Entradas

Pepper el robot sacerdote en Japón

Pepper es el primer robot humanoide diseñado específicamente para convivir y relacionarse con seres humanos, pero esta versión del androide ofrece un servicio muy especial ya que es capaz de llevar a cabo ceremonias religiosas. Vestido con una túnica budista, el robot es capaz de cantar sutras (textos del budismo) y dar un funeral al módico precio de 389 euros en vez de 1867, el precio de un funeral dado por un humano.

Fuente: euronews (en español)

Expertos de JICA apoyan en la restauración de las lagunas Olomega y El Jocotal

Como lanzamiento oficial del “proyecto para el Manejo integral de los humedales Laguna de Olomega y El Jocotal”, se realizó una jornada participativa con los diversos actores involucrados en la conservación de los sitios Ramsar en el país; en la actividad, el equipo de expertos japoneses y técnicos del MARN expusieron las proyecciones y alcances en el trabajo de restauración de dichos humedales.

Expertos japoneses en ecosistemas de humedales; planificación de uso de la tierra; organización comunitaria; educación sobre medio ambiente e hidrólogos, están trabajando con técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), para la restauración de las lagunas de Olomega y El Jocotal en los departamentos de La Unión, San Miguel y Usulután.

La cooperación especializada es parte un convenio firmado entre el Gobierno de Japón y El Salvador, a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) por un monto aproximado a $5 millones.

El apoyo consiste en un proyecto de cooperación técnica que incluye la donación de equipos, la asistencia técnica de especialistas japoneses y capacitaciones a funcionarios del MARN en Japón.

El proyecto de restauración tendrá una duración de cinco años y busca atender diferentes problemáticas que afectan a las dos lagunas Ramsar.

Alrededor de las lagunas, hay cerca de 19,500 habitantes que subsisten principalmente de la pesca y la ganadería, siendo éstas una fuente importante de ingresos para la población.

Actualmente, el entorno natural de estas lagunas se ha deteriorado debido a varios causantes, como las aguas residuales domésticas, estiércol de ganado, agroquímicos, sobrepesca, especies exóticas invasoras como el Jacinto de Agua y la sedimentación.

El proyecto da inicio luego de una serie de evaluaciones técnicas que JICA realizó desde diciembre del año pasado, luego de la firma del registro de actividades.

La misión de japoneses que trabajará en la restauración de las lagunas está conformada por: Koji Asano, jefe de equipo y especialista en conservación de ecosistemas de humedales; Shin-ichiro Tsuji, subjefe del equipo con experiencia en organización comunitaria y mejoramiento de la economía familiar; Michiaki Hosono, especialista en plan del uso de las tierras; Yukio Nagahama, especialista en educación ambiental y gestión de humedales; Naoki Yamashita, especialista en hidrología y Yoshihiro Tokue, experto en zonificación ecológica y Tamao Tada, especialista en educación ambiental y relaciones públicas.

Con la ejecución del proyecto, se formulará un marco institucional para el manejo integral de los humedales a nivel local y nacional, asegurando la participación de actores relevantes, tales como el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Turismo, las cinco alcaldías que comparten las lagunas, el sector dedicado al cultivo de caña de azúcar, entre otras.

También, se desarrollarán planes de manejo de humedales, incluyendo la zonificación, a través de un proceso de planificación participativa que involucra municipios relevantes, residentes locales y otros actores.

Además se realizarán actividades piloto para promover el manejo eficaz de los humedales a nivel local y, a su vez, se logrará la obtención y utilización de datos ambientales y socioeconómicos de las áreas objetivo que serán insumos para la formulación de los planes de manejo.

JICA

Finalmente, se logrará un intercambio de conocimientos y creación de redes con actores de otros humedales dentro y fuera de El Salvador, por medio de simposios regionales con la Secretaría de Ramsar y la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).

La actividad fue presidida por la titular del MARN, Lina Pohl, el ministro de Turismo, José Napoleón Duarte, el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, el Jefe Representante de JICA, Kazuo Fujishiro y los alcaldes municipales de San Miguel, Miguel Pereira; el alcalde del municipio de El Carmen, Francis Edgardo Zelaya; el edil del municipio El Tránsito, Roel Werner Martínez; el alcalde de Jucuarán, José Boanerge Carranza y el alcalde de Chirilagua, Manuel Antonio Vásquez Blanco.

