Entradas

Amenazas de Donald Trump sobre intervención militar podría fortalecer a Maduro

El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la posibilidad de una intervención militar en Venezuela podría oxigenar al impopular mandatario Nicolás Maduro, quien ha usado por largo tiempo la amenaza de una agresión estadounidense para justificar políticas que han herido gravemente la economía.

El presidente venezolano ha continuado con la “revolución” socialista iniciada por el fallecido Hugo Chávez hace casi 20 años. La clave de la retórica populista usada por ambos es una batería de constantes advertencias de que el “imperio” de Estados Unidos está planeando una invasión para apoderarse del crudo venezolano.

La supuesta amenaza de una incursión militar estadounidense había sido rechazada y calificada como una mentira por la oposición hasta el viernes, cuando Trump dijo que no estaba descartada una opción militar en Venezuela como respuesta a la crisis política en el país sudamericano.

“Le está haciendo más bien un favor a Maduro para que el fortalezca su posición frente al imperio, que le ha funcionado a él y funcionaba a Chávez”, dijo el abogado Luis Alberto Rodríguez, sentado en un café, fumando un habano y en uno de los barrios más ricos de Caracas.

“No va a tener ninguna repercusión más allá del hecho que el Gobierno Venezolano lo usará para unificar mucho más a su gente y atacar más, desde un punto de vista retórico, a la oposición”, agregó.

Seguidores y aliados de Maduro, que con regularidad acusan a los líderes de la oposición de servir como “lacayos” de Washington, no perdieron tiempo en atacar.

“¡Métase en sus asuntos, solucione sus problemas, señor Trump!”, dijo el hijo de Maduro también llamado Nicolás, en una reciente sesión en la Asamblea Nacional Constituyente, que fue elegida a fines de julio para reescribir la carta magna. El hijo del mandatario fue electo como constituyente.

La oposición teme que la constituyente elimine cualquier control al presidente venezolano, mientras que los críticos en todo el mundo la han condenado como una afrenta a la democracia.

Una marcha el sábado contra Maduro se llevó a cabo con pocos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y sin víctimas. Más de 120 personas han muerto en protestas desde abril, en momentos que el país petrolero vive su más profunda crisis económica agravada por una inflación de tres dígitos, así como por la escasez de alimentos y medicamentos.

La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado el domingo, en el que no nombró directamente a Trump, pero que rechazó la “intervención cubana y la amenaza militar de cualquier potencia extranjera”.

“La dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera”, dijo la oposición.

EL MAYOR REGALO

La oposición, que controla el parlamento que ha sido restringido por el mayor tribunal del país, boicoteó la elección de la constituyente el mes pasado.

Los líderes han pedido un adelanto de las elecciones presidenciales, que Maduro probablemente perdería mientras su popularidad sigue golpeada en parte por la grave crisis económica.

“Maduro no podría haber pedido un regalo mayor a Trump; más bien le proporcionó argumentos para su teoría de la conspiración hasta ahora inverosímil”, dijo el sociólogo David Smilde.

Smilde agregó que la amenaza de Trump de una incursión militar en Venezuela puso a la oposición de “espaldas”, después de que un grupo de gobiernos latinoamericanos se unieran la semana pasada para cuestionar a Maduro por impulsar las elecciones de la asamblea constituyente.

“Ha amenazado con desvanecerse el consenso regional emergente respecto a Venezuela, y hoy, los países que el martes firmaron una fuerte declaración criticando la dirección autoritaria de Maduro, están gastando su tiempo criticando las declaraciones de Trump”, dijo Smilde.

 

Fuente: Reuters

Trump sufre nuevo revés en su veto migratorio a musulmanes

[layerslider id=”14″]

La Novena Corte de Apelaciones de San Francisco ratificó hoy su rechazo al veto migratorio del presidente Donald Trump que busca prohibir a inmigrantes de seis países, en su mayoría musulmanes, viajar a Estados Unidos.

La decisión unánime y firmada por un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos fue la última de una serie de derrotas legales que la administración Trump ha sufrido. La Casa Blanca ha dicho que llevará su caso ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

“Al suspender la entrada de más de 180 millones de nacionales de seis países, cancelar la entrada de todos los refugiados y reducir el límite de admisión de refugiados de 110 mil a 50 mil para el año fiscal 2017, el presidente no cumplió con la condición previa esencial para ejercer su autoridad delegada”, indicó la Corte.

