amigos del Lago de Coatepeque y de la División de Policía de Turismo, así como Teledyne CARIS, Kongsberg y Hemisphere, expertos en software e instrumental especializado para realizar el estudio; y el Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH), organismo especializado de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La caldera de Coatepeque se encuentra en la zona oeste del país junto al complejo volcánico de Santa Ana, y no muy lejos del complejo volcánico de Apaneca. Esta última caldera se formó hace 72,000 años a raíz de una serie de erupciones violentas de un grupo de estrato-volcanes los cuales colapsaron creando la caldera como es conocida en la actualidad.

Coatepeque posee un cráter oval de 7 y 10 kilómetros de diámetro, con varios domos y conos dentro y en sus alrededores de tipo basáltico y obsidiano. Se ha estimado que la erupción más reciente de estos fue hace aproximadamente 10,000 años.

De acuerdo con algunos pobladores, se han encontrado zonas de aguas termales donde a veces se puede hasta hervir un huevo en la superficie del agua. Esto es una indicación muy importante de que la zona todavía esta volcánicamente activa y debe de ser entendida.

Existen trabajos previos sobre la historia eruptiva de la caldera de Coatepeque, sin embargo estos fueron de carácter parcial y con objetivos muy diversos. El más completo con el que se cuenta es “Los Volcanes Activos de Guatemala y El Salvador” de Helmut Meyer-Abich, que data de 1956. También se han hecho mediciones de profundidad, pero no extensivas del lago y se ha visto que está bajando de nivel, con una profundidad máxima aproximada de 135 metros, un dato obtenido en el año 1982.

 

Fuente: MARN

Expertos de JICA apoyan en la restauración de las lagunas Olomega y El Jocotal

Como lanzamiento oficial del “proyecto para el Manejo integral de los humedales Laguna de Olomega y El Jocotal”, se realizó una jornada participativa con los diversos actores involucrados en la conservación de los sitios Ramsar en el país; en la actividad, el equipo de expertos japoneses y técnicos del MARN expusieron las proyecciones y alcances en el trabajo de restauración de dichos humedales.

Expertos japoneses en ecosistemas de humedales; planificación de uso de la tierra; organización comunitaria; educación sobre medio ambiente e hidrólogos, están trabajando con técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), para la restauración de las lagunas de Olomega y El Jocotal en los departamentos de La Unión, San Miguel y Usulután.

La cooperación especializada es parte un convenio firmado entre el Gobierno de Japón y El Salvador, a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) por un monto aproximado a $5 millones.

El apoyo consiste en un proyecto de cooperación técnica que incluye la donación de equipos, la asistencia técnica de especialistas japoneses y capacitaciones a funcionarios del MARN en Japón.

El proyecto de restauración tendrá una duración de cinco años y busca atender diferentes problemáticas que afectan a las dos lagunas Ramsar.

Alrededor de las lagunas, hay cerca de 19,500 habitantes que subsisten principalmente de la pesca y la ganadería, siendo éstas una fuente importante de ingresos para la población.

Actualmente, el entorno natural de estas lagunas se ha deteriorado debido a varios causantes, como las aguas residuales domésticas, estiércol de ganado, agroquímicos, sobrepesca, especies exóticas invasoras como el Jacinto de Agua y la sedimentación.

El proyecto da inicio luego de una serie de evaluaciones técnicas que JICA realizó desde diciembre del año pasado, luego de la firma del registro de actividades.

La misión de japoneses que trabajará en la restauración de las lagunas está conformada por: Koji Asano, jefe de equipo y especialista en conservación de ecosistemas de humedales; Shin-ichiro Tsuji, subjefe del equipo con experiencia en organización comunitaria y mejoramiento de la economía familiar; Michiaki Hosono, especialista en plan del uso de las tierras; Yukio Nagahama, especialista en educación ambiental y gestión de humedales; Naoki Yamashita, especialista en hidrología y Yoshihiro Tokue, experto en zonificación ecológica y Tamao Tada, especialista en educación ambiental y relaciones públicas.

