Entradas

Trump carga contra la regulación ambiental de EEUU para impulsar al sector petrolero

El precandidato republicano Donald Trump prometió el jueves deshacerse de algunas de las más ambiciosas políticas ambientales de Estados Unidos si es elegido, para revivir a los castigados sectores del carbón y el petróleo.

Trump anunció que retiraría a Estados Unidos del acuerdo mundial sobre clima de la Organización de Naciones Unidas, aprobaría el proyecto de oleoducto Keystone XL desde Canadá y revocaría medidas tomadas por el presidente Barack Obama para reducir las emisiones en Estados Unidos y proteger los cursos de agua.

“Cualquier regulación extemporánea, innecesaria, mala para los trabajadores o contraria al interés nacional será desechada y desechada completamente”, dijo Trump en la Conferencia de la Cuenca Petrolera de Williston en Bismarck, la capital de Dakota del Norte, un estado rico en petróleo. Es la primera intervención en que Trump adelanta su política energética.

“Vamos a hacer todo esto al mismo tiempo que nos hacemos cargo de las preocupaciones sensatas por el ambiente”, dijo.

Los compromisos suponen un fuerte contraste entre el millonario de Nueva York y sus rivales demócratas por la Casa Blanca, Hillary Clinton y Bernie Sanders, quienes se han manifestado a favor de ir abandonando los combustibles fósiles y a favor de las energías renovables para combatir el cambio climático.

Los comentarios también suscitaron críticas de defensores del ambiente, quienes consideraron aterradoras sus propuestas. Sin embargo, ejecutivos del sector de la energía se mostraron complacidos.

“Es simple. Si Trump gana los trabajadores del petróleo serán felices; si Clinton gana, los trabajadores petroleros serán infelices”, dijo Derrick Alexander, gerente de operaciones de la empresa de servicios petroleros Integrated Productions Services.

 

Fuente: Reuters

Bill Clinton hará campaña por Hillary en Puerto Rico

El ex presidente de Estados Unidos estará un día en la isla caribeña, donde realizará tres presentaciones para impulsar la candidatura de su esposa en la elección interna demócrata.

En el tramo final de la contienda interna demócrata, el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton recorrerá Puerto Rico para hacer campaña por su esposa, Hillary, hoy líder de la interna de su partido de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

El equipo de campaña de la ex secretaria de Estado explicó en un breve comunicado que el objetivo del ex mandatario es resaltar, en los tres actos que encabezará, los motivos por los quesu esposa es la mejor opción para ser la candidata del Partido Demócrata para los intereses de la isla.

La gira de Bill Clinton comenzará este martes por la mañana en el National College de Bayamón, municipio cercano a San Juan, en la costa norte.

La segunda presentación del demócrata se realizará en el Teatro Municipal de Cayey, municipio interior de la isla. Luego la visita de campaña concluirá en el Complejo Ferial de Pone, la principal urbe del sur, a última hora de la tarde.

El equipo de campaña de Hillary no brindó detalles sobre los temas que abordará el ex presidente norteamericano.

La visita se produce apenas un día después de que el otro precandidato demócrata, Bernie Sanders, pasase por la isla también para hacer campaña.

Sanders acusó durante su primera intervención hoy a los “fondos buitre” de querer sacar provecho de la crisis que atraviesa Puerto Rico y reclamó a la Reserva Federal que intervenga para facilitar la reestructuración ordenada de la deuda.

Denunció además que los inversores de Wall Street han forzado al gobierno local a adoptar severas medidas de austeridad que perjudican a la población, y se pronunció en favor del preso independentista Óscar López Rivera, que ha pasado ya 34 años en prisiones de EEUU por conspiración sediciosa.

Fuente: Infobae

Ted Cruz criticó a Donald Trump por “fomentar la violencia”

Poco después que el precandidato que lidera la interna del Partido Republicano, Donald Trump, decidirá suspender el acto que iba a realizar en el estadio de la Universidad de Illinois en Chicago por una multitudinaria protesta, su contrincante que aspira a ser nominado para disputar las elecciones presidenciales, Ted Cruz, cargó contra el multimillonario por el tono de su campaña y sus declaraciones.

