Entradas

Río de Janeiro comenzó el plan para soltar mosquitos con una bacteria contra el dengue

El centro de estudios médicos estatal Fiocruz inició el martes en Río de Janeiro un plan para liberar en los próximos cuatro meses 1,6 millones de mosquitos “Aedes aegypti” contaminados con una bacteria que les impide transmitir el dengue, zika y chikungunya.

Los mosquitos fueron modificados genéticamente con la bacteria Wolbachia, un método que podría reducir drásticamente el número de contagios humanos y llevar a la eliminación local de esos tres virus.

En los próximos cuatro meses, alrededor de 1,6 millones de mosquitos serán liberados en diez barrios de la Ilha do Governador y cuatro de Niterói, según señalaron a Efe fuentes de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), vinculado al Ministerio de Salud.

La medida forma parte de una nueva fase del proyecto “Eliminar el dengue: desafío de Brasil”, ya puesto en marcha en Río de Janeiro, aunque esta es la primera vez que se hace a gran escala.

La iniciativa, que estará vigente hasta finales de 2018, se extenderá después por toda la Ilha do Governador, así como a otras localidades en la zona norte y sur de la ciudad de Río de Janeiro.

La bacteria Wolbachia, presente en el 60% de los insectos del mundo e inofensiva para el ser humano, toma el control de los tejidos reproductivos de las hembras para asegurar su existencia en generaciones posteriores.

La Fiocruz montó una estructura específica para la reproducción a gran escala del mosquito “Aedes aegypti”, que transmite dengue, zika y chikunguña, con la citada bacteria.

Actualmente, la capacidad de producción de la institución es de 600.000 huevos semanales y estiman llegar hasta un pico de diez millones.

“Estos huevos serán utilizados para la liberación en áreas incluidas en el programa, para la manutención de nuestra colonia y también para las investigaciones conducidas por los equipos especialistas del proyecto”, dijo en un comunicado el investigador Luciano Moreira, que encabeza el proyecto.

El Gobierno brasileño declaró en mayo pasado el fin de la emergencia sanitaria nacional que había anunciado en noviembre de 2015 por el entonces rápido crecimiento de los casos de zika.

Brasil fue uno de los países más afectados en todo el mundo por la propagación del zika y por el salto en el número de bebés que nacieron con microcefalia y otras anomalías por causa del virus.

En los últimos meses, además del menor número de afectados por el zika, también se registraron en Brasil menos casos de dengue y chikungunya, descenso que el Ejecutivo atribuyó a las medidas adoptadas para reducir la población de “Aedes aegypti”.

Fuente: AFP

Jornada Médica en Lotificación Jardines Son José, Santa Ana

El pasado domingo 16 de Noviembre se llevó a cabo una jornada médica y fumigación en la Lotificación Jardines San José, de la ciudad de Santa Ana.  Dicha actividad fue desarrollada en conjunto entre la ADESCO, la nueva administración de la lotificadora, médicos voluntarios y la Diputada Milena de Escalón.

La actual diputada y candidata para un nuevo periodo en la Asamblea Legislativa, Milena de Escalón, por el partido ARENA, se dirigió a los asistentes previo al inicio de las consultas.

“Yo quiero decirles que el problema del chikungunya ha llegado a límites exagerados en el país.  Ha llegado a ser una epidemia por la incapacidad de salud pública para poderla controlar en sus inicios. Esto que estamos haciendo ahora, (fumigación y consultas médicas),  se tuvo que haber hecho desde el principio”.

Posteriormente el Lic. Frank Azahar, representante de la nueva administración de la lotificadora  Jardines San José, expresó que ésta jornada ayudaría mucho a la comunidad .

“Acá van haber de 500 familias beneficiadas que es lo que abarca toda la comunidad. Tenemos 8 doctores especializados con la plaga del chikungunya y traemos la medicina para la enfermedad y tratar así minimizarla en ésta comunidad”.

Niños, ancianos fueron los mayores beneficiados en ésta campaña médica y de fumigación, ya que lamentablemente los líderes comunitarios expresaron que en ese lugar habían sido golpeados mucho por la chikungunya y aún así habían sido olvidados por las autoridades pertinentes. Se encontraban muy agradecidos por la ayuda brindada de parte de los contribuyeron.

De igual manera cabe mencionar que no es únicamente de responsabilidad por parte de las autoridades de salud, municipalidades, organizaciones o partidos políticos, ya que cada uno de los habitantes en nuestros hogares tenemos que luchar también contra el zancudo que transmite el chikungunya.