Con la ejecución del proyecto, se formulará un marco institucional para el manejo integral de los humedales a nivel local y nacional, asegurando la participación de actores relevantes, tales como el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Turismo, las cinco alcaldías que comparten las lagunas, el sector dedicado al cultivo de caña de azúcar, entre otras.

También, se desarrollarán planes de manejo de humedales, incluyendo la zonificación, a través de un proceso de planificación participativa que involucra municipios relevantes, residentes locales y otros actores.

Además se realizarán actividades piloto para promover el manejo eficaz de los humedales a nivel local y, a su vez, se logrará la obtención y utilización de datos ambientales y socioeconómicos de las áreas objetivo que serán insumos para la formulación de los planes de manejo.

JICA

Finalmente, se logrará un intercambio de conocimientos y creación de redes con actores de otros humedales dentro y fuera de El Salvador, por medio de simposios regionales con la Secretaría de Ramsar y la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).

La actividad fue presidida por la titular del MARN, Lina Pohl, el ministro de Turismo, José Napoleón Duarte, el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, el Jefe Representante de JICA, Kazuo Fujishiro y los alcaldes municipales de San Miguel, Miguel Pereira; el alcalde del municipio de El Carmen, Francis Edgardo Zelaya; el edil del municipio El Tránsito, Roel Werner Martínez; el alcalde de Jucuarán, José Boanerge Carranza y el alcalde de Chirilagua, Manuel Antonio Vásquez Blanco.

El Salvador actualmente posee siete sitios Ramsar: el Área Natural Protegida Laguna El Jocotal, el Complejo Bahía de Jiquilisco, el Embalse Cerrón Grande, la Laguna de Olomega, el Complejo Güija, el Complejo Barra de Santiago y el Complejo Jaltepeque. El área total de los sitios Ramsar es de 207,387 ha., la cual cubre aproximadamente el 10% del territorio de El Salvador

Volcán Chaparrastique presenta descenso en la desgasificación

La desgasificación proveniente del cráter del volcán Chaparrastique ha disminuido progresivamente, persistiendo un penacho de gases y vapores que emana de forma moderada (Figura 1). Pese a esta observación, el análisis del flujo de Dióxido de Azufre que continúa emanando es alto. Los datos recolectados por la estación DOAS ubicada en el municipio de San Jorge, se han mantenido en valores superiores a las 800 toneladas al día. Indicando que persiste la desgasificación de un cuerpo magmático desde el interior del volcán y que por las condiciones de un conducto sin muchas obstrucciones logra salir sin mayor dificultad.

El volcán continúa emitiendo gases magmáticos, principalmente vapor de agua y Dióxido de Azufre. Durante los últimos 7 dias ha variado entre 830 y 1430 ton/día haciendo un promedio en el período de 1191 toneladas por día.

Durante las últimas 24 horas, la vibración sísmica del volcán registrada por la estación sísmica VSM ubicada a 1700 msnm del flanco norte del volcán, ha fluctuado entre 75 y 138 unidades RSAM en su promedio hora, con una media de 99 unidades, observándose una tendencia descendente en los últimos días

Vibración sísmica del volcán registrada por la estación sísmica VSM durante el período de mayo-julio de 2016.

La estación de calidad del aire instalada en la finca La Piedra, ubicada a tres kilómetros al oeste del cráter del volcán, mide concentraciones de Dióxido de Azufre en el aire. El análisis de los datos registrados en los últimos 7 días muestra que, durante la mayor parte del registro, se tiene una condición de aire “Buena”, y por breves espacios condición “Moderada” e “Insalubre para personas Vulnerables”

volcan

Los gases emitidos por el cráter del volcán son transportados según la dirección del viento y los residentes de las comunidades más cercanas al volcán pueden perciben olor a azufre, por ello, se recomienda el uso de mascarillas o pañuelos húmedos y, además, salir de la zona de afectación cuando esta condición este presente.

Este es el último informe especial que se emitirá relacionado con el seguimiento pos-eruptivo de la explosión del 18 de junio 2016. El MARN continúa su dispositivo de monitoreo reforzado, manteniendo una comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y observadores locales y reitera el llamado a periodistas y particulares a no acercarse a la parte alta del volcán, debido al grado de peligrosidad que pueda presentar. En caso de ocurrir algún cambio significativo se emitirá una nueva serie de informes especiales.