El Salvador actualmente posee siete sitios Ramsar: el Área Natural Protegida Laguna El Jocotal, el Complejo Bahía de Jiquilisco, el Embalse Cerrón Grande, la Laguna de Olomega, el Complejo Güija, el Complejo Barra de Santiago y el Complejo Jaltepeque. El área total de los sitios Ramsar es de 207,387 ha., la cual cubre aproximadamente el 10% del territorio de El Salvador

Casamiento sin marido, la última excentricidad en Japón

Celebrar un casamiento sin el novio parece en principio una escena sacada de algún sketch de comedia, pero en realidad se trata de un original paquete turístico ofrecido en Japón por una agencia de viajes a aquellas mujeres que alguna vez soñaron con casarse y no lo lograron. La propuesta causó furor en el país asiático y cada vez encuentra más y nuevos adeptos.

La idea se puso en marcha en 2014 por la agencia Cerca Travel, ubicada en Kioto, al sur del país del sol. “Fue una suerte de respuesta a una demanda manifestada por una colega, quesoñaba con tener su propio álbum de fotos vestida de novia sin haber pasado por el altar. En apenas los primeros seis meses, más de 130 mujeres optaron por una boda a solas”, expresó la presidente de la compañía, Yukiki Inoue.

La iniciativa responde al nombre de “solo wedding”(casamiento en soledad) y ofrece varios paquetes diferentes. Aquellas interesadas pueden elegir entre celebrar una boda tradicional japonesa o apelar a las características clásicas de los casamientos “occidentales”: un vestido blanco con cola larga y un ramo de flores entre las manos.

La experiencia se divide en dos días. Durante el primero, la futura novia será acompañada por un personal shopper para elegir el vestido, las flores y las decoraciones de la fiesta. En el segundo se realiza la sesión de peluquería y maquillaje junto a un estilista profesional. Luego, se acude al emblemático Jardín de Shugakuin Kirara Sanso para realizar la sesión de fotos y la jornada finaliza con el casamiento, la fiesta y la noche de bodas en un hotel de lujo. Las mujeres que decidan dar el paso adelante pagan hasta 2.500 dólares.

Japon1

La experiencia puede culminar con una “noche de bodas” en un hotel de lujo

Para la psicóloga Beatriz Goldberg, el fenómeno indaga sobre la autoestima: “El casamiento es un fenómeno de individualismo al máximo. Sólo se vive de apariencias. De hecho, mucha gente compra premios y títulos y no le interesa si se los felicita por logros reales o no. En este caso sucede eso. Uno aplaude y elogia algo irreal; el novio es un muñeco de torta”.

“Si bien muchas mujeres se casan por amor, otras lo hacen para el afuera, ya que les gusta vivir su máximo nivel de narcisismo en una sola noche. Otras prefieren la boda con alguien, aunque les dure poco, solo porque quieren ser la reina de la noche, al menos por una vez”, agregó la psicóloga aInfobae.

Inoue afirmó que la propuesta “intenta ayudar a que las mujeres se sientan mejor consigo mismas. A lo largo de todo el país, cada vez hay más gente viviendo sola y es bueno que puedan luchar contra su soledad con alternativas como esta”.

La abundancia de solteros es un síntoma más de la crisis demográfica que atraviesa Japón desde hace una década. La caída de los índices de matrimonios convencionales y el freno abrupto de la llegada de inmigrantes, a causa de los exigentes controles de fronteras, provocaron un detrimento grave en las tasas de natalidad.

Según datos gubernamentales, se estima que para 2060, el país asiático perderá a un tercio de su población.

Fuente: Infobae

Japón conmemora cinco años del tsunami que dejó 18.500 muertos

Los japoneses rendían homenaje este viernes a las víctimas del terremoto y el tsunami ocurridos hace exactamente cinco años, una catástrofe que dejó 18.500 muertos o desaparecidos ycausó un accidente nuclear cuyos efectos siguen siendo visibles.
Pese al frío y la lluvia, miles de familias participaron con flores y velas en el homenaje en distintos puntos del noreste del país, azotado por el desastre.
A las 14:46 (05:46 GMT) se observó un minuto de silencio en todo Japón, en el momento preciso en que hace cinco año se produjo un sismo de magnitud 9 frente a la isla principal de Honshu.
El emperador Akihito, la emperatriz Michiko, el primer ministro Shinzo Abe y otros participantes en la ceremonia de Tokio inclinaron sus cabezas en señal de homenaje.
“Han pasado cinco años desde la catástrofe; más de 20.000 víctimas han perdido la vida“, declaró el emperador Akihito en la ceremonia, junto con la emperatriz y frente a un inmenso parterre de flores blancas y amarillas, alrededor de una estela de homenaje a “las víctimas del gran desastre de Tohoku” (noreste).
“Japón ha recibido el regalo de tener una naturaleza hermosa, pero a veces puede ser peligrosa“, destacó el jefe del Estado. “Nunca podremos olvidar las imágenes de ese muro de agua negra” cayendo sobre las ciudades destruidas por el tsunami, añadió.