“Creo que una campaña tiene sus responsabilidades en la creación de un ambiente”, aseguró el senador de origen canadiense-cubano, quien busca superar a Trump en el próximo “supermartes” con el objetivo de posicionarse primero en la interna.

A raíz de las protestas, que tuvieron focos de violencia, aunque ningún hecho pasó a mayores, Cruz fue contundente: “Estados Unidos es mejor que esto. No tenemos que rasgarnos unos de los otros, en cambio debemos trabajar juntos”.

Cuando el candidato pide a sus simpatizantes que se enzarcen en la violencia física, que golpeen a personas en la cara, las consecuencias predecibles de eso es la exacerbación. Es improbable que lo sucedido hoy sea el último incidente de su tipo”, afirmó Cruz.

“Tenemos que aprender a tener desacuerdos sin ser desagradables. Tener desacuerdos respetándonos como seres humanos”, añadió el republicano que actualmente cuenta con 360 delegados, debajo del empresario inmobiliario quien acumuló 459.

La campaña de Trump “fomenta la violencia”, arremetió Cruz, que además aseguró que es una “tarea difícil” encontrar las “políticas de Donald”, en declaraciones a la prensa norteamericana.

Otro de los precandidatos a la presidencia por el Partido Republicano que expresó su opinión por lo acontecido en Chicago fue Marco Rubio quien reconoció que lo que pasó “es un muy mal reflejo de nuestro país. Creo que es triste todo lo que sucedió esta noche”.

Sin embargo, a diferencia de Cruz, el senador por Florida apuntó en primera medida contra la actual administración norteamericana: “Obama ha pasado los últimos 8 años dividiendo a los estadounidenses entre los que tienen y los que no tienen con el fin de ganar las elecciones”.

“Hay una verdadera rabia y frustración significativa por la dirección en la que va nuestro país. La gente está sufriendo, están molestos y heridos”, añadió Rubio.

En ese sentido manifestó sus diferencias con el magnate inmobiliario: “No estoy de acuerdo con muchas de las cosas que Donald Trump dice, pero no tienen derecho a quitarle el derecho a la Primera Enmienda a las personas“.

“En otros eventos él ha utilizado un lenguaje bastante duro para fomentar a sus seguidores. Creo que tiene cierta responsabilidad“, aclaró, y denunció, en declaraciones a Fox News, que “algunos de ellos, probablemente, fueron pagados para hacer esto”.

“Si se está postulando para presidente tiene que entender que ese tipo de retórica de un presidente, o un candidato importante, tiene ramificaciones“, dijo más tarde Rubio en diálogo con CNN.

Hillary Clinton y Bernie Sanders se enfrentan en un nuevo duelo televisivo

Los dos aspirantes demócratas a la Casa Blanca, Hillary Clinton y Bernie Sanders, se enfrentan este miércoles en Miami, en un octavo duelo transmitido por CNN y la cadena en españolUnivision.

