Entradas

Alejandro Giammattei nuevo presidente de Guatemala

Alejandro Giammattei ha jurado el cargo como el presidente de Guatemala, el noveno electo en las urnas desde el fin de las dictaduras militares en 1985. La ceremonia tuvo un retraso de cuatro horas, lo que provocó que algunas delegaciones extranjeras, como las de España y Japón, abandonaran la sesión.  El mandatario, que cumplirá 54 años en marzo, anunció que sus mejores esfuerzos estarán dirigidos a erradicar las que consideró como las «peores lacras» de Guatemala: la desnutrición infantil, la corrupción. Enfatizó de que buscará la recuperación de la institucionalidad en el país centroamericano.

Médico de profesión, Giammattei ofreció hacer del combate a la desnutrición crónica, que afecta a uno de cada dos niños, como una cruzada personal. “Es el gran fracaso de Guatemala”, subrayó. En cuanto al combate a la corrupción, anunció la pronta entrada en vigencia de la Comisión Presidencial Contra la Corrupción, con cero tolerancia para los exfuncionarios que sean encontrados culpables. “Es el segundo gran objetivo de mi gestión”, enfatizó para pedir asesoría y ayuda técnica a los países amigos. “[A los corruptos] se les acabó la fiesta”, dijo y anunció que se capturará a los responsables y se les obligará a devolver el dinero hurtado.

  • El nuevo presidente guatemalteco anunció que este miércoles presentará al Legislativo una iniciativa de ley para declarar «terroristas» a los pandilleros juveniles, una de sus promesas de campaña. De esta forma el Estado tendrá, según Giammattei, los instrumentos legales para su erradicación y pidió a los presidentes del triángulo norte de Centroamérica a unirse a su propuesta. También prometió que se legislará para brindar un respaldo sólido a la policía, para que sus agentes puedan enfrentar eficazmente a los criminales. El mandatario de Guatemala informó de nuevos programas de educación y empleo para eliminar la falta de oportunidades como la causa última que hace posible el surgimiento de estos grupos.

En el programa de Gobierno esbozado en su discurso, Alejandro Giammattei ofreció un esfuerzo serio por la dignificación de la mujer, los migrantes y hacer una lucha efectiva en pro de los pueblos originarios, para terminar con la discriminación.

Tarea cuesta arriba

Entre los retos que Giammattei enfrenta en el arranque de su gestión es la carencia de un plan de trabajo definido y la ausencia de un equipo de trabajo. “A horas de asumir el mando”, dice a EL PAÍS el sociólogo Héctor Rosada, “Giammattei ni siquiera tenía completo su Gabinete, para subrayar la ausencia de una política de Gobierno. Desconocemos su visión acerca de hacia dónde quiere llevar al país. Cómo y con qué recursos va a enmendar los errores del pasado”. En Guatemala, concluye, hablamos de la pobreza como uno de los grandes problemas de la población, “pero no se habla del empobrecimiento que no es más que una acción política que deja de lado a grandes sectores de la población, a quienes impide superar ese estado. Se generan así las condiciones políticas, sociales y económicas para mantener el statu quo. Ese es el problema de Guatemala”.

“Quiero creer que [Giammattei] tiene la voluntad política para enmendar la deriva errática en que se ha conducido a Guatemala en los últimos años”, comenta el procurador de los derechos humanos, Jordán Rodas. «La gestión de Jimmy Morales [expresidente de Guatemala] nos deja en el fondo del despeñadero y Giammattei está consciente de ello. Espero que, desde el primer momento, dé muestras claras de su disposición a dar un golpe de timón”, agrega.

Para el analista Manfredo Marroquín, de Transparencia Internacional, el panorama es poco alentador. “Muchos de los cuadros que integran el equipo de Giammattei son parte de la misma clase política tradicional. Rodearse de gente reciclada no da lugar a la esperanza”, considera y califica como preocupante que sean oficiales del Ejército, con gran protagonismo durante la guerra, quienes se ocupen de la seguridad ciudadana, algo que contradice los acuerdos de paz. El gran reto de Giammattei, concluye, “será desmantelar a las estructuras mafiosas que se han apoderado del Estado. Mientras esas estructuras que dan cobijo a las mafias permanezcan intactas, nada cambiará. De no haber un golpe de timón drástico, en 90 días el nuevo Gobierno enfrentará un clima de gran agitación social y de ingobernabilidad”.

