Entradas

Los científicos descubren una nueva forma de cáncer contagioso

Un equipo de investigadores estadounidenses revelan que los tumores pueden adaptarse a organismos de diferentes especies y se puede transmitir incluso sin contacto directo.

Un equipo de científicos estadounidenses ha descubierto un tipo de cáncer que puede ser transmitido entre diversas especies biológicas, según un estudio publicado en la revista ‘Nature’.

El virólogo Stephen Goff, de la Universidad de Columbia (EE.UU.), descubrió vez células cancerosas en las almejas comestibles ‘Mya arenaria’ el año pasado. Pero ahora, el equipo dirigido por Goff ha descubierto que esas células pueden transmitirse entre moluscos, incluso sin contacto directo.

Sin embargo, lo más preocupante, señalan los autores del estudio, es que estos tumores son capaces de infectar no solo a la especie de moluscos en la que fueron descubiertos inicialmente, sino también otras especies de invertebrados gasterópodos.

Estas células cancerosas son además capaces de adaptarse a un organismo diferente al del portador original.

Los científicos señalan que por el momento no pueden describir el mecanismo de propagación de la leucemia infecciosa, ni su formación ni el peligro que representa para las diferentes especies biológicas, especialmente para las que habitan en medios marinos.

Fuente: RT News

 

Ciudad Mujer recolecta 133 metros de cabello en Campaña “Dona tu cabello por sonrisas”

Cientos de personas mostraron su solidaridad donando su cabello durante la Campaña “Dona tu cabello por sonrisas”, a beneficio de los niños y niñas del Hospital Nacional “Benjamín Bloom” y de la Fundación Ayúdame a Vivir, realizada por Ciudad Mujer del 20  al 31 de mayo del presente año.

Han sido más de 600 mujeres y niñas las que se acercaron a las seis sedes de Ciudad Mujer y a las sucursales de la cadena de salones de belleza “Flert” para hacer sus donaciones, sumando 133 metros de cabello que serán utilizados por la fundación estadounidense “Wigs of Hope” (Pelucas de Esperanza), para elaborar los gorros con cabello que se entregarán a los niños y las niñas que luchan contra el cáncer en el Hospital Nacional “Benjamín Bloom” y la Fundación Ayúdame a Vivir.

Ciudad Mujer 2

La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, agradeció a las personas donadoras por responder al llamado de solidaridad que hizo cuando se lanzó la campaña el pasado 20 de mayo en la sede de Ciudad Mujer en el municipio de San Martín. El cabello recolectado será entregado a la Fundación “Wigs of Hope” en los primeros días de próximo mes de julio, para iniciar con la elaboración de los gorros, proceso en el que serán también capacitadas usuarias de Ciudad Mujer.

Ciudad Mujer lanza Campaña de Donación de cabello en beneficio de niños y niñas con cáncer

La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, realizó esta mañana el lanzamiento de  la Campaña de Donación de Cabello «Dona tu cabello por sonrisas», a beneficio de los niños y niñas del Hospital Nacional «Benjamín Bloom» y de la Fundación Ayúdame a
Vivir, a quienes se les entregarán gorros elaborados con el cabello
recolectado.

El lanzamiento de la campaña se llevó a cabo en la sede de Ciudad Mujer San Martín, y en ella también participaron la Directora Técnica de la cadena de salones de belleza Flert, Paricia Larios y el Director del Hospital Nacional «Benjamín Bloom», Hugo Salgado.

La campaña se desarrollará del 20 al 31 de mayo de 2016, período en el cual la cadena de salones de belleza «Flert», estarán realizando cortes básicos de cabello en sus sucursales de San Benito, Multiplaza, Las Cascadas, Plazamundo; Plaza Merliot, Simán Galerías, Simán Metrocentro, Simán Plazamundo y San Miguel. Los requisitos para donar son: tener el cabello con mínimo de 25 centímetros de largo, llevarlo limpio; puede ser cabello virgen o con tinte, no decolorado, alisado ni con permanente.