“El mandatario debe hacer una constatación suficiente de que la entrada de esta clase de personas sería perjudicial para los intereses de Estados Unidos”, sentenció el panel de jueces.

El noveno circuito, que decide casos federales para nueve estados occidentales, también dijo que la orden de Trump violó una disposición de la ley de inmigración que prohíbe la discriminación basada en la nacionalidad.

Los jueces Michael Daly Hawkins, Ronald M. Gould y Richard Páez ratifican de esta manera un mandato nacional emitido por un juez federal en Hawai en respuesta a una demanda interpuesta por el estado y un imán con sede en Honolulu.

La orden de Trump, una versión revisada de la que emitió durante su primera semana en el cargo, prohibiría temporalmente el ingreso a los inmigrantes y viajeros de Irán, Sudán, Somalia, Yemen, Siria y Libia, y suspendería la entrada de refugiados.

El juez de distrito Derrick K. Watson había emitido una orden preliminar tras concluir que el sentimiento antimusulmán lo motivó.

El estado de Hawai y el doctor Ismail Elshikh, el imán de la Asociación Musulmana de Hawai, argumentaron que la orden de Trump estigmatizaba a los musulmanes y perjudicaría al turismo y la contratación de estudiantes universitarios.

Los abogados de la administración Trump se opusieron y argumentaron que los presidentes tienen amplia autoridad sobre asuntos de inmigración y seguridad nacional y no deben ser cuestionados por jueces federales no electos.

Entre los grupos que instaron al tribunal a mantener el veto a la orden de Trump destacan la Asociación Estadunidense de Abogados, exfuncionarios de seguridad nacional, empresas de tecnología, organizaciones religiosas y 165 miembros del Congreso.

Además, grupos de asistencia para refugiados, profesores de derecho y una organización que representa a niños enfermos en Irán para recibir atención médica en Estados Unidos, también procuradores generales de 16 estados, incluyendo los de California e Illinois.

Alineados con Trump aparecen una coalición de grupos armados sin fines de lucro, abogados de “Inglés primero”, las fundaciones de control fronterizo y 14 estados.

El movimiento independentista de California da el primer paso para separarse de EE.UU.

Los partidarios de la independencia de California presentaron este lunes una propuesta de votación al fiscal general del estado.

103042

Los partidarios de la independencia de California dieron este lunes el primer paso real hacia la secesión del estado respecto de EE.UU., al presentar una propuesta de votación al fiscal general del estado. Si la iniciativa obtiene suficiente apoyo, el llamado ‘Calexit’ (término acuñado por analogía con el ‘Brexit’) podría convertirse en realidad.

El movimiento ‘Yes, California’, que lidera la campaña para salir de EE.UU., presentó en la oficina del procurador general una propuesta donde pide iniciar la tramitación de la medida de votación ‘Calexit: El Plebiscito de Independencia de California de 2019’, apelando al artículo II de la constitución del estado.

“En la primavera de 2019, los californianos irán a las urnas en una votación histórica para decidir a través de un referéndum si California debe salir de la Unión, un voto #Calexit”, anunció el grupo en su sitio web.

Obstáculos a superar

Sin embargo, antes de 2019, la idea debe reunir suficiente apoyo preliminar a través de una votación en noviembre de 2018. Para poder celebrar ese referéndum, el movimiento necesita recoger un medio millón de firmas. “Tendremos seis meses para recoger unas 585.407 firmas válidas. Nuestro objetivo es lograr un millón”, afirmó el colectivo.

Además, el grupo debe lograr modificar la constitución del estado, que dice en su Artículo III, Sección 1 que California es “una parte inseparable” de EE.UU.

  • El grupo ‘Yes, California’ existe desde 2014, pero la idea de la secesión de California ha ganado impulso tras la victoria de Donald Trump.
  • La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, fue la ganadora en California, estado que ha votado por candidatos del Partido Demócrata desde 1992. Al conocerse el resultado de los comicios, varias ciudades californianas se vieron sacudidas por una ola de protestas protagonizadas por ciudadanos que rechazaban la victoria de Trump.
  • Los partidarios de la salida de EE.UU. argumentan que California paga demasiados impuestos al Gobierno federal y recibe muy poco a cambio.