Sin dejar de lado las evidentes dificultades, el jurista y excanciller Gabriel Orellana, quiere dejar abierta una ventana a la esperanza. “El nuevo Gobierno significa un respiro y un mensaje de optimismo. Una alternativa a la Administración de Jimmy Morales”. Comenta que, como todo Gobierno que arranca, lo hace con ideas frescas, pero reconoce que también el inconveniente de llegar con una serie de personajes cuestionados por la sociedad guatemalteca. Orellana señala que la primera gran tarea de la nueva Administración será recuperar la confianza de la ciudadanía en institucionalidad. “Hereda graves problemas en el respeto al Estado de derecho, inexistente en la Administración de Morales», concluye.

 

Fuente: Prensa Libre

Corte de Constitucionalidad suspendió la orden de Jimmy Morales de expulsar al funcionario de la ONU

La máxima instancia judicial del país, la Corte de Constitucionalidad (CC), tomó la decisión tras «un exhaustivo análisis del caso», que provocó un terremoto político en el país y fue condenada por Estados Unidos, gran parte de los países de la Unión Europea y Naciones Unidas.

El mandatario, de 48 años, decretó el domingo la expulsión del ex magistrado Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala(Cicig), al acusarle de injerencia en asuntos de Estado y sobrepasarse en sus funciones.

Este ente de la ONU, que respalda desde 2007 la depuración judicial y el combate a las mafias en Guatemala, inició el viernes junto a la fiscalía un proceso para retirar la inmunidad a Morales, con el fin de investigarle por supuesta corrupción durante la campaña electoral de 2005.

Tres de los cinco magistrados de la CC, que frenó en un primer momento la medida de manera temporal, acabó otorgando «el amparo provisional solicitado» y dejó «en suspenso definitivo el acto que se señaló como reclamado».

La decisión de la máxima instancia judicial guatemalteca colmó las exigencias de decenas de indígenas y activistas, que celebraron la resolución quemando cohetes y cantando vítores frente a la sede de la CC, en el centro de la capital. Horas antes habían manifestado su apoyo a Velásquez en la Cicig.

«Apoyamos a Iván Velásquez por la gestión emprendida para limpiar al Estado de los tentáculos oscuros de la corrupción, impunidad, mafias, el crimen organizado y estructuras paralelas de poder», dijo a periodistas Miguel de León, vocero de los líderes indígenas.

El presidente de la CC, Francisco de Mata, señaló que el fallo debe ser notificado a los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa, Gobernación y al director general de la Policía Nacional Civil, con «el objeto de hacer de su conocimiento esta decisión y por consiguiente se abstengan de ejecutar» la orden del mandatario.

La suspensión definitiva se dio por un amparo aceptado provisionalmente el mismo domingo del Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, quien asumió el cargo el 19 de agosto.

«El órgano competente (CC) determinó que lo actuado por el presidente no tenía sustento legal y en tanto el presidente tendrá que hacerse (a) la idea (de) que el comisionado Iván Velásquez seguirá cumpliendo su función», contó Rodas.

La resolución indica que el amparo se fundamentó en que la orden de expulsión era ilegal por no contar con el respaldo del ministro de Estado, tal y como establece la Constitución. Sólo llevaba la firma del gobernante.

Antes de conocerse la decisión de la corte, un Morales visiblemente molesto reiteró, durante una reunión con alcaldes que le apoyan, su intención de echar al comisionado.

El vocero presidencial, Heinz Heimman, dijo que hasta el momento no se ha fijado una posición oficial acerca de la suspensión definitiva.

Con información de AFP

Físcalia de Guatemala y CICIG certificarán a funcionarios

El presidente electo de Guatemala, Jimmy Morales, solicitó a la Comisión Internacional contra la Impunidad su ayuda para verificar la honestidad de los funcionarios que lo acompañarán en el gobierno de un país que hace unas semanas vio caer al entonces mandatario en medio de un escándalo de corrupción.

También le pidió apoyo a la fiscalía que en los últimos meses, junto a la comisión (Cicig), han desarticulado varia estructuras de corrupción en el gobierno.

«Ya me acerque a Cicig y al Ministerio Público, y les pedí que me ayuden con certificar a la gente», dijo Morales en entrevista con The Associated Press. «A la gente que va a estar sirviendo a la población».

El mandatario electo debe demostrar cuanto antes su disposición para cumplir las promesas de campaña que lo llevaron a la presidencia: luchar contra la corrupción y ser una propuesta transparente y nueva en política. Afirmó que a través de «dar el ejemplo, cumplir ley y rendir cuentas».

«Si yo entro como clase media al gobierno y me enriquezco de la noche a la mañana eso no tiene lógica… si yo sigo siendo el Jimmy Morales que he sido la gente lo va a ver, ese es el ejemplo».

Morales ha ofrecido a la Comisión que en enero de 2016 intentará solicitar a Naciones Unidas la renovación del mandato hasta el año 2021.

