Entradas

Fujimori

Alberto Fujimori podrá ser juzgado por otra matanza cometida durante su mandato

El ex presidente peruano Alberto Fujimori podrá ser juzgado como presunto autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de seis personas en 1992 por el grupo militar encubierto Colina, después de que la Corte Suprema confirmó la anulación del derecho de gracia que se le otorgó en 2017.

El máximo tribunal ratificó este lunes una decisión de la Sala Penal Nacional que resolvió que “carece de efectos jurídicos” la resolución que firmó el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski el 24 de diciembre de 2017 concediendo a Fujimori el derecho de gracia junto con el indulto, que también fue anulado por un juez peruano en 2018.

Según la resolución, publicada por la agencia oficial Andina, el tribunal declaró fundada la solicitud de no aplicación del derecho de gracia que pidió la parte civil e infundado el pedido de exclusión y archivo del proceso que formuló la defensa de Fujimori.

Derecho de gracia e indulto

Al confirmar la anulación de derecho de gracia, la Corte Suprema dejó sin efecto el impedimento para que Fujimori (1990-2000) pueda ser procesado por otros casos, tras los que en 2009 lo llevaron a ser condenado a 25 años de cárcel como “autor mediato” de dos matanzas cometidas por el grupo Colina.

Dispuso, en ese sentido, “la continuación del proceso” por el llamado caso Pativilca, un distrito de la provincia limeña de Barranca donde el grupo Colina secuestró, torturó y asesinó a seis personas el 29 de enero de 1992, lo que ha llevado al Ministerio Público a solicitar 25 años de cárcel para los acusados.

Al indultar a Fujimori, Kuczynski aseguró que su salud corría riesgo en prisión por tener, en ese momento, 80 años, y padecer de dolencias crónicas como hipertensión y problemas gastrointestinales, por lo que también buscó cerrar la posibilidad de que se la abra algún nuevo juicio con el derecho de gracia.

Una nueva derrota judicial

El pasado 21 de noviembre, la Segunda Sala Penal Para Procesos con Reos Libres del Poder Judicial ya había rechazado un recurso presentado por el abogado de Fujimori, César Nakasaki, contra los jueces que resolvieron y ratificaron la anulación del indulto otorgado al ex mandatario.

La decisión confirmó una resolución anterior que negó “de plano” un hábeas corpus presentado por Nakasaki, quien había pedido que se aparte del caso a todos los integrantes de la sala suprema que ratificó la anulación del indulto.

El tribunal recordó que este fue revisado en cumplimiento de un pedido de la Corte Interamericana de Derechos humanos, y que el resultado de ese proceso, que llevó a su anulación en octubre de 2018, fue “adecuado, razonable y óptimo”.

La estrategia de la defensa

Nakasaki ha señalado que no tiene mayores expectativas de que sus recursos reciban un pronunciamiento favorable, por lo que su intención es agotar todas las instancias judiciales para poder llegar hasta el Tribunal Constitucional (TC).

En esa instancia, el abogado espera lograr que se anule la resolución judicial “y que se restablezcan los efectos del indulto humanitario”, que en su momento generó gran polémica y manifestaciones ciudadanas en Perú.

En ese escenario, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) ordenó la revisión del indulto, aunque luego de que este fue anulado, Fujimori permaneció internado durante cien días en una clínica de Lima, hasta que en enero de 2019 volvió a prisión para terminar de cumplir su condena a 25 años de cárcel.

(Con información de EFE)

Trasladan a ex presidente peruano Fujimori a una clínica por hipertensión y depresión

El encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori fue trasladado de emergencia el viernes a una clínica de Lima debido problemas de “hipertensión” y “depresión”, dijo el jefe del estatal Instituto Nacional Penitenciario, Julio Magán.

Fujimori cumple una condena de 25 años de prisión por cargos de corrupción y violación de derechos humanos durante su Gobierno entre 1990 y el 2000.

“Tiene hipertensión no controlada. Ha sido trasladado de emergencia”, dijo Magán a la radio local RPP. El funcionario agregó que el ex presidente sufre “dolor en la lengua” y va a recibir un tratamiento “por un tema de depresión”.

La hija mayor del ex mandatario, la centroderechista Keiko Fujimori, perdió hace casi dos semanas las elecciones presidenciales en un balotaje frente a Pedro Pablo Kuczynski.