Clinton acusa a Trump de ayudar a que Estado Islámico reclute combatientes con su discurso

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, acusó al republicano Donald Trump de ayudar a que Estado Islámico reclute combatientes con sus posturas, luego de que una serie de explosiones quedaron en el centro de la escena en la campaña para llegar a la Casa Blanca.

Tanto Clinton como Trump trataron de usar los ataques para resaltar sus credenciales sobre seguridad nacional, en una semana en la que Nueva York albergará la reunión de líderes mundiales en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Clinton dijo a periodistas en White Plains, Nueva York, que los estadounidenses deben estar tranquilos pero vigilantes, en una jornada en la que Trump acusó a la Casa Blanca de minimizar la amenaza que implica EI para el país y de permitir que el riesgo aumente bajo el Gobierno del presidente Barack Obama.

En el peor incidente del fin de semana, una bomba estalló en el vecindario Chelsea en la ciudad de Nueva York, causando 29 heridos. También se encontró otro explosivo en las cercanías.

Además, al menos seis explosivos fueron encontrados en la localidad de Elizabeth, en Nueva Jersey, y una bomba de fabricación casera estalló más al sur, cerca de una localidad costera.

Los incidentes se produjeron días después del aniversario 15 de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Clinton citó los comentarios del ex director de inteligencia Michael Hayden, quien sostuvo que EI está aprovechando la retórica de Trump para sumar adeptos.

Durante buena parte del último año, Trump ha pedido que se impida a los musulmanes entrar a Estados Unidos. El 31 de agosto sostuvo que si gana la elección suspendería la inmigración “de lugares como Siria y Libia”.

Clinton dijo que las palabras de Trump ayudan a EI porque el grupo busca reclutar combatientes “al convertir esta situación en un conflicto religioso (…) Ellos tratan de que esto sea una guerra contra el Islam”.

La campaña de Trump respondió diciendo que Clinton tiene parte de la culpa por la violencia al no persuadir a Obama de mantener tropas en Irak cuando fue secretaria de Estado.

Obama no pudo alcanzar un acuerdo con Irak a fines de 2011 sobre el estatus de las fuerzas, por lo que las tropas estadounidenses fueron retiradas del conflictivo país.

“Aminorar la amenaza que la administración Obama ha permitido que se materialice frente a sus ojos nos pone a todos en riesgo y es otro recordatorio de que necesitamos un nuevo liderazgo en la lucha contra el terrorismo radical islámico”, dijo el portavoz de Trump, Jason Miller, en un comunicado.

Fuente: Reuters

Otra amenaza de Donald Trump a los indocumentados: “Desde mi primera hora de gobierno esa gente será expulsada”

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos prometió que si alcanza la presidencia expulsará a millones de personas que viven en el país sin permiso de residencia y afirmó que no hacerlo pondría en peligro el bienestar del pueblo estadounidense. “Desde mi primera hora de gobierno, esa gente será expulsada”.

“Cualquiera que haya entrado de forma ilegal en Estados Unidos está sujeto a la deportación”, afirmó Donald Trump, en un discurso muy esperado que se produjo apenas unas horas después de su inesperada visita al presidente de México, Enrique Peña Nieto, en su primer viaje al extranjero como candidato republicano.

Sin embargo, el magnate neoyorquino también dijo que el equipo que ha propuesto para encargarse de la inmigración se centraría en expulsar a delincuentes, personas que han excedido la duración de sus visados y otros que suponen amenazas inmediatas de seguridad.

Trump no aclaró qué ocurriría con los que no han cometido delitos más allá de sus infracciones contra las leyes migratorias.

El encendido discurso de Trump, que pretendía poner fin a semanas de confusión sobre su postura en este tema, estaba lleno de frases con gancho para que sus leales simpatizantes aplaudieran.

Cualquier persona que viva en el país sin autorización y sea detenida “por cualquier crimen”, afirmó, pasará de inmediato a un proceso de deportación. “No habrá amnistía”, aseveró y señaló que los inmigrantes que estén en el país sin permiso de residencia y que quieran legalizar su situación u obtener la ciudadanía deben volver a sus países de origen para lograrlo.

En el discurso no hubo ninguna mención directa a una promesa clave de su campaña en las primarias, la creación de una “fuerza de deportación”que expulsaría a todos los 11 millones de inmigrantes que se calcula viven en el país en situación irregular.

