Entradas

Hallan en Marte el ‘esqueleto de un rey’

Curiosity, el astromóvil de la NASA que explora el planeta rojo, ha captado una zona de la superficie marciana en la que algunos ‘cazadores alienígenas’ aseguran ver los restos de un humanoide con una corona, informa ‘Daily Mail’.

En la imagen original publicada por la NASA aparece una franja de terreno rocoso, aparentemente, sin nada especial. Sin embargo, un usuario de YouTube notó algo en la parte derecha de la foto y, al acercarla y “modificar ligeramente” el color, ‘vio’ un “esqueleto antiguo de un marciano”, cuyo cráneo parece decorado o tocado con algo que, según el usuario, indicaría que se trataba de un rey o de un sacerdote o guerrero.

 

Descubrieron un planeta potencialmente habitable

Este descubrimiento, realizado gracias al telescopio orbital estadounidense Kepler, se anunció el lunes en la conferencia de la American Astronomical Society, que se celebra esta semana en San Diego (California).

Este exoplaneta circumbinario gaseoso del tamaño de Júpiter, bautizado Kepler-1647b, también cuenta con la mayor órbita para este tipo de planetas, al girar en torno a estas dos estrellas en 1.107 días, o un poco más de tres años terrestres.

Se trata del undécimo exoplaneta circumbinario descubierto desde 2005. Estos planetas son a veces denominados “Tatooines”, en referencia a la saga de Star Wars y el planeta desierto donde creció Luke Skywalker.

Estos planetas son a veces denominados “Tatooines”, en referencia a la saga de Star Wars

Kepler-1647b tiene 4.400 millones de años de edad y se encuentra en la constelación de Cygnus, a 3.700 años luz(un año luz equivale a 9.460 billones de kilómetros) de la Tierra.

Las dos estrellas son similares a nuestro Sol, una de ellas ligeramente más grande que la otra, precisaron los astrónomos, cuyo descubrimiento fue aceptado para ser publicado en la revista Astrophysical Journal.

Los científicos detectan los exoplanetas cuando pasan frente a sus estrellas, lo que que provoca una disminución pasajera de la luminosidad.

Esta técnica, llamada de tránsito astronómico, permite deducir la masa del planeta y la distancia a la que está de su estrella.

“Pero hallar exoplanetas circumbinarios es mucho más difícil”, dijo William Welsh, astrónomo de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU) y uno de los coautores de este descubrimiento.

“El paso del planeta por delante de las dos estrellas no está regularmente espaciado y por ende su duración puede variar”, dice.

Una vez que un exoplaneta candidato es descubierto, los astrónomos utilizan sofisticados programas informáticos para determinar si efectivamente se trata de un planeta, un proceso que puede ser largo y arduo.

El astrónomo Laurance Doyle, del SETI Institute y otro de los coautores, había observado el tránsito de este planeta por primera vez en 2011. Pero no había recolectado y analizado más datos desde hacía varios años para confirmar que este tránsito astronómico era de hecho un exoplaneta circumbinario.

El planeta Kepler-1647b se distingue también porque está más alejado de sus dos estrellas que lo que lo están en general los exoplanetas circumbinarios conocidos.

Pero Kepler-1647b además se sitúa a una distancia que lo hace habitable, ni demasiado caliente ni demasiado frío, donde podría existir agua en estado líquido. Tratándose de un planeta gaseoso, es poco probable que se desarrolle vida, pero podría eclosionar en eventuales lunas que orbiten el planeta.

“Además de su habitabilidad potencial, el Kepler-1647b es importante porque podría señalar la existencia más frecuente de una población de grandes exoplanetas circumbinarios con órbitas alejadas de sus astros”, sostiene William Welsh.

Con información de EFE.

Descubrieron un antepasado del “hobbit” que vivió hace 50.000 años

Unos pequeños homínidos que vivieron hace 700.000 años eran probablemente los antepasados del misterioso hombre de Flores, anunciaron antropólogos tras hallazgos en esa isla de Indonesia.

Dos estudios publicados el miércoles en la revista británicaNature ponen fin a más de una década de controversias acerca del origen del hombre de Flores, apodado “hobbit” a causa de su pequeña estatura.

“Estos extraños homínidos ya estaban presentes en la isla hace 700.000 años”, explicó a la AFP Yusuke Kaifu, del Museo Nacional de la Naturaleza y de las Ciencias del Ibaraki, en Japón. “Estaba asombrado cuando vi estos nuevos fósiles”, agregó.

El hombre de Flores, que vivió hace unos 50.000 años, fue descubierto en septiembre de 2003 en la gruta de Liang Bua de esa isla indonesia.

De un metro de estatura y 25 kg de peso, tenían la cabeza anormalmente pequeña con relación al cuerpo, con un cerebro del tamaño del de un chimpancé. Ello les valió el apodo de “hobbits”, como los pequeños personajes de El señor de los anillos de Tolkien.

Desde entonces, los científicos intentaban explicar de dónde provenían estos pequeños seres, la razón de su baja estatura y de su presencia en la isla. Para algunos antropólogos, el hombre de Flores sería un descendiente de pequeños Homo habilis o de australopitecos llegados de África. Según otros, sería un Homo erectus que se fue achicando para adaptarse a la escasez de recursos.

El miércoles, Yusuke Kaifu y su equipo anunciaron en Nature el descubrimiento en 2014 de nuevos fósiles en la isla.

El tesoro antropológico, descubierto en el sitio de Mata Menge a 100 kilómetros de la gruta de Liang Bua, donde se hallaron los famosos “hobbits”, comprende un fragmento de mandíbula y seis dientes.

Puede considerárselo un tesoro porque porque el fragmento de mandíbula proviene de una más pequeña que la mandíbula más chica del hombre de Flores.

Las osamentas fueron fechadas por Adam Brumm de la Universidad de Wollongong en Australia en unos 700.000 años, según otro estudio que también publica Nature este miércoles.

“Lo que encontramos fue una gran sorpresa”, dijo Adam Brumm a la AFP. “Y da a pensar que el Homo floresiensis es una especie sumamente antigua, que adquirió muy temprano su talla pequeña, tal vez poco después de llegar a la isla, hace cerca de un millón de años”.

El descubrimiento desacredita una de las hipótesis avanzadas hasta ahora por ciertos investigadores de que si el homínido estaba presente desde hace 700.000 años, no podía ser unHomo sapiens, que apareció mucho más tarde en la Tierra.

Y el descubrimiento puso fin a la polémica: el hombre de Flores no era un sapiens enfermo, con microcefalia o trisómico.

Fuente: Infobae