«En cuento me lo pidan, con mucho gusto lo haré», dijo Morales.

Morales cree que la gente votó a su favor no solo «por el voto de castigo del que hablan» sino porque dio muestras de liderazgo y demostró que «había coherencia entre el discurso y la conducta»

Morales experimenta su primera prueba de fuego: su abogado Elmer Beltetón Morales y su asesor para la transición de gobierno José Ramón Lam son cuestionados por haber formado parte del gobierno anterior.

Estaban bajo las órdenes de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, que al igual que el mandatario Otto Pérez Molina, renunció en septiembre. Ambos esperan en prisión una investigación por un millonario fraude fiscal,

Morales ha dicho que les dará el derecho a sus colaboradores de presentar argumentos sobre los vínculos y las acusaciones.

Sobre sus planes de gobierno el presidente electo dice que «si tiene un plan» y que el mismo está basado en el programa Plan Nacional de desarrollo, K-atun Nuestra Guatemala 2032, un plan de desarrollo elaborado en el gobierno de Otto Pérez Molina y en los Objetivos del Milenio propuestos por Naciones Unidas.

Dice que su plan está basado en mejorar la salud, la educación e implementar tecnología y asegura que en el plan de gobierno él impregnó la propuesta de introducir tabletas, internet y teléfonos inteligentes para niños en las escuelas.

«La tecnología en la educación. Nuestro proyecto se llama brecha digital O» explicó Morales. «Cualquier ciudadano del mundo que no tenga acceso a una computadora, internet o un teléfon0o inteligente está separado del mundo… si tuviéramos eso tendríamos un salto cuántico (en educación)».

El presidente electo ha sido criticado por organizaciones de derechos humanos que ven con recelo a los militares retirados que fundaron el Frente de Convergencia Nacional, partido con el que ganó las elecciones.

Al hacerle la pregunta, Morales se mostró molesto sobre el tema y pidió que se «investigue» periodísticamente este hecho.

Morales se muestra más delgado que en su campaña, dice que ha bajado de peso luego de conocer los resultados electorales y cuando habla gusta de usar aforismos para hacerse entender.

«Alguien me dijo: no quisiera estar en sus zapatos (se rio) y le dije para serle honesto, yo tampoco», comentó sobre el compromiso que siente de haber sido electo como presidente, pero que está dispuesto a realizar.

Morales Llego al poder luego de que la sociedad guatemalteca cansada de tanta corrupción voto por él en las elecciones del 25 de octubre..

El nuevo presidente tomará posesión el 14 de enero de 2016 de manos de Alejandro Maldonado Aguirre, presidente interino que llegó a presidencia tras la renuncia de Pérez Molina.

Pérez Molina renunció al cargo el 4 de septiembre luego de que la fiscalía y la Comisión lo vincularan a una estructura que defraudo al estado guatemalteco por varios millones de dólares.

Según la Comisión, un órgano de Naciones Unidas a cargo de desarticular estructuras y aparatos de seguridad clandestinos incrustados en el Estado guatemalteco, Pérez Molina y Baldetti conocieron, consintieron y se beneficiaron de la red llamada «la línea», integrada por funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para que les ayudaran a evadir impuestos.

Fuente: AP

Un humorista cristiano Jimmy Morales sin bagaje político arrasa en elección presidencial de Guatemala

Un humorista Jimmy Moralesconservador sin experiencia política arrasó el domingo en las elecciones presidenciales de Guatemala, impulsado por la ira ciudadana contra la elite gobernante tras una ola de escándalos de corrupción que forzó al último mandatario a dimitir.

Jimmy Morales, de 46 años, batió con un histórico 68,5 por ciento de los votos a la ex primera dama Sandra Torres, que obtuvo un 31,5 por ciento, haciendo de su falta de experiencia en la administración pública su principal baza electoral.

«Ha sido un voto valiente, un voto esperanzado, un voto que tiene claro de que hay que acabar con la corrupción y hago un llamado a todos para que construyamos esa realidad», dijo el actor de 46 años en rueda de prensa tras el balotaje, que transcurrió sin incidentes.

Las investigaciones de la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un ente internacional respaldado por la ONU, acusaron al ex mandatario Otto Pérez Molina y a su ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, de dirigir una mafia aduanera conocida como La Línea.

Después de ser imputados y arrestados, ambos están presos a la espera de juicio, aunque niegan todos los cargos.

«Si desde la cabeza se da el ejemplo, hay más probabilidades y hay solvencia moral para poder exigirles a los mandos medios, bajos y operativos para que todas las cosas se hagan sin corrupción», dijo Morales.