Recuerdos dolorosos

“Cuando voy a las regiones afectadas tengo la impresión de que el desastre sigue presente“, comentó el primer ministro Shinzo Abe, que prometió un gobierno unido “para reconstruir un país más resistente”.
El 11 de marzo de 2011, cerca de 18.500 vidas fueron barridas por el tsunami. Otras tres mil personas murieron luego por las consecuencias del drama.
Desde hace varios días, la prensa no deja de recordar aquel día fatídico: hordas de empleados enloquecidos abandonando de forma precipitada los rascacielos de Tokio, trenes volcados en el noreste del país, imágenes de ciudades barridas por el tsunami, miles de desaparecidos.
Al impacto causado por las imágenes de las olas gigantescas se suman rápidamente las primeras señales alarmantes de la central nuclear de Fukushima Daiichi. Al poco comienzan las órdenes de evacuación de los miles de habitantes a la redonda.
Desde hace cinco años, al igual que otros 140.000 desplazados, Kenichi Hasegawa vive con su mujer en una vivienda provisional prefabricada.
“Uno sobrelleva esta vida sin llegar a acostumbrarse, estamos cansados”, comentó al canalNHK la esposa de Hasegawa. Durante el día, su marido va a su antiguo domicilio, en la localidad de Iitatemura, totalmente evacuada, para limpiar y “evitar que las malas hierbas lo invadan todo”. “Es triste, no hay nadie, no viene nadie”, lamentó el hombre.
“En esas regiones rurales las familias solían vivir tres generaciones bajo el mismo techo. Ahora están desperdigadas a causa del accidente”, contó Hasegawa, un campesino sin trabajo.
Veo algunos avances en los lugares destruidos por el tsunami en las provincias de Miyagi e Iwate, pero no en la de Fukushima“, destacó Daiki Yokoyama, un habitante de esta provincia, en una reunión celebrada este viernes en Tokio.
En Fukushima, “cerca de 100.000 personas no han vuelto a su casa. Muchas no podrán hacerlo, y el gobierno sigue minimizando el nivel de radiactividad. Es trágico e inaceptable”, critica Junichi Sato, director ejecutivo de Greenpeace Japón.
El gobierno nipón reconoce que, por el momento, se ha construido menos de la mitad de las 30.000 viviendas prometidas para los desplazados desprovistos de medios para realojarse.
Tras el desastre de Fukushima, el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil en 1986, el gobierno de entonces apagó todos los reactores nucleares del país, obligando a la compra masiva de combustibles fósiles.
Pero en los últimos meses, el ejecutivo de Shinzo Abe ha ordenado la reactivación de algunos, argumentando que son esenciales para el suministro energético del país. “Nuestro país, que es pobre en recursos, no puede prescindir de la energía nuclear”, dijo Abe el jueves por la noche.
El debate sigue siendo intenso. Prueba de ello es que sólo esta semana, un tribunal ordenó el cierre de dos reactores nucleares declarados previamente como seguros.
A continuación, las cifras del desastre ocurrido el 11 de marzo de 2011:
15.894 personas muertas por el terremoto y tsunami.
2.561 personas desaparecidas que se considera murieron.
12 prefecturas, de las 47 que tiene Japón, afectadas por el desastre.
25,5 billones de yenes el coste (225.000 millones de dólares) de la reconstrucción en los cinco primeros años.
6,5 billones de yenes el presupuesto (58.000 millones de dólares) reservado para la reconstrucción los cinco próximos años.
470.000 personas desalojadas en marzo de 2011.
180.000 personas que aún no han regresado al lugar que habitaban antes del desastre.
121.803 casas destruidas.
64.988 personas aún en viviendas temporales prefabricadas.
60 porcentaje de vivienda pública planeada que ha sido completada.
27 porcentaje de protección forestal en la línea costera contra tsunamis que ha sido restaurado.
45 porcentaje de compañías y negocios minoristas que han recuperado sus ventas previas al desastre.
70 porcentaje de puertos pesqueros y tierra agrícola recuperada para reutilización.
90 porcentaje de vías de ferrocarril restauradas.
20 millones turistas extranjeros que han visitado Japón.
500.000 turistas extranjeros que han visitado tres prefecturas del norte golpeadas por el tsunami.
31 millones toneladas métricas de escombros creadas por el terremoto y tsunami.
25 millones toneladas métricas de escombros tratados.
13 millones toneladas métricas recicladas como materiales de construcción para edificar malecones y puertos.
6 millones toneladas métricas que aún están en almacenamiento temporal en Fukushima.
japon2 japon3
fuente: Infobae

Australia, “decepcionada” porque Japón reanude la caza de ballenas

Australia mostró su decepción con la decisión de Japón de reanudar la caza de ballenas en el océano Antártico, a pesar de una condena de la justicia internacional, declaró este viernes el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, de visita en Tokio.