Olas más altas y rápidas impactarán costa salvadoreña este viernes y sábado

Un fenómeno similar al ocurrido en mayo del año pasado que impactó fuertemente algunas playas del litoral, podría repetirse este viernes 24 y sábado 25 de junio. Los modelos oceanográficos indican que se esperan olas rápidas y altas que podrían generar inundaciones y las playas más bajas de la planicie costera.

El impacto más fuerte se espera para viernes 24 de junio donde las olas podrían alcanzar hasta los 2.7 metros de altura y velocidades de 60 kilómetros por hora. El sábado al altura de las olas disminuirá a los 2.6 metros y la velocidad a los 60 Km/h. (Los valores típicos de altura del oleaje frente a la costa salvadoreña es de 1.2 metros y velocidades de 35 kilómetros por hora).

Las playas que podrían verse más afectadas en la zona centro hacia occidente del Litoral son: son La Puntilla (Costa del Sol) Los Blancos, San Marcelino, San Diego, Puerto de La Libertad, Majahual, Mizata, Barra Salada, Punta Remedio, Playa Acajutla, Metalío, Barra de Santiago, Garita Palmera.

Mientras que en la zona oriental, aunque con menor magnitud, están: Playas Negras, El Espino y el Cuco.

Los cambios en la altura, velocidad y frecuencia de las olas comenzarán a registrarse de manera paulatina desde hoy martes 21, aunque con un nivel de impacto bajo, el miércoles y jueves con nivel medio y viernes y sábado con impacto alto.

El oleaje será generado por tormentas extra-tropicales en el Hemisferio Sur que ocurrieron a finales de la semana anterior, pero que llegaran a la costa de El Salvador hasta esta semana.

Las principales afectaciones: inundación en la parte alta de playa y volcamiento de lanchas al atravesar la zona de rompiente podría ocurrir durante la marea alta, es decir, entre las 3:00 y 6:00 de la madrugada y entre las 3:00 y 6:00 de la tarde.

Mientras que en marea baja (de 9:00 y 12:00 del mediodía y 9:00 p.m. y las 12:00 de la noche, el riesgo de posibles afectaciones son ahogamiento de personas que ingresen debido a la velocidad de las corrientes de retorno y al posible rompimiento de amarras en redes de puertos.

Recomendaciones

El oceanógrafo del MARN, Francisco Gavidia, informó que las olas más rápidas y altas aumentan la rapidez de las corrientes de retorno por lo que en marea baja, aumentan el riesgo de ahogamiento de las personas que ingresan al mar en las playas.

Pero también se podrían generar el rompimiento de amarras de las embarcaciones en puertos y aumentar la altura de las olas en la zona de rompiente por lo que en marea alta, se incrementa el riesgo de volcamiento de embarcaciones que ingresan al mar y de inundación de la parte alta de las playas en donde hay viviendas temporales o permanentes.

El MARN hizo un llamado a la población para que tome precaución, sobretodo a bañistas y surfistas en playas y bocanas; pescadores y transportistas de pequeñas y medianas embarcaciones; trabajadores y visitantes en muelles y puertos. El oleaje más rápido y alto aumentará la rapidez de las corrientes de retorno y la altura de las olas en la zona de rompiente.

Fuente: MARN

Continúa desgasificación del volcán Chaparrastique

Cuatro días después de su explosión número 24, el volcán Chaparrastique, en San Miguel continúa expulsando gases.

Los técnicos especialistas del Observatorio Ambiental continúan monitoreando su actividad. Ayer, dos vulcanólogos volvieron a tomar mediciones de la temperatura y del dióxido de azufre que emana del cráter. En cuanto a la temperatura se determinó que está por debajo de los 100 grados centígrados, aunque según el experto, Demetrio Escobar, sigue siendo alta.

Hasta ayer, la pluma de gas que emanaba del cráter era densa, pero mucho menos que el sábado, después de la explosión que se registró a las 4:00 de la madrugada.

Ya no está saliendo ceniza como el primer día, pero la pluma de gases si continúa siendo arrastrada por el viento hacia el flanco norte y oeste del volcán.