Lanzamiento Camp. donación de cabello 2 Lanzamiento Camp. donación de cabello 1
Con el cabello que se recolecte, la organización estadounidense «Wigs of Hope» (Pelucas de Esperanza) realizará gorros que posteriormente se entregarán a los niños y las niñas que han perdido su cabello a raíz del tratamiento contra el cáncer. La organización también capacitará a usuarias
de Ciudad Mujer en la elaboración de gorros y pelucas. «Muchas niñas, niños y adolescentes con cáncer   tienen pena de salir, porque no quieren que la gente las vea, sobre todo cuando pierden  el cabello. Pero yo las quiero animar: en lugar de avergonzarnos debemos mostrar orgullo de que somos unas guerreras librando la batalla a esta enfermedad para salvar nuestras vidas», dijo la funcionaria, quien creo esta iniciativa a raíz de su propia experiencia en la lucha contra el cáncer que le fue diagnosticado el año pasado.

Producto de esa vivencia, la Secretaria Pignato ha hecho constantes llamados, particularmente a las mujeres, para practicarse los exámenes médicos que permiten detectar tempranamente cáncer como el de mama o el cérvico uterino, los cuales se realizan gratuitamente en las sedes de Ciudad Mujer; asimismo, ha pedido también brindar comprensión y apoyo para las personas con cáncer.

Comunicaciones SIS

La Organización Mundial de la Salud declaró cancerígenos a los embutidos y puso en la mira a la carne roja

El consumo de embutidos y fiambres es cancerígeno y el de carnes rojas «probablemente» también, indicó este lunes la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC)de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su informe, esa agencia precisa que basa sus conclusiones en «literatura científica acumulada» y examinada por «un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países».

«La carne transformada fue clasificada como cancerígena para el ser humano, con base en indicaciones suficientes según las cuales su consumo provoca cáncer colorrectal», indicó la IARC.

EL CONSUMO DE CARNE PROCESADA «CAUSA CÁNCER COLORRECTAL», DENUNCIA EL INFORME

Precisa que ello incluye «la carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación».

La mayoría de las carnes transformadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre, aclara la IARC.

 

Además de los embutidos, las carnes rojas fueron denunciadas como «probablemente carcinógenas»

 

Como ejemplo de carnes transformada cita hot-dogs o salchichas de Frankfurt, jamón, chorizos, corned-beef, carne de vacuno seca, así como carnes en conserva y las preparaciones y salsas a base de carnes.

En otro párrafo, advierte que «cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%».

SOBRE LAS CARNES ROJAS: «HAY INDICACIONES LIMITADAS SEGÚN LAS CUALES SU CONSUMO INDUCE CÁNCER»

Carne sin procesar

Por su parte, las carnes rojas fueron clasificadas como «probablemente cancerígenas para el ser humano, sobre la base de indicaciones limitadas según las cuales su consumo induce cáncer».

Por «carnes rojas» el informe precisa que debe entenderse «todos los tipos de carne provenientes de tejidos musculares» de mamíferos, incluyendo la carne vacuna, porcina, ovina, equina y caprina.

 

Fuente: Infobae

El picante, ¿bueno o malo para la salud?

Los hay de todo tipo e intensidad. Los que dan un toque de sazón al paladar y los que te quitan la respiración y te hacen llorar.

Durante miles de año el ají picante, los chiles, jalapeños, o la pimienta han sido parte de ese placer culinario y masoquista de los humanos, únicos mamíferos en consumirlo, dividiéndonos entre quienes los consumimos y quiénes no.

Ahora, más allá de su sabor, hay razones médicas que apuntan a que el picante puede convertirse en nuestro mejor aliado. Pero, ¿por qué?

Te hiere, te cura

Paul Bosland, de la Universidad del Estado de Nuevo México, en Estados Unidos, cuenta que hace 20.000 años, cuando el hombre llegó al hemisferio occidental, se encontró con una planta que le producía dolor.