El ex mandatario, de 77 años, fue trasladado a la clínica Centenario Peruano Japonesa, ubicada en el distrito limeño de Pueblo Libre.

Este es tercer ingreso de Fujimori a una clínica en lo que va del año. En marzo el ex presidente, hijo de inmigrantes japoneses, fue internado por presentar mareos y pérdida de fuerza en sus piernas.

Fujimori, que sufre hipertensión arterial, ha sido operado hasta en cinco ocasiones en la lengua por lesiones cancerígenas y una catarata en un ojo.

 

Fuente: Reuters

Kuczynski se acerca a presidencia de Perú en final electoral de fotografía

El economista de centroderecha Pedro Pablo Kuczynski acariciaba la presidencia de Perú mientras se consolidaba el miércoles su estrecha pero constante ventaja sobre la conservadora Keiko Fujimori, en los comicios más ajustados en cinco décadas.

El veterano ex banquero de inversión lideraba el escrutinio con un 50,12 por ciento de los votos, con el 99,18 por ciento de los votos contabilizados, dijo el organismo electoral peruano.

En tanto, la hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori obtenía un 49,88 por ciento. La diferencia entre los candidatos es de apenas 0,24 puntos porcentuales o 39.835 votos.

La ventaja de Kuczynski, un hijo de inmigrantes europeos de 77 años, se ha mantenido aunque con altibajos durante tres días de escrutinio tras las elecciones del domingo.

Analistas sostienen que estadísticamente es difícil que la tendencia pueda cambiar, pero las autoridades electorales han pedido calma y esperar el conteo final de votos para proclamar al presidente que sucederá a Ollanta Humala.

“Para que exista una reversión a favor de Keiko, al presente se necesitaría que en las actas (mesas de votación) por escrutar ella obtenga 75 por ciento a favor, lo que es estadísticamente imposible”, dijo a Reuters el académico y ex jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Farid Matuk.

En una muestra de ansiedad, los candidatos a la vicepresidencia de Kuczynski se reunieron el miércoles con las autoridades electorales para averiguar cuánto demoraría el conteo final.

PREPARANDO EL TERRENO

Los colaboradores incluso ya comenzaban a hacer coordinaciones internas para una posible transición de poder con el presidente saliente Humala, cuyo mandato culmina en julio.

“Ya estamos, al interior del partido (…), comenzando a trabajar documentación que se requiere para el proceso de transferencia, pero todo eso es de manera preliminar, porque vamos a actuar cuando tengamos las actas procesadas”, dijo Martín Vizcarra, candidato a la vicepresidencia de Kuczynski.

Si el ex funcionario del Banco Mundial triunfa, no tendría otra que sentarse a negociar con Fujimori: el partido de su joven rival tiene una mayoría absoluta en el Congreso unicameral y será clave para aprobar cualquier iniciativa.

Mientras tanto, entre las filas de la candidata no perdían la esperanza de que se reviertan los resultados.

“Estamos tranquilos, con paciencia y buen humor para esperar el resultado oficial”, dijo Pedro Spadaro, legislador reelecto de la agrupación de la candidata. “Si vemos que el tema puede ser irreversible tendremos que anunciar o hemos ganado nosotros o han ganado ellos”.

Kuczynski, un ex ministro de Economía, apeló durante la campaña a su experiencia para ganar votos y a propuestas como reducir impuestos y ampliar el déficit fiscal para generar más recursos y apuntalar la recuperación de la economía local.

En la recta final recibió un impulso al ser considerado por distintas políticos como la última oportunidad para detener el avance al poder de la hija mayor del ex presidente Fujimori.

Con la carga de su apellido, Fujimori, de 41 años, ha sido blanco de protestas de muchos peruanos que no olvidan el autoritarismo de su padre, condenado a prisión por abusos a los derechos humanos y corrupción durante su década en el poder.

Ambos candidatos prometieron en la campaña que mantendrán el modelo económico de libre mercado que hasta hace unos años hizo crecer al país mucho más rápido que a otros vecinos de América Latina. Por esto, los mercados financieros han permanecido tranquilos, operando con normalidad.