La fuerte desgasificación que es transportada por los vientos puede afectar a población ubicada en la zona baja del volcán dependiendo el rumbo que estos tengan, el cual predominantemente es hacia el suroeste del cráter

Los cambios presentados evidencian que el volcán se encuentra activo, donde fluctuaciones en los parámetros monitoreados son registrados y observados frecuentemente, indicando anomalías en el sistema.

Dada la actividad actual no se descarta la ocurrencia de nuevas explosiones de baja a moderada magnitud, sin embargo, de continuar incrementando los parámetros monitoreados, el escenario podría convertirse en una erupción efusiva de material magmática ya sea a través del cráter central o por los costados de la estructura volcánica

El MARN mantiene el monitoreo reforzado informando a Protección Civil y a la población de la evolución de la activad el volcán.

Fuente: MARN

Segundo derrame de melaza se vierte en río Las Cañas, en Apopa

La pila de almacenamiento de melaza tiene una capacidad de almacenaje de 2.5 millones de galones. Se desconoce qué cantidad se derramó en el río Las Cañas. San Salvador, 1 de junio de 2016.
En menos de un mes, un segundo derrame masivo de melaza se registró en el país. El incidente ocurrió en las instalaciones de la Destilería Salvadoreña, ubicada sobre el kilómetro 15 ½ de la carretera Troncal del Norte, en el municipio de Apopa.
La imagen fue similar a la que se observó el pasado 5 de mayo en el Ingenio La Magdalena, en Chalchuapa, Santa Ana, pero esta vez el escenario fue el río Las Cañas, a poca distancia del centro de Apopa, donde la sustancia viscosa de color café oscuro, comenzó a desbordarse por las paredes de la enorme pila en la que permanecía almacenada.
A diferencia del derrame ocurrido en Chalchuapa, que fue notificado al MARN por una denuncia ciudadana, en esta ocasión la Asociación Azucarera informó sobre lo sucedido telefónicamente a la Ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, cerca de las 11:30 de este mediodía.
De inmediato, la titular de MARN y su equipo técnico se dirigieron al lugar, donde ingenieros le informaron que el incidente inició cerca de las 8 de la mañana, aunque pobladores manifestaron que el derrame ya tenía días.
El director de operaciones de la Asociación Azucarera, Mauricio Quinteros, dijo que la melaza tenía alrededor de un mes de permanecer en la pila y que desconocían qué fue lo que provocó la reacción de la melaza y el derrame.
Este nuevo derrame tomó por sorpresa a la ministra Pohl: “la Asociación Azucarera nos había informado que las únicas pilas que quedaban (para el almacenamiento de melaza) eran las del ingenio La Magdalena”, por lo que el MARN iniciará una investigación.
La funcionaria explicó que la Destilería Salvadoreña fue cerrada en 2016 y que, en la actualidad, el inmueble es arrendado por dos ingenios y una distribuidora de licor la cual almacena alcohol como materia prima para la elaboración de licor.
El MARN desconocía la existencia de esta pila de melaza. Los dos ingenios que hacen uso de ella para el almacenamiento del producto, no notificaron el funcionamiento de la misma en sus respectivos permisos ambientales.
La ministra lamentó que si ya se tenía antecedente del anterior derrame, no se hizo nada por mejorar los sistemas de enfriamiento de la melaza para evitar que se produjera este nuevo incidente.
MARN evaluará impactos ambientales
Pese a que la cantidad de melaza vertida al río es grande, no es la misma situación que el ocurrido en el río La Magdalena en Chalchuapa. El río Las Cañas no tiene la misma calidad de agua y la vida acuática es prácticamente nula, sin embargo, los equipos técnicos tomarán muestras aguas abajo para determinar afectaciones en el recorrido.
Al lugar se presentó el Juez Ambiental Samuel Lizama, representantes de Fiscalía General de la República, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Protección Civil, Policía Nacional Civil, Cruz Verde y cuadrillas de trabajadores de la Alcaldía de Apopa.
El MARN verificará que los ingenios propietarios de la melaza realicen las medidas pertinentes. Al cierre de esta nota la melaza continuaba derramándose, mientras trabajadores de la Asociación Azucarera trataban de construir con maquinaria pesada una borda para evitar que la sustancia caliente continuara mezclándose con el río.
Fuente: MARN