«La planta –el ají- los afectaba, pero se propusieron domesticarla porque le encontraron utilidad, y creo que fue para fines medicinales», relata Bosland.

Pero ese poder para sanar, se contrasta con el potencial para producir lesiones, y eso ha generado históricos debates entre científicos, médicos y nutricionistas.

Un equipo de la Academia de Ciencias Médicas de China revisó durante varios años el comportamiento de casi 500.000 participantes de un estudio en ese país.

Encontraron que los individuos que afirmaban utilizar picante en sus comidas una o dos veces a la semana, registraban una tasa de mortalidad 10% menor que aquellos que consumían picante menos de una vez por semana.

La diferencia se amplía a medida que las personas ingieren alimentos picantes seis o siete veces a la semana.

El ají picante fue la especie más utilizada en las muestras del estudio, y quienes lo consumieron fresco disminuyeron en particular el riesgo de morir de cáncer, enfermedades coronarias y diabetes.

Lu Qi, miembro del equipo investigador y amante del picante, señala que hay muchas razones que explican estos efectos.

«Los datos obtenidos nos animan a pensar que al comer más comida picante mejoramos nuestra salud, y reducimos el riesgo de mortalidad en personas de edad avanzada», comenta.

No obstante, Qi aclara que el picante puede que no sea beneficioso para personas con problemas digestivos o úlceras estomacales.

Los secretos de ají

Para mirar dónde reside el poder del ají, córtelo y en su interior descubrirá una suerte de placenta amarilla a la cual están pegadas las semillas.

En la mayoría de las variedades de ají, en ese lugar se esconde su arma secreta: la capsaicina, un compuesto químico que genera irritación en los mamíferos.

La capsaicina se mide en la escala Scoville, una medida del picor en los chiles. Se cuenta en unidades de calor, es decir, en el número de veces que una muestra de ají seco debe ser diluida por su propio peso en agua con azúcar antes de perder su calor.

Para un pimentón verde la escala registra cero.

Pero para un ají habanero la medición oscila entre 100.000 y 350.000. La capsaicina pura alcanza una cifra de 16 millones, por lo que no se recomienda su uso ni culinario ni medicinal.

Como un arma química

Aún cuando el simple contacto con el chile Cuernos Rojos puede quemarte por completo la garganta, el extracto de capsaicina luce inodoro e incoloro, y por su intensidad está prohibido su consumo en la Unión Europea.

Así que su uso es más efectivo como arma, en el conocido formato de spray.

Desde tiempos precolombinos el ají se ha utilizado como arma. Se dice que los mayas quemaban hileras de esta planta para crear una cortina de humo que causaba irritación al entrar en contacto con ella.

Y en lo que parece ser una versión antigua del rincón del castigo, el códice azteca muestra a un padre obligando a un niño de ojos llorosos a acercarse a un hoyo con chiles encendidos.

Medicina contra el dolor

El códice azteca también muestra cómo se utilizaba para calmar el dolor de dientes, una función analgésica que se mantiene hasta nuestros días.

Joshua Tewksbury, un historiador de la Universidad de Washington, considera que la sensación de irritación que sentimos al exponernos al pimentón es un truco de la evolución.

«En realidad no estamos sufriendo una quemadura por la capsaicina, como sí la sufriríamos si tocáramos la hornilla encendida de una cocina, pero nuestro cerebro sí lo cree», dice el académico.

Además agrega que solo los mamíferos pueden tener esa sensación. Los pájaros, por ejemplo, pueden comerse los pimientos como si fueran cotufas sin sentir el ardor.

En ese sentido, Tewksbury estima que la planta evolucionó de tal manera que se hizo repelente a aquellos animales que pudieran triturar sus semillas con los dientes, e inofensiva a aquellos que podían ayudarla a esparcirlas.

También evolucionó para combatir microbios.