“Bernie Sanders es el candidato más fuerte para vencer a Donald Trump”, aseguró el senador por Vermont, confiado en que, llegado el momento, podría imponerse al magnate. En los comentarios introductorios al debate, la ex secretaria de Estado se presentó como una progresista, y aseveró: “Si logro la presidencia, haré historia”.
La polémica sobre el servidor privado de email de Clinton, volvió a ser tema en los primeros intercambios del debate televisivo, aunque por un momento breve. Mismas preguntas, mismas respuestas: la ex secretaria de Estado no se alejó de su línea de defensa y, si bien admitió haber cometido un error, argumentó que la información “secreta” no era clasificada como tal en el momento de los hechos.
Inmigración
Entre los asistentes, una mujer originaria de Guatemala cuyo marido fue deportado, preguntó a ambos candidatos sobre su política en materia de deportación. “Que una madre viva de un lado de la frontera y su hijo del otro, es inmoral”, sostuvo Sanders, quien criticó a la actual administración: “(Barack) Obama está equivocado en su política”. La ex secretaria de Estado, a su vez, afirmó que no deportará niños, ni familias sino “criminales”. “Quiero que los inmigrantes honestos consigan su ciudadanía”, afirmó Clinton, quien se comprometió a hacer “todo lo posible” para lograr leyes que faciliten la reunificación familiar.
Según informó Univisión en una nota publicada en su portal, la mujer quien interpeló a ambos aspirantes demócratas se llama Lucía Quiej y cría sola a sus cinco hijos en un suburbio de la ciudad de Miami. Su marido, Andrés Jiménez fue deportado a su país de origen, Guatemala, seis años atrás.
En qué difiere el muro por el que votó Clinton como senadora de Nueva York, del que pretende elevar Donald Trump en la frontera con México para detener la inmigración ilegal. Esta fue la pregunta a la que la ex secretaria de Estado contestó en clave irónica: él quiere construir “un muro bello y alto” que será pagado “mágicamente” por el gobierno mexicano. Clinton agregó que, a la diferencia de las iniciativas del magnate, los legisladores responsables eligieron mejorar la seguridad fronteriza con más agentes y vallas sólo donde era necesario.
Donald Trump
Preguntado sobre si el puntero de la contienda republicana, Donald Trump, es racista, ambos demócratas coincidieron en que la ideas difundidas por el magnate -en materia de inmigración en particular- no se correspondían con los valores que se pueden esperar de un presidente.
Yo fui la primera dije que Donald Trump se tenía que retirar cuando habló de que los mexicanos eran violadores y le dije ‘Basta'”, exclamó Clinton, quien cargó contra el empresario: “Es demagogo, no tiene lugar en nuestro sistema político. No haces Estados Unidos grande echando a todos los que hicieron Estados Unidos grande”.
Donald Trump
Preguntado sobre si el puntero de la contienda republicana, Donald Trump, es racista, ambos demócratas coincidieron en que la ideas difundidas por el magnate -en materia de inmigración en particular- no se correspondían con los valores que se pueden esperar de un presidente.
Yo fui la primera dije que Donald Trump se tenía que retirar cuando habló de que los mexicanos eran violadores y le dije ‘Basta'”, exclamó Clinton, quien cargó contra el empresario: “Es demagogo, no tiene lugar en nuestro sistema político. No haces Estados Unidos grande echando a todos los que hicieron Estados Unidos grande”.
Su discurso proteccionista ha sido difícil de combatir para Clinton, a quien el senador acusa de haber apoyado los acuerdos de libre comercio responsables, según él, de provocar cierre de fábricas y destruir miles de empleos.
“Ella tiene problemas compitiendo fuera del sur y ya no quedan casi más estados sureños”, dijo a CNN el jefe de campaña de Sanders, Jeff Weaver.
Avance “insuperable”
 
Pero la campaña de Clinton, señala que como los delegados demócratas son repartidos de manera proporcional, la investidura se logra con victorias holgadas y no éxitos simbólicos. La ex primera dama ha ganado en los estados sureños con más de 70%, debido al fuerte apoyo de la comunidad negra.
“Victorias como las de anoche en Michigan simplemente no serán suficientes para el senador Sanders“, dijo el jefe de campaña de Clinton, Robby Mook, en una teleconferencia con periodistas este miércoles.
“Victorias como las de anoche en Michigan no serán suficientes para el senador Sanders”
En las próximas votaciones, Sanders “no solo debe ganar esos estados, sino que tiene que hacerlo con márgenes excepcionales si quiere alcanzarnos”., señaló Mook, quien agregó: “Por eso confiamos que nos acercamos al punto en que nuestra ventaja en el número de delegados sera de hecho insuperable”.
Con 13 victorias en 22 primarias, Clinton amasa más de la mitad de los delegados necesarios para adjudicarse la nominación en la convención partidista de Filadelfia en julio, según un conteo de CNN.
Fuente / Infobae

Trump y Clinton consiguen importantes victorias en primarias del “súper martes” en EEUU

El precandidato republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton consiguieron importantes victorias el martes en el más importante día de primarias, en su camino para asegurar la nominación de sus partidos para las elecciones presidenciales de este año en Estados Unidos.