MARN denuncia a Ingenio La Magdalena por contaminación de río

Serán 4.9 millones de dólares, valoración económica que ocasionó el derrame de melaza en el río La Magdalena. Este recuento de costos se ha calculado con base en cuatro rubros: compensación a las comunidades afectadas en su medio de vida (pesca y turismo); gastos y costos para la restauración del ecosistema; costos administrativos incurridos por el Gobierno central y municipal; y medidas para la reconversión del ingenio La Magdalena.

San Salvador, 23 de mayo de 2016. La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, interpuso ante la Fiscalía General de la República una denuncia formal en contra del Ingenio La Magdalena, Sociedad Anónima de Capital Variable, por el delito de contaminación ambiental generado por el derrame del miles de galones de melaza en el río La Magdalena, hecho ocurrido el pasado 5 de mayo, en Chalchuapa, departamento de Santa Ana.
La titular del ramo también entregó al fiscal general adjunto, Aquiles Parada, el informe sobre la evaluación de daños ambientales generados por el derrame de melaza, que contiene detalles de lo ocurrido, las acciones realizadas por la empresa, los datos de los muestreos que realizó el MARN, los impactos en la biodiversidad y la evaluación económica de daño ambiental ocasionado entre otros aspectos.
Las afectaciones producto del derrame de melaza en el ingenio La Magdalena, ocurrieron sobre los recursos naturales (especialmente biodiversidad) y medios de vida en 80 kilómetros de ecosistema fluvial, desde la zona inmediata al ingenio en Chalchuapa, Santa Ana; pasando por el río Paz hasta el zanjón El Aguacate, en el municipio de San Francisco Menéndez, de Ahuachapán.
El derrame de melaza ocasionó una disminución de la calidad del agua y daños en gran magnitud sobre la biodiversidad acuática, afectando a 29 especies entre ellas el Pez Machorra o Pez Lagarto, considerado especie en peligro de extinción.
El informe señala que las afectaciones ocasionaron un 100% de eliminación de especies en los primeros 12 kilómetros del río La Magdalena, partiendo desde el punto donde ocurrió el derrame, y del 40% en el resto de tramos del cauce. El volumen estimado de las afectaciones en la fauna acuática asciende a 19 toneladas.
La ministra Pohl explicó que, debido al grave impacto de la fauna en un sector del cauce y la reducción significativa de los recursos biológicos acuáticos en el resto del mismo, se requiere de un proceso de restauración progresiva de las especies de acuerdo con sus potencialidades biológicas intrínsecas.
Los medios de vida afectados directamente se relacionan con la pesca artesanal y el turismo local. Registros municipales indican 950 pescadores artesanales a lo largo de los 80 kilómetros del cauce afectado.
En el documento se establece que el almacenamiento de la melaza en la pila nueva, en el día del derramamiento se encontraba en el rango desde los 939 mil 665 galones hasta los 1,003,032 millones de galones. Sin embargo, se muestra que con los resultados del cálculo del volumen de melaza depositada en las terrazas de contención, el volumen del derrame se estima pudo llegar a los 1,449, 780 galones. Es de aclarar que este volumen es superior al indicado en el almacenamiento de la pila nueva, debido al proceso expansivo de la melaza asociado con los procesos de desgasificación.
La ministra Pohl reiteró que la melaza, una sustancia espesa, dulce y de color oscuro que queda como residuo de la cristalización del azúcar de caña, no es tóxica; sin embargo, la enorme cantidad que fue derramada en el río La Magdalena causó un fuerte impacto al medio ambiente y a la población que se dedica a la pesca y al turismo, por lo que el presente informe es importante para las acciones legales que iniciará la Fiscalía.
El fiscal Parada reiteró que la FGR ya inició las investigaciones pertinentes, pero que aún no se han determinado las responsabilidades de carácter penal y civil que proceden en este caso y el proceso se verá fortalecido en alguna medida con la información que presentó Pohl.
CONTAMINACIÓN AMBIENTAL tipificado y sancionado en el artículo 255 del Código Penal que establece “el que provocare o realizare directa o indirectamente, emisiones, radiaciones o vertidos de cualquier naturaleza en el suelo, atmósfera, aguas terrestres superficiales, subterráneas o marítimas, en contravención a las leyes y reglamentos respectivos y que pusiere en peligro grave la salud o calidad de vida de las personas o el equilibrio de los sistemas ecológicos o del medio ambiente, será sancionado con prisión de cuatro a ocho años”.
Fuente: MARN