Esto tuvo gran relevancia en los tiempos previos a la medicina y a la refrigeración, y en especial en zonas ubicadas cerca del trópico, donde las personas eran más vulnerables a las bacterias que podían afectarlos o a sus alimentos.

El chile picante destruye o inhibe 75% de estos patógenos.

Eso puede explicar su éxito alrededor del mundo. Solo dos o tres años después de que Cristóbal Colón trajera las semillas de capsaicina que encontró en sus viajes por el Nuevo Mundo en 1493, los mercaderes portugueses la llevaron a Asia, donde terminaría por transformar el modo de cocinar.

El clima influye

En algún momento se llegó a decir que los habitantes de países con clima caluroso comían picante porque los hacía sudar, lo cual refrescaba la piel.

En 1988 investigadores de la Universidad de Cornell descubrieron que en países como India, Tailandia y China, el uso de las especies tendía a ser por su condición antibacterial.

Además, las mismas eran más utilizadas en naciones cercanas al ecuador, o áreas de valles húmedos y altiplanos.

La relación del pimentón con el clima, y el riesgo presente de enfermedades infecciosas, fue más grande que sus condiciones naturales para crecer.

O como diría Tewksbury, los humanos que vivían en zonas con climas peligrosos desarrollaron un gusto por el picante que «probablemente salvó muchas vidas».

Como antioxidante

Ahora también se sabe que es una fuente de antioxidantes. Por ejemplo, 42 gramos de esta especie puede sustituir la dosis diaria de vitamina C, aunque hay que admitir que esa cantidad puede darle un sabor muy fuerte al curry.

También son ricas en vitamina A, y en minerales como hierro y potasio.

La capsaicina ha sido incluso vinculada con la pérdida de peso. Estudios realizados este año por la Universidad de Wyoming, en Estados Unidos, revelan que ratones alimentados con una dieta alta en grasas registraron una aceleración del metabolismo, logrando quemar más energía y de esta forma perder peso.

Otro experimento publicado el mes pasado y realizado por la Universidad de Adelaida, Australia, descubrió que la interacción entre la capsaicina y las paredes del estómago juegan un papel importante en la sensación de sentirnos llenos.

Sobre esa misma línea, estudios anteriores parecieran respaldar la función controladora del apetito que pudiera tener el picante.

Fuente: BBC

El Aceite de Oliva Reduce el Riesgo de Cáncer de Mama

El aceite de oliva virgen extra, afectan a un menor riesgo de tumores

Seguir una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra puede contribuir a reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 68%, según las conclusiones del último estudio llevado a cabo por la Universidad de Navarra y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn).

La investigación comenzó en 2003 y contó con la participación de 4,282 mujeres españolas de entre 60 y 80 años con alto riesgo de enfermedad cardiovascular. Las voluntarias fueron distribuidas en tres grupos al azar: el primero, seguiría una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra (facilitado gratuitamente a las participantes por los investigadores); el segundo, una dieta mediterránea con frutos secos aparte del aceite de oliva (con una media de 30gramos al día de aceite o 4 cucharas soperas); y, el último grupo, seguiría una dieta basada básicamente en la reducción de grasas. El experimento se llevó a cabo durante una media de 4,8 años.

Los resultados (entrevistas, controles grupales y análisis bioquímicos) revelaron que los dos primeros grupos presentaban un riesgo dos terceras partes más bajo de sufrir cáncer de mama que el tercer grupo. “Es un hallazgo muy fuerte. Pocas veces tenemos una noticia tan agradable que dar a la sociedad”, explica Miguel Angel Martínez-González, coordinador del trabajo.

Así pues, el trabajo ha confirmado que factores dietéticos tan específicos, como en este caso el aceite de oliva virgen extra, afectan a un menor riesgo de tumores. Se trata de la primera vez que se ofrecen resultados científicos al respecto.

El estudio ha sido publicado en la revista JAMA (Journal of the American Medical Association) Internal Medicine.