En cambio, Trump repitió el argumento estándar republicano de que sólo puede iniciarse una conversación sobre esos inmigrantes cuando se hayan asegurado las fronteras, evitando el gran escollo que ha frustrado intentos anteriores de reformar en el Congreso la regulación migratoria.

Esa omisión no molestó a Dan Stein, que lidera la Federation for American Immigration Reform, un grupo que pide políticas migratorias más duras. Stein describió el discurso como la base de un “una estrategia coherente y practicable”.

“Pero lo que es incluso más importante que los detalles del plan en sí”, señaló Stain, “Trump presentó el principio más fundamental de la auténtica reforma migratoria: la política existe para proteger y servir ‘al bienestar del pueblo estadounidense’ y ‘proteger todos los aspectos de la vida estadounidense”‘.

Las voces críticas, por su parte, afirmaron que el hecho de que Trump eludiera entrar en el destino de los que viven de forma pacífica en Estados Unidos sin permiso de residencia no compensa su estrategia general.

“Sigue siendo la posición más extrema de cualquier aspirante moderno a la presidencia”, dijo Frank Sharry, destacado activista proinmigración. “Es profundamente impopular entre los votantes y profundamente antiestadounidense”.

Aunque se retractó de su promesa anterior de deportar a todos los inmigrantes irregulares del país, el tono agresivo de Trump en Phoenix fue un cambio respecto a la actitud que había mostrado antes del miércoles. De forma mucho más contenida, Trump describió a los mexicanos como “gente increíble” cuando compareció junto a Peña Nieto en la capital mexicana.

Los buenos sentimientos de su primera reunión con un jefe de Estado desde que asumió la candidatura del partido no duraron mucho, y horas después de que abandonara Ciudad de México, se abrió una disputa sobre la parte más polémica de los planes de Trump contra la inmigración irregular: su insistencia en que México debe pagar la construcción de un muro a lo largo de las 2.000 millas de frontera sur de Estados Unidos.

Durante su comparecencia por la tarde junto a Peña Nieto, Trump dijo a la prensa que no habían hablado de quién pagaría un proyecto que se estima costaría miles de millones. El presidente de México guardó silencio en ese momento, pero después tuiteó: “Al inicio de la conversación con Donald Trump, dejé claro que México no pagará por el muro”. La reunión se celebró a puerta cerrada y resultaba imposible saber quién decía la verdad.

Trump dijo ante un alborotado público de Arizona que respeta al presidente mexicano. “Estuvimos de acuerdo en la importancia de poner fin al flujo ilegal de drogas, dinero, armas y personas por nuestra frontera y acabar con el negocio de los cárteles”, fijo.

Sin embargo, ya en territorio estadounidense abordó de forma directa una pregunta que había eludido cuando se le planteó en México.

“México pagará el muro, al 100%”, dijo el empresario neoyorquino. “Aún no lo saben, pero van a pagar el muro”.

El presidente mexicano, sin embargo, dijo en Twitter que había planteado el tema al principio de su encuentro y “a partir de ahí, la conversación abordó otros temas y se desarrolló de manera respetuosa”.

Trump fue vitoreado en Arizona, pero su visita provocó descontento y protestas en México. El candidato es muy impopular en el país, debido en gran parte a unas declaraciones que hizo al inicio de su campaña en las que describió México como una fuente de violadores y delincuentes. En los meses posteriores sumó otras críticas contra el país en materia de libre comercio, inmigración irregular y seguridad de fronteras.

En un acto de campaña en Ohio, la demócrata Hillary Clinton criticó la comparecencia de Trump en México y defendió su propia experiencia trabajando con mandatarios extranjeros cuando era la máxima responsable diplomática del país.

“La gente tiene que saber que puede contar contigo, que no dirás una cosa un día y algo totalmente diferente al día siguiente”, dijo ante la American Legion en Cincinnati.

 Fuente: Infobae

Trump cambia equipo de campaña electoral, contrata a “luchador callejero”

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, reorganizó el miércoles su equipo de campaña con la contratación del jefe de un sitio web conservador para impulsar su imagen combativa, aunque generó dudas sobre si podrá lograr un repunte en las encuestas.

Trump anunció el nombramiento de Steve Bannon, director del sitio web de noticias Breitbart News, como director ejecutivo de su campaña, un puesto nuevo. También ascendió a la asesora Kellyanne Conway al cargo de gerente de campaña, con lo que se espera que viaje con el candidato y le asesore sobre el terreno.