El ganador de las elecciones se comprometió a apoyar a la CICIG mientras dure su gobierno de cuatro años que comienza en enero.

«Le mando este mensaje a la fiscal Thelma Aldana: lo que dijimos en campaña de confirmarla no era mentira, es verdad. Y le pedimos que siga con ese valor (…) Necesitamos todas las instancias y todos los servidores públicos para ponernos a la altura», dijo en rueda de prensa.

 

Los críticos del artista, que se define como «nacionalista cristiano» y apoya la pena de muerte, trataron dañar su imagen por los lazos de su partido FCN-Nación con los militares, en un país donde el Ejército es una institución polémica por su rol en casi cuatro décadas de sangrienta guerra civil.

«El otro candidato representa el pasado, la vieja guardia de militares cuestionados», había dicho Torres en la jornada electoral. «Hay que averiguar bien quién rodea al candidato», agregó la empresaria textil de 60 años, cuya vinculación la clase política le pasó factura en las urnas.

EL ANTIPOLÍTICO

Pese a sus 14 años en televisión, Morales era prácticamente desconocido en los sondeos hasta abril, cuando comenzaron a revelarse los casos de corrupción a los que la población respondió con manifestaciones de protesta sin precedentes.

En medio de la creciente indignación, su eslogan «Ni corrupto, ni ladrón» resonó entre los electores que buscan un nuevo comienzo para la convulsionada nación centroamericana.

Su difuso programa de gobierno, que incluye algunos planes excéntricos como poner GPS para controlar a los maestros o revivir en los tribunales una vieja disputa territorial con la vecina Belize, fue recibido con escepticismo por los analistas.

Sin embargo, Morales supo ser convincente en su papel de «antipolítico», con discursos plagados de parábolas bíblicas y chistes populares, en los que contaba su historia de éxito que lo llevó de crecer vendiendo plátanos en un mercado a tener su productora de cine y televisión.

En la sede del partido de Morales, el Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN), había una fiesta tras conocerse los resultados oficiales, con decenas de personas bailando en un show con música en vivo, luces y animadores.

 

«Tal vez no sabe mucho, pero se siente que él si puede gobernar el país. Es una persona humilde», dijo Lourdes Secay, maestra de 30 años, vestida con un traje de payaso en los festejos del presidente electo.

La elección es una llamada de atención para otros partidos en la región centroamericana, donde muchos piden la instalación de entes autónomos como la CICIG, que tuvo un papel clave en la caída de Pérez Molina y el arresto de decenas de funcionarios por varios casos de corrupción.

Licenciado en administración y antiguo estudiante de teología, el evangélico Morales ha dado pocas pistas sobre sus ideas para revitalizar la mayor economía de Centroamérica, cuyas décadas de crecimiento ininterrumpido no lograron atemperar las brutales desigualdades sociales y la pobreza.

Además, aunque se impuso en la primera ronda del 6 de septiembre, su joven partido tan solo pudo lograr 11 de los 158 diputados del próximo Congreso, lo que lo obligaría a forzar complejas alianzas para impulsar las reformas prometidas.

Con poco margen de maniobra, la mayor amenaza para Morales podría ser la misma indignación que lo catapultó a la presidencia.

«No va a ser corrupto porque es un pobre igual que nosotros», dijo Hugo Villagrán, un técnico de computadoras de 28 años en la fiesta del partido de Morales. «Y si no, vamos a hacer que renuncie».

 

Fuente: Reuters

Actor cómico Jimmy Morales arrasaría en elecciones en Guatemala: sondeo

El actor cómico Jimmy Morales ganaría con comodidad el domingo la segunda ronda de las elecciones presidenciales de Guatemala frente a la centroizquierdista y ex primera dama Sandra Torres, mostró el jueves una encuesta publicada por la revista Contrapoder.

Morales obtuvo el 65.9 por ciento de la intención de voto frente a un 21.4 por ciento de Torres en el sondeo elaborado por la empresa Borge & Asociados.

El humorista y productor de televisión, candidato del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), ganó terreno rápidamente antes de la primera ronda electoral de septiembre, impulsado por una ola de escándalos de corrupción que culminó con la renuncia del ex presidente Otto Pérez Molina.

Por su parte, Torres va por su segundo intento de convertirse en la primera presidenta de Guatemala, luego de que en las elecciones del 2011 el tribunal electoral le impidiera ser candidata por ser familiar del ex presidente Álvaro Colom (2008-2012) a pesar de que se habían divorciado.

La encuesta fue realizada entre el 4 y el 10 de octubre mediante entrevistas a 1,201 personas en todo el país. El margen de error es de +/- 2.8 por ciento.

 

Fuente: Reuters