Fuente: elperiodicodeutah

Una forma de vitamina B3 reduce el riesgo de cáncer de piel

Tomar cotidianamente una forma de vitamina B3, la nicotinamida, redujo un 23% la incidencia de los cánceres de piel que no son melanomas en personas de alto riesgo, según un ensayo clínico.

Los resultados de este estudio realizado en Australia, que serán presentados a fin de mayo en la conferencia anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica en Chicago, tienen el potencial de disminuir la frecuencia y los costos de esta forma de cáncer más común en las personas de piel clara, consideraron los investigadores.

Menos frecuentes, los melanomas son una forma más grave de cáncer de piel, que no fueron objeto de esta investigación.

La nicotinamida no presenta riesgos, es de bajo costo y puede comprarse sin receta médica.

«Es la primera evidencia sólida de que es posible reducir los cánceres de la piel con una simple vitamina junto con una buena protección solar», indicó durante una conferencia de prensa telefónica Diona Damian, profesora de dermatología en Sydney, Australia, que realizó este ensayo clínico.

«Esperamos que estos resultados tengan una aplicación clínica inmediata», afirmó, subrayando «que las personas con alto riesgo de desarrollar un cáncer de piel deberán continuar con un seguimiento de su dermatólogo».

El estudio involucró a 386 pacientes que habían sido diagnosticadas con al menos dos cánceres de piel, en el curso de los cinco años anteriores, considerados de alto riesgo.

La mitad tomó 500 miligramos por día de nicotinamida durante un año y la otra mitad un placebo.

Al final del ese período, el grupo tratado con nicotinamida mostró un 23% menos de cáncer de piel. Seis meses después de haber suspendido la toma de esta vitamina, el riesgo era el mismo en los dos grupos, precisó Damian.

Los rayos ultravioletas del sol dañan el ADN y suprimen el sistema inmunitario de la piel que ayuda a eliminar las células afectadas antes que se conviertan en cancerígenas, explican los investigadores.

En Estados Unidos, alrededor de cinco millones de personas son tratadas anualmente por un cáncer de piel que no es un melanoma.

Fuente: gacetamercantil.com

La vitamina D limita la agresividad del cáncer de próstata

Tomar suplementos de vitamina D podría retrasar o incluso revertir el avance de los tumores de próstata menos agresivos o de bajo grado, sin la necesidad de cirugía o radiación, según el último estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU.).

Los tumores considerados agresivos requieren de extirpación quirúrgica de la glándula de la próstata o de tratamiento de radioterapia. Los menos agresivos suelen mantenerse en “vigilancia activa” mediante biopsias anuales para ver si ha avanzado o no el cáncer y actuar en consecuencia. Pese a esto, esta incertidumbre respecto a lo que podría pasar genera un entorno de ansiedad malsana que conduce a muchos hombres a someterse a una prostatectomía electiva.

En la investigación participaron 37 hombres que querían someterse a prostactetomía electiva. A todos ellos se les suministró aleatoriamente el tratamiento de 4.000 U (100mg) de vitamina D por día o un placebo. Pasados 60 días se extrajeron las glándulas de la próstata de todos ellos y se sometieron a examen.

Los resultados preliminares revelaron que muchos de los hombres que recibieron vitamina D mostraron mejorías en sus tumores de próstata, mientras que los tumores en el grupo que había tomado el placebo se quedaron igual o empeoraron. Por si esto fuera poco, la vitamina D provocó cambios drásticos en los niveles de expresión de muchos lípidos y proteínas de la célula, en particular los que participan en la inflamación.

“No sabemos todavía si la vitamina D trata o previene el cáncer de próstata. Como mínimo, lo que puede hacer es evitar que los cánceres de próstata de bajo grado se disparen”, explica Bruce Hollis, líder del estudio.