Los cambios combinan a Bannon, un conservador incendiario, con Conway, una analista mesurada estudiosa de los datos que tiene la capacidad de ampliar el atractivo de Trump entre mujeres y votantes independientes.

Con estas incorporaciones, su equipo electoral tiene la oportunidad de regresar al estilo “dejen que Trump sea Trump”, utilizado por el ex jefe de campaña Corey Lewandowski y con el que derrotó a 16 rivales en la carrera por la nominación republicana para la elección presidencial del 8 de noviembre.

Lewandowski, cesado en junio, dijo en CNN que Bannon es “un luchador callejero”, como él. El comunicado de campaña que anunció los cambios incluyó un artículo de Bloomberg Politics que calificó a Bannon como “el operador político más peligroso de Estados Unidos”.

No está claro si este estilo funcionará contra su rival demócrata, Hillary Clinton, ya que llega en un momento en que Trump se ha mostrado incapaz de ampliar su alcance más allá de los votantes blancos de clase media que repletan por miles sus mítines.

El nombramiento equivale a una degradación de Paul Manafort, que llegó como gerente de campaña este año para profesionalizar la carrera de Trump a la Casa Blanca, pero que ha tenido problemas para lograr que el magnate neoyorquino controle su estilo libre de ataduras.

Trump se encuentra por detrás de Clinton en los sondeos a nivel nacional y en muchos estados indecisos, enfrentándose a un potencial descalabro que podría costar a los republicanos varias elecciones al Congreso.

 

Fuente: Reuters

Enrique Peña Nieto le advirtió a Donald Trump que México no pagará ningún muro

Enrique Peña Nieto aseguró que México “de ninguna manera” pagará el muro que el precandidato presidencial republicano Donald Trump pretende construir en la frontera con Estados Unidos, en caso de llegar a la Casa Blanca.

“De ninguna manera México pagaría por un muro como ese”, señaló el presidente mexicano durante una entrevista transmitida este domingo por la cadena norteamericana CNN.

El jefe de Estado, que hasta ahora no había sido tan contundente sobre el tema, dijo que su gobierno no intervendría en una decisión tomada desde Washington pero dejó claro que su país no pondría ni un céntimo.

Peña Nieto remarcó, además, que México y Estados Unidos tienen una relación de “coordinación, colaboración y cooperación” en materia de seguridad.

En marzo, el secretario de Hacienda mexicano, Luis Videgaray, indicó que su gobierno no pagaría “bajo ninguna circunstancia” ese muro.

Donald Trump

Desde que se lanzó a la presidencia, Trump ha mantenido fuertes mensajes contra la comunidad latinoamericana, en especial contra los mexicanos, y prometió construir un gran muro en toda la frontera con su vecino, si llega a la presidencia.

El magnate había calificado a los mexicanos de violadores, criminales y narcotraficantes.

Con información de AFP

Clinton advierte de “recesión Trump” en discurso sobre economía de EEUU

La aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton dijo el martes que si su rival republicano Donald Trump llega a la Casa Blanca sería desastroso para la economía del país, y advirtió que “el rey de la deuda” causaría una “recesión Trump”.

“No digo esto por las típicas diferencias políticas; tanto liberales como demócratas afirman que las ideas de Trump serían desastrosas”, dijo Clinton. “Economistas de derecha, de izquierda y de centro concuerdan en que Trump nos llevaría de vuelta a la recesión”.

El discurso de Clinton en Columbus, Ohio, es el segundo en el que declara que el empresario es “temperamentalmente no apto” para dirigir el país. La primera vez fue durante un foro sobre relaciones exteriores y seguridad nacional.

Clinton dijo que el plan tributario de Trump beneficiaría a los ricos sobre las familias trabajadoras, que su promesa de dar marcha atrás en los acuerdos comerciales provocaría guerras comerciales, al tiempo que criticó sus credenciales de negocios.

“Donald Trump dice que está cualificado para ser presidente por su historial empresarial”, comentó Clinton. “Veamos qué ha hecho por sus empresas: ha escrito muchos libros sobre negocios. Todos parecen terminar en el capítulo 11, fíjense”, comentó Clinton, en una referencia a un apartado del Código de Quiebras de Estados Unidos.