“Australia está muy decepcionada con que Japón reanuda la caza el océano Austral este año”, dijo Malcolm Turnbull en Tokio, según la radiotelevisión pública Australian Broadcasting Company.

Declaraciones similares figuran también en una entrevista concedida antes de su visita al diario conservador japonés Yomiuri Shimbun y publicada el viernes.

Turnbull tiene previsto reunirse durante la tarde con su homólogo japonés, Shinzo Abe.

La primera visita al archipiélago de Turnbull como primer ministro abordará un gran abanico de asuntos, entre ellos la cooperación en materia de defensa y el comercio internacional. La captura de ballenas, sobre la que ambos países tienen sus diferencias, también estará en el orden del día.

“Sabemos que nuestras opiniones son diferentes en este sentido, pero vamos a ser francos y honestos, como deben serlo los buenos amigos, poner el asunto sobre la mesa e intentar buscar una solución”, dijo Turnbull al rotativo Yomiuri.

Los balleneros japoneses zarparon a principios de mes rumbo al Antártico, tras un año de suspensión de estas expediciones que los defensores del medio ambiente califican de “crimen contra la naturaleza”.

El archipiélago se vio obligado a renunciar a la temporada 2014-2015 de capturas de cetáceos en la zona austral, tras una decisión en marzo de 2014 de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que, a demanda de Australia, consideró que Japón utilizaba una actividad, presentada como de investigación animal, con fines comerciales.

El consumo de ballena cuenta con una larga tradición en Japón, donde este cetáceo ha sido cazado durante siglos, si bien el auge de la industria ballenera se sitúa después de la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de alimentar a un país hambriento.

Sin embargo, el consumo de esta carne blanca o roja disminuyó fuertemente a medida que Japón se convertía en una de las economías más ricas del mundo.

Fuente: Agencia AFP

Japón recuerda el terrible sismo y tsunami del 11 de marzo de 2011

Los japoneses estaban llamados este miércoles a guardar un minuto de silencio en homenaje a las casi 18 500 víctimas del sismo de magnitud 9 y posterior tsunami que asoló Japón el 11 de marzo de 2011.

Por cuarto año consecutivo, las sirenas debían sonar y el país enmudecer a las 14:46 (05:46 GMT), en recuerdo de estas víctimas en su mayoría arrastradas por olas de más de 30 metros en algunos puntos del litoral del océano Pacífico.

En la costa noreste del archipiélago, supervivientes y familiares de desaparecidos tenían previsto recogerse allí donde desaparecieron sus allegados.

Unas 18 500 personas perdieron la vida, si bien los cadáveres de casi 2 600 no se llegaron a encontrar. Otras 3 000 personas más murieron a continuación por una degradación de sus condiciones de vida a consecuencia de este drama.

De hecho, a esta catástrofe natural, se le sumó el accidente nuclear de Fukushima, que obligó a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares, muchas de ellas quizás para siempre.

En total, unas 230 000 personas continúan cuatro años después del tsunami y de la radioactividad lejos de sus hogares, en viviendas provisionales, en casa de familiares o en hospitales. A pesar de los planes de reconstrucción, las tres prefecturas más afectadas de la región de Tohoku (Miyagi, Iwate y Fukushima) aún tienen un largo camino por delante para volver a la situación previa a la catástrofe.

Desde el terremoto de marzo de 2011, se han registrado miles de réplicas. “Pondremos todo en marcha para reconstruir las regiones siniestradas”, declaró el martes en rueda de prensa el primer ministro nipón, Shinzo Abe, quien mostró su cercanía a aquellos “afectados directamente por la catástrofe, obligados a vivir con una profunda tristeza”.

Abe prometió un nuevo plan para acelerar la reconstrucción y reiteró su compromiso en el desmantelamiento de la central de Fukushima.
Fuente: elcomercio.com

Japón promete 200 millones de dólares para lucha contra el Estado Islámico

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció hoy una ayuda no militar de 200 millones de dólares a los países de Oriente Medio que combaten al grupo yihadista Estado Islámico (EI), para que puedan mantener esta lucha.

En un discurso durante una conferencia económica en El Cairo, donde se encuentra de visita, Abe advirtió de que el mundo puede sufrir “una perdida incalculable” si el terrorismo se extiende por Oriente Medio.

Fuente: EFE/EL CAIRO