Estafadores ofrecen plazas en el MARN a cambio de dinero

El Ministerio de Medio Ambiente  y Recursos Naturales (MARN) hace del conocimiento al público en general sobre una red de estafadores que, a nombre de esta cartera de Estado, está ofreciendo plazas a cambio de dinero.

Hasta el momento se han  presentado cuatro personas en diferentes días, quienes manifestaron que un sujeto les ofreció empleo a cambio de una cantidad de  dinero que serviría para el pago de uniformes.

La última víctima de esta red de estafadores, se presentó ayer a las oficinas del MARN y explicó que un sujeto identificado como José Carlos Martinez la interceptó en las cercanías del parque Cuscatlán y posterior al ofrecimiento de la plaza, le pidió $60 para el pago de uniformes. Luego la remitió a un laboratorio clínico donde una mujer le haría los exámenes médicos.

Posteriormente la víctima fue envida  a las oficinas del MARN  donde tenía que preguntar por una persona de nombre Hugo Córdova, sin embargo, en esta institución no trabaja nadie con ese nombre.

El MARN aclara a la población que las plazas disponibles son  publicadas en los principales medios de comunicación, página Web y en el sitio oficial del Ministerio de Hacienda.  Este ministerio no utiliza intermediarios.

El Ministerio hace un llamado a la población para evitar que más personas continúen convirtiéndose en  víctimas de este tipo de embaucadores  y animamos a denunciar estos hechos ante las autoridades correspondientes.

Continúan acciones de limpieza en río Magdalena

Las medidas ambientales de contingencia ordenadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) han dado resultados y se evidencian signos de mejora en la calidad de agua de los diferentes tramos del río Magdalena.

Los resultados de los muestreos de calidad de agua realizados el pasado 10 de mayo presentan valores de demanda química de oxigeno (DQO) entre 15 y 37 miligramos por litro (mg/l), los cuales corresponden a aguas de calidad aceptable, a diferencia de los primeros muestreos que incrementaron a 2,442 mg/l, dejando evidencia de la afectación en el mando acuífero.

 

Sin embargo, la restauración completa de la calidad de agua de los ríos afectados por el derrame de melaza se alcanzará una vez que se implementen las medidas preventivas definitivas que el MARN ordenará a los titulares del ingenio La Magdalena, una vez finalizadas las investigaciones técnicas y valoraciones ambientales del evento ocurrido. Dichas medidas preventivas tendrán el propósito de propiciar la restauración total de los ecosistemas dañados por el derrame.

 

Técnicos del MARN se mantienen en la zona para dictar acciones al ingenio, verificar la afectación y tomar muestras de agua en diferentes puntos río abajo. Además de la titular del ramo, la ministra Lina Pohl, quien se apersonó al lugar en diferentes ocasiones para verificar la situación.

 

El nivel de afectación alcanzó a los ríos Magdalena, Galiano, San Lorenzo y Paz, causando daños a la fauna y flora de dichos ecosistemas acuáticos, según lo evidencian los resultados de inspecciones y muestreos de calidad de agua realizados por personal técnico del 6 al 10 de mayo. Se realizaron muestreos de agua en nueve puntos para análisis de laboratorio certificado y un aforo del río Magdalena para determinar el caudal base.

 

 

Más del 95% de melaza ha sido retirada

Lo que el pasado jueves 5 de mayo era un panorama desolador, teñido de un color café viscoso y con un concentrado olor a dulce, hoy está volviendo a su normalidad. La mayoría de melaza derramada retenida en los diques de contención en tierra ha sido removida. La parte líquida fue devuelta al tanque de almacenamiento y la melaza solidificada fue llevada a un terreno, donde ha sido mezclada con cachaza y tierra y servirá para cultivar caña de azúcar.