La ex secretaria de Estado afirmó que Trump, que se autodenominó “rey de la deuda”, había permitido que sus empresas acumularan enormes pasivos y que se declararan en quiebra, dejando a cientos de personas desempleadas y arruinando a los accionistas.

Clinton agregó que permitir que Estados Unidos acumule volúmenes equivalentes de endeudamiento ahuyentaría a los inversores y podría conducir a una catástrofe económica.

En Twitter, durante el discurso de Clinton, Trump publicó “yo soy ‘el rey de la deuda’. Eso ha sido grandioso para mí como empresario, pero es malo para el país. Yo hice una fortuna con la deuda, arreglaré Estados Unidos”.

Fuente: Reuters

Bernie Sanders dice que se reunirá con Hillary Clinton para “trabajar juntos”

Bernie Sanders, aspirante a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata, prometió este jueves reunirse con la vencedora de la interna, Hillary Clinton, para impulsar la unidad partidaria.

Tras un encuentro de una hora con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, Sanders no dijo, sin embargo, que abandonaría la campaña ni que ofrecería su respaldo a Clinton y sólo se comprometió a reunirse con ella “para ver cómo pueden trabajar juntos” con vistas a derrotar al magnate y virtual candidato republicano, Donald Trump, en las elecciones de noviembre.

“Voy hacer todo lo que esté en mi poder para asegurarme de que Donald Trump no se convierta en presidente de Estados Unidos”

“Voy hacer todo lo que esté en mi poder para asegurarme de queDonald Trump no se convierta en presidente de Estados Unidos“, enfatizó Sanders ante los periodistas al término de su encuentro con Obama, aunque no admitió preguntas.

A juicio de Sanders, Trump “sería claramente un desastre”como presidente de Estados Unidos.

El senador comentó, además, que le parece “increíble” que los republicanos hayan elegido como su candidato presidencial a una persona que “ha hecho de la intolerancia y la discriminación” unos de los ejes de su campaña y que “insulta a mexicanos, hispanos, musulmanes, afroamericanos y a las mujeres”.

Antes de la reunión, Obama había elogiado al izquierdista en el programa de Jimmy Fallon, al considerar que él había vuelto a su rival una “mejor candidata”.

“Ha sido algo muy sano para el Partido Demócrata tener unas primarias competitivas. Pienso que Bernie Sanders trajo una enorme energía y nuevas ideas. Y ha empujado al partido y lo ha desafiado. Creo que hizo a Hillary una mejor candidata“, resaltó el miércoles Obama con el comediante.

El día jueves, en tanto, el presidente manifestó su respaldo formal a Hillary Clinton para sucederlo en la Casa Blanca. “No creo que haya alguien más calificado para ocupar este puesto”, sentenció Obama.

Fuente: Infobae

La guerra sucia de Donald Trump para vencer a Hillary Clinton

El candidato republicano empezó a disparar con munición gruesa contra su probable rival demócrata. La trata de corrupta y deshonesta, y la acusa de incitar los escándalos sexuales de su esposo

“En la historia de la política, el marido de Hillary Clinton abusó de más mujeres que cualquier otro hombre que conozcamos. Ella fue una facilitadora, y trató horriblemente a esas mujeres, recuerden eso. Algunas quedaron destruidas, no tanto por él como por la manera en la que ella las trató después”, dijo Donald Trump durante un acto realizado el 7 de mayo en Spokane, Washington.

Así inauguró formalmente la campaña para derrotar a la ex primera dama, que es la virtual candidata demócrata por la ventaja casi irremontable que le saca a su rival interno, Bernie Sanders. El magnate tiene una certeza: no le conviene el debate político, porque en esa arena tiene mucho para perder frente a una dirigente más formada y experimentada que él.

“Para Trump es difícil debatir porque realmente no tiene opiniones firmes, es todo ego e ignorancia acerca de cualquier cosa que vaya más allá de su vida. Así que sólo dice eslóganes. No está guiado por ideas políticas. La mayoría de los votantes tampoco”, explicó Kenneth D. Wald, profesor de ciencia política de la Universidad de Florida, en diálogo con Infobae.

Su estrategia es llevar la disputa al lodazal de la confrontación personal, el terreno que más le gusta. Las redes sociales son su plataforma preferida para dar esta batalla. En Twitter se refiere a Clinton como “Crooked Hillary”, que se podría traducir como la deshonesta, la corrupta, y la ataca permanentemente a ella y a su esposo.