Fuente: Reuters

Fujimori y Kuczynski se encaminan a final cerrada por presidencia de Perú

La diferencia entre los candidatos de centroderecha Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski se estrechó en las últimas encuestas para la segunda ronda electoral por la presidencia de Perú el domingo, lo que anticipa un final ajustado.

Fujimori, de 41 años, quien lideraba la carrera con una ventaja de alrededor de cinco puntos porcentuales hace menos de una semana, está ahora estadísticamente empatada con el ex economista del Banco Mundial de 77 años, según tres sondeos publicados desde el martes.

“De aquí al domingo es difícil saber qué va a pasar, viene una final de fotografía”, dijo el viernes el director ejecutivo de la encuestadora Ipsos, Alfredo Torres, en una conferencia con la prensa extranjera.

Las encuestadoras Datum Internacional, CPI y GfK mostraron un retroceso de Fujimori y un avance de Kuczynski en simulacros de votación realizados en los últimos días.

El último cursado entre el miércoles y el jueves por GfK a 1.816 personas, con un margen de error de más/menos 2,3 puntos porcentuales, arrojó un 50,3 por ciento de las preferencias para Fujimori frente a un 49,7 por ciento para Kuczynski.

El tanto el estudio Datum Internacional-efectuado entre el 31 de mayo y el 1 de junio- arrojó un 52,1 por ciento de votos para Fujimori y 47,9 por ciento para Kuczynski. Otro simulacro de CPI hecho en los mismos días mostró un 51,6 por ciento frente a un 48,4 por ciento, respectivamente.

La directora de Datum, Urpi Torrado, afirmó que Kuczsyni ha crecido a partir del apoyo recibido de parte de los que estaban indecisos, aunque Fujimori no ha perdido intención de votos.

Esta es la segunda oportunidad para la hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori de llegar a convertirse en la primera mujer gobernante de Perú. En 2001, perdió frente a Ollanta Humala en medio de criticas de un sector de la población sobre la gestión de su padre.

Torres, de Ipsos, que tendrá el sábado una encuesta, dijo que los indecisos serán clave para inclinar la balanza y la “gran batalla” por los votos se está produciendo en la capital de Perú, que concentra un tercio de los electores del país minero.

CIERRES DE CAMPAÑA

Manuel Saavedra, gerente de CPI, dijo que el último debate presidencial del domingo; el respaldo a Kuczynski de varios políticos, incluida la izquierdista Verónika Mendoza; y la marcha contra Fujimori favorecieron al candidato.

“Cuatro puntos pierde Keiko y se fueron automáticamente a Kuczynski”, explicó. “En la semana se concentraron ataques entre los dos candidatos, llevando la peor parte Fujimori”, afirmó.

El experto refirió que de aquí al domingo está en juego un 5 por ciento de votantes indecisos, según su encuestadora. Perú tiene 23 millones de electores.

Ambos aspirantes cerraron el jueves sus campañas con acusaciones mutuas sobre el manejo democrático y los planes económicos, en busca de ganar el voto de los indecisos.

Para esta elección, la joven candidata ha marcado distancia con su padre y ha recorrido casi todo el país con un mensaje de reconciliación, mayor inversión social y mano dura contra la delincuencia, que se ha convertido en el mayor problema de Perú.

“Mi contrincante hizo su plan desde su cómodo escritorio, nosotros recorriendo cada una de las regiones, cada una de las provincias, de los distritos”, dijo Fujimori al cierre de su campaña en un barrio de la periferia de Lima.

“Vayamos a votar sin miedo el 5 de junio”, afirmó.

Kuczynski, un ex ministro de Economía, ha apelado durante su campaña a su experiencia y en los últimos días elevó sus críticas contra Fujimori en su intento por seducir a sectores pobres que lo miran con escepticismo por su cercanía con los empresarios y su formación de elite.

“Nosotros queremos el cambio, queremos democracia, con un país seguro, y las dos cosas van juntas, porque si no tenemos democracia estamos creando una bomba de tiempo”, dijo al cierre de su campaña en la ciudad de Arequipa, en el sur del país, donde obtuvo más votos en la primera ronda electoral de abril.

Los mercados no se han mostrado agitados debido a que ambos candidatos garantizan el mismo modelo económico de libre mercado que ha llevado al país a tener tasas de crecimiento mayores al promedio de Latinoamérica en la última década.

 

Fuente: Reuters