 

El reporte técnico elaborado por el personal del MARN indica que el incidente se registró a las 8:40 a.m. del 5 de mayo, luego que los encargados del ingenio detectaran que la melaza acumulada (posterior al proceso de la molienda de azúcar), tenía una temperatura mucho mayor a la habitual, por lo que procedieron a mezclar agua y cal, con el objetivo de disminuir la temperatura.

 

Sin embargo, la mezcla del agua y cal generó una reacción química similar a la efervescencia, lo que provocó el desbordamiento de ese material viscoso que llegó hasta el río Magdalena, en Chalchuapa, y se expandió hacia la mayoría de ríos de esa zona del país, hasta llegar a Guatemala, sin que la empresa diera aviso de lo ocurrido a las autoridades correspondientes.

 

Debido a las concentraciones de melaza vertidas en el caudal del río Magdalena, el MARN recomendó no hacer uso del agua para el consumo humano, animal y riego de cultivos hasta que se estabilicen los parámetros de oxígeno en el agua.

 

Medio Ambiente emitió un decreto de estado de emergencia ambiental, el pasado 8 de mayo, con medidas y acciones iniciales para mitigar el deterioro causado al medio ambiente en un tramo de 16 mil 400 metros cuadrados en el cantón La Magdalena, en Chalchuapa, y en el cauce del río Magdalena, sus riveras y los cuerpos de agua a los cuales este tributa hasta donde se encuentre la afectación por la melaza.

 

El estado de emergencia ambiental tendrá un período de vigencia de tres meses a partir de su fecha de emisión y podrá modificarse en tiempo y área, de conformidad a las necesidades que se requieran.

 

Además, el pasado 9 de mayo, el Juez Ambiental de San Salvador, Samuel Lizama, el fiscal de la División de Medio Ambiente de Santa Ana, Luis Mateo Marroquín, y técnicos del MARN se reunieron con representantes de La Magdalena y realizaron un recorrido dentro de las instalaciones del ingenio y sus alrededores para verificar la afectación por el derrame de melaza.

 

El Juzgado Ambiental de San Salvador emitió una resolución el 11 de mayo en la que resuelve el cumplimiento de medidas para el ingenio, entre ellas el adoptar acciones de limpieza y restauración ambiental del recurso suelo, hídrico, flora, fauna y demás recursos naturales afectados no solo en el interior de sus instalaciones, sino en el cauce de los ríos Magdalena, San Lorenzo hasta el río Paz, en San Francisco Menéndez, Ahuachapán.

Declaratoria de inconstitucionalidad evita imponer multa a ingenio La Magdalena

El daño a los ríos en Chalchuapa ocasionado por el derrame de melaza del ingenio La Magdalena no puede ser multado por las autoridades, debido a una declaratoria de inconstitucionalidad a un artículo de la Ley de Medio Ambiente emitida por la Sala de lo Constitucional en agosto de 2015.

La Sala declaró anticonstitucional el artículo 89 de la referida normativa, donde se fijaban las multas contra quienes dañaban los recursos naturales, informó en diciembre del año pasado La Prensa Gráfica (LPG).

En la noticia de LPG se detalla que el fallo evita sancionar con dos o hasta 100 salarios mínimos las infracciones menos graves; y con 100 hasta 5,000 salarios mínimos las infracciones graves.

Con la resolución, tanto el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Tribunal Ambiental no pueden multar a las personas o a las empresas que ocasiones daños.

Sin embargo, el MARN emitió un decreto de estado de emergencia ambiental por el derrame de melaza, en un tramo de 16,400 metros cuadrados en el cantón La Magdalena, en Chalchuapa, así como en el cauce del río Magdalena, sus riveras y los cuerpos de agua cercanos donde se encuentra la afectación ocasionada por el ingenio.

Medio Ambiente elabora un informe sobre todo lo sucedido, el cual entregará a la Fiscalía General de la República y al Tribunal Ambiental.

Fuente: transparenciaactiva.gob.sv