Pero el embate más fuerte fue un video publicado en Instagram. Empieza con audios de dos mujeres que denunciaron a Bill Clinton por abuso sexual, Juanita Broaddrick y Kathleen Willey, mientras de fondo se ve una imagen del ex presidente (1993 – 2001) fumando un habano. Luego se escucha una carcajada de Hillary y aparece una foto suya al lado de su esposo, también riendo. “¿Vamos a volver a esto?”, se pregunta una placa al final.

“Trump tratará de ganar atacando personalmente a Hillary. Es lo que hizo en la campaña republicana —dijo Wald—. Va a arrojar lodo de forma indiscriminada sobre la conducta de Bill Clinton, Benghazi (en 2012 hubo un atentado en la embajada de Estados Unidos mientras Clinton era secretaria de Estado), y los emails. Intentará elevar su imagen negativa hasta el nivel de él para neutralizar sus propios defectos”.

Si algo favorece a Trump es que el pasado del ex matrimonio presidencial está regado de polémicas. La denuncia de Broaddrick se remonta a 1978, cuando trabajaba para la campaña del entonces procurador general de Arkansas, que luchaba para llegar a la gobernación del Estado.Ella asegura que él la violó y que Hillary lo encubrió. Willey lo acusó de manosearla en la Casa Blanca. A ellas se suma Paula Jones, que lo denunció por acoso a mediados de los noventa.

a pareja siempre rechazó estas acusaciones y la Justicia nunca pudo probarlas, pero eso no fue suficiente para disipar el halo de sospecha de gran parte de la opinión pública. Lo que sí reconoció Bill Clinton fue su affaire con Monica Lewinsky, con quien mantuvo distintos encuentros sexuales en el Salón Oval, en un escándalo que recorrió el mundo.

“Trump está tratando de que la elección sea sobre el pasado y no sobre el futuro. Veremos si sus ataques personales y la movilización del enojo de los votantes son suficientes para ganar. Mi esperanza es que, al momento de la elección general, el electorado se enfoque en la visión que tiene cada candidato, y en quién puede mejorar su vida y la de la nación”, sostuvo Jeffry Burnam, profesor del Departamento de Gobierno de la Universidad de Georgetown, consultado porInfobae.

Aún es incierto el efecto que tendrá la estrategia elegida por el ex presentador de “El aprendiz”. Por ejemplo, Wald cree que difícilmente tenga resonancia por fuera de su base de apoyo, y que es poco probable que sirva para arrebatarle el electorado femenino a la postulante demócrata. Además hay que tener en cuenta que Trump ha sido caracterizado muchas veces como un misógino en estos meses.

Kristin Kanthak, profesora del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Pittsburgh, cree incluso que Hillary podría verse favorecida. “Cuando su marido era presidente, el escándalo de Monica Lewinsky incrementó su popularidad, quizás porque la hizo ver compasiva. No está claro si ocurriría lo mismo ahora, pero si yo tuviera que asesorar a un candidato que compita contra ella le diría que se mantenga al margen de ese tema. Por lo menos, es tan posible que la lastime como que la beneficie”, explicó a Infobae.

La respuesta de Hillary

“Lo más probable es que lo ignore y que mande a otros a atacar. Ella intentará que la elección sea un referéndum para decidir quién es capaz de gobernar, y allí Trump no tiene nada que ofrecer. Aunque, curiosamente, esa parece ser la base de su atracción”, dijo Wald.

Por el momento, la ex primera dama prefirió no contestar directamente. Sí hablaron integrantes de su equipo de campaña, como Nick Merrill, su secretario de prensa. “Trump está haciendo lo que mejor le sale —precisó—, atacar cuando se siente herido, y arrastrar al pueblo estadounidense al barro para su propia ganancia”

“Ignorarlo es la mejor estrategia —dijo Kanthak—. El desafío de Trump es incrementar su llegada a la gente que no va a sus mítines, pero votamos en noviembre. La campaña de Clinton apunta a correrse de su camino, mientras a él se le dificulta ampliar sus apoyos”.

Burnam opinó de la misma manera. No le conviene responder a los ataques personales. “Hillary debería señalar lo peligroso que es y sus severos defectos en política exterior. Además ella tiene excelentes credenciales como ex secretaria de Estado. Lo mejor que puede hacer es resaltar sus ideas para la nación”, concluyó.

Fuente: Infobae