Fuente: muyinteresante.es

Angelina Jolie se extirpa los ovarios para evitar riesgo de cáncer

La ganadora de un Oscar Angelina Jolie ha anunciado haberse sometido a una operación de extirpación de ovarios y trompas de falopio para evitar el riesgo de cáncer de ovarios, que causó la muerte de su madre a los 56 años.

El anuncio, realizado el martes en una columna del periódico New York Times, llega dos años después de que la activista por los derechos humanos y seis hijos se realizase una doble mastectomía después de conocer de que tenía un alto riesgo de padecer cáncer de mama.

Jolie, de 39 años, dijo que había hecho pública su decisión para ayudar «a otras mujeres en riesgo a conocer las opciones existentes».

«Me siento femenina, y segura con las decisiones que estoy tomando para mí y mi familia. Sé que mis hijos nunca tendrán que decir «Mamá murió por cáncer de ovarios», escribió la actriz.

Jolie, que está criando a su familia junto a su marido la también estrella del cine Brad Pitt, se sometió a la intervención la semana pasada.

La artista dijo que los médicos le informaron de que tenía un 50 por ciento de riesgo de padecer cáncer de ovarios por herencia genética.

Jolie, que ganó un Oscar a la mejor actriz de reparto en 1999 por su papel en la película «Inocencia interrumpida», basó su anterior decisión de someterse a una doble mastectomía a informaciones que apuntaban a que tenía un 87 por ciento de riesgo de contraer cáncer de mama.

La estrella de Hollywood reveló su decisión en un editorial en el New York Times en mayo de 2013 y fue ampliamente apoyada por celebridades, supervivientes de cáncer y médicos por su transparencia, afirmando muchos de ellos que sirvió de inspiración para otras mujeres.

 

Fuente: Reuters

Descubren por qué a veces fallan los tratamientos contra el cáncer

Los tratamientos contra el cáncer fueron diseñados para mantener a raya a las células cancerígenas mediante la prevención de su crecimiento, supervivencia y su propagación por el organismo. Sin embargo, aún hoy existen muchos cánceres que, por algún motivo, soportan la actuación de los fármacos empleados, consiguiendo extenderse sin remedio en muchos pacientes. ¿Por qué estas drogas no consiguen detener algunos cánceres?

El receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) es el receptor celular cuyas mutaciones que afectan a la expresión o actividad del EGFR pueden provocar cáncer. Partiendo de esta premisa, Xiaojun Tan, un estudiante de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU.), ha dado con la solución mientras investigaba los lugares donde puede encontrarse este receptor: descubrió que el cáncer evade la acción de las drogas por infiltración a través de una puerta trasera de las células. “Lo que vemos aquí es bastante diferente. Es una estrategia alternativa para promover la supervivencia de las células del cáncer”, explica Tan.

Las células cancerosas son capaces, por tanto, de prosperar, abriéndose paso ante el embate de los fármacos. “Cientos de miles de pacientes cada año tienen tumores relacionados con el EGFR. Este descubrimiento tiene implicaciones para millones de pacientes de cáncer en todo el mundo”, aclara Richard A. Anderson, líder del estudio.

Los investigadores explican que, al igual que las células sanas utilizan la “autofagia” como medio para “apretarse el cinturón” cuando los recursos son escasos, las células cancerígenas también lo utilizan para sobrevivir en condiciones de estrés, esto es, cuando un fármaco amenaza su supervivencia. El exceso del receptor EGFR inactivo, ayuda a las células cancerígenas a situarse dentro de las células sanas donde comienza la autofagia, desencadenando también una serie de cambios celulares que promueven la supervivencia de las células del cáncer.

Los resultados del estudio, que han sido publicados en la revista Cell, sugieren que para detener el cáncer, los medicamentos originales desarrollados para inactivar el receptor EGFR podrían combinarse con fármacos que bloqueen la autofagia de las células cancerígenas para sellar tanto la puerta delantera como trasera e impedir que estas se desarrollen de ninguna forma posible.

Fuente: muyinteresante.es