Las cadenas de televisión proyectaban que Trump y Clinton ganaban respectivamente cinco y seis de los 12 estados que votaron el martes, cuando aún estaban pendientes resultados de más primarias.

El “súper martes” es el día más importante de las primarias para elegir los candidatos que competirán el 8 de noviembre para suceder al presidente Barack Obama.

Clinton, ex secretaria de Estado, esperaba ganar en suficientes estados como para sacar una ventaja amplia sobre su rival Bernie Sanders, un senador demócrata de tendencia socialista de Vermont.

“Lo que se juega en esta elección nunca ha sido más relevante y la retórica que hemos escuchado de la otra parte nunca ha sido más miserable”, dijo Clinton a sus partidarios en Miami. “Tratar de dividir a Estados Unidos entre nosotros y ellos está mal y no vamos a dejar que suceda”, agregó.

Trump, un magnate inmobiliario y ex estrella de televisión, ha desafiado todas las expectativas con promesas de campaña, como construir un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos con México y deportar a 11 millones de inmigrantes ilegales.

La idea de una victoria de Trump ha alarmado a los líderes del Partido Republicano, muchos de los cuales no comparten las posiciones políticas del empresario y sienten que Clinton lo derrotaría fácilmente en noviembre.

“Si Trump sigue ganando, las decepcionadas elites del partido tendrán que reconciliarse con la idea de apoyar al candidato del partido”, dijo Time Albrecht, un estratega republicano en Iowa.

 

Si consigue suficientes victorias el martes, Trump quedaría muy cerca de ser el candidato republicano y acabaría con las posibilidades de Cruz y del senador por Florida Marco Rubio.

La idea de una victoria de Trump ha alarmado a los líderes del Partido Republicano, muchos de los cuales no comparten las posiciones políticas del empresario y sienten que Clinton lo derrotaría fácilmente en noviembre.

“Si Trump sigue ganando, las decepcionadas élites del partido tendrán que reconciliarse con la idea de apoyar al candidato del partido”, dijo Time Albrecht, un estratega republicano en Iowa.

Rubio vio aumentar su apoyo entre los votantes republicanos después de una sólida actuación en el debate republicano de la semana pasada, pasando de 14 a 20 por ciento, según un sondeo de Reuters-Ipsos. Sin embargo, Trump sigue dominando con un 42 por ciento de las preferencias.

En el Partido Demócrata, las encuestas muestran que Clinton, que ha ganado tres de los primeros cuatro caucus o asambleas electorales, cuenta con una amplia ventaja en seis estados del sur que tienen grandes bloques de votantes negros, los que han mostrado un tibio apoyo a Sanders.

 

 

Fuente / Reuters

The Washington Post vinculó a Donald Trump con grupos mafiosos

El diario The Washington Post publicó este sábado un duro informe en el que reveló supuestos vínculos del precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, con grupos mafiosos.

El periódico capitalino informó que el magnate norteamericano hizo crecer su imperio inmobiliario a base de grandes contribuciones a campañas políticas y a través de negocios con empresas de construcción manejadas por la mafia.

Entre las compañías mafiosas figuran S&A Concrete, que otorgó materiales de construcción para la Trump Plaza en el East Side de Manhattan, indicó el informe.

Los dueños de esa empresa eran Anthony Fat Tony Salerno, jefe de la familia genovesa, y Paul Castellano, líder de la familia Gambino.

Salerno terminó en prisión acusado de pandillerismo. Su abogado, Roy Cohn, quien falleció en 1986, mantenía un estrecho vínculo con el precandidato presidencial.

En esa época, las familias que lideraban el negocio mafioso controlaban el “Club del Cemento”. Este consistía en un grupo de contratistas que arreglaban contratos y presionaban a la competencia.

En ese contexto, Trump y otros empresarios de proyectos inmobiliarios debían adaptarse para poder hacer negocios en la ciudad, consignó el periódico norteamericano.

No obstante, el magnate nunca fue acusado de alguna operación ilícita.

 

Fuente: Infobae