Entradas

¿Por qué el mal de Alzheimer afecta más a las mujeres?

Casi dos tercios de los pacientes de Alzheimer en Estados Unidos son mujeres y algunos expertos se preguntan si se debe a la suposición prevaleciente de que tienden a vivir más que los varones. Descubrir las causas podría facilitar el tratamiento o prevención de la enfermedad.

¿Qué otros factores pueden aumentar el riesgo para las mujeres? ¿Podrían ser genéticos? ¿Diferencias biológicas en el proceso de envejecimiento de las mujeres? ¿O particularidades de su estilo de vida?

Las investigaciones indican que un gen vinculado con la enfermedad de Alzheimer ejerce mayor impacto sobre las mujeres que sobre los varones.

«Hay suficientes interrogantes biológicos que apuntan a un mayor riesgo en las mujeres que debemos investigar y descifrar», afirmó María Carrillo, directora científica de la Asociación Alzheimer.

El mes pasado, la asociación reunió a 15 científicos prominentes para preguntar qué se sabe acerca del riesgo de dicha enfermedad en las mujeres. Carrillo dijo que planea investigar financiación para estudiar la cuestión. «Hay mucho que no se comprende ni se sabe», afirmó. «Es hora de hacer algo al respecto».

Un informe reciente de la Asociación Alzheimer calculó que a los 65 años, las mujeres tienen una posibilidad entre seis de contraer Alzheimer durante el resto de sus vidas, en comparación de 1 sobre 11 entre los varones.

La cuestión es determinar en qué medida la disparidad se debe a la mayor longevidad de las mujeres.

«Es cierto que la edad es el mayor factor de riesgo para contraer la enfermedad de Alzheimer», afirmó Roberta Díaz Brinton, profesora en la Universidad del Sur de California, quien presentó datos sobre diferencias entre los sexos en una reunión de los Institutos Nacionales de Salud este año, pero agregó que «en promedio, las mujeres viven cuatro o cinco años más que los varones y sabemos que Alzheimer es una enfermedad que comienza 20 años antes del diagnóstico» debido a que el deterioro celular avanza paulatinamente sin ser detectado.

Brinton investiga si la menopausia puede ser un factor que deja vulnerables a determinadas mujeres.

Sea como fuere que comienza, hay algunas evidencias de que, una vez que se diagnostica Alzheimer, las mujeres pueden empeorar más rápidamente. Los escaneos indican un encogimiento más rápido de determinadas áreas cerebrales.

Sin embargo, la investigación genética ofrece las evidencias más notables de la diferencia entre los sexos.

Investigadores de la Universidad de Stanford analizaron los registros de más de 8.000 personas para detectar una forma de un gen llamado ApoE-, que se sabe aumenta el riesgo de Alzheimer.

Las mujeres que tienen una copia de esa variante genética tienen el doble de probabilidad de contraer la enfermedad que las mujeres sin el gen, mientras el riesgo entre los varones apenas aumenta, reportó el año pasado el doctor Michael Greicius de Stanford.

No se sabe por qué. Brinton conjetura que puede ser la forma en que el gen interactúa con el estrógeno.

Fuente: elnuevoherald.com

Esto es lo que hace tu cerebro mientras duermes

Pasamos más de un tercio de nuestras vidas haciéndolo, sin embargo, no es hasta fechas recientes cuando hemos empezado a valorar la importancia del sueño para mantener la salud. Hoy se sabe, por ejemplo, que dormir menos horas de las necesarias favorece el aumento de peso, pero también que puede afectar el funcionamiento de nuestro cerebro.
Esto se debe a este órgano maravilloso, que sólo representa el 2 % de la masa corporal,utiliza la cuarta parte de la oferta de energía de todo el cuerpo y para lograr tener acceso a esas reservas que le aseguran un funcionamiento óptimo requiere, forzosamente, de durmamos lo suficiente y de manera reparadora.
Los estudios sobre los procesos del sueño y sus beneficios para el cerebro no son recientes. La humanidad ha estado empeñada en desentrañar los misterios de este órgano desde hace 2 mil años o más, sin embargo, hoy en día la ciencia es capaz de responder las innumerables preguntas que tenemos sobre el tema.
A través del sueño, nuestro cerebro libera todos los nutrientes que requieren todas y cada una de las células de nuestro cuerpo; de ese tamaño es la importancia de dormir lo suficiente, así que piensa bien antes de volver a pensar que tú no requieres desperdiciar el tiempo durmiendo porque con dos horas tienes.
Pero por si no tuvieras suficiente motivación, los más recientes estudios sobre el tema establecen una relación entre la falta de horas de sueño y el desarrollo del Alzheimer. De acuerdo con las investigaciones, durante el sueño el cerebro manda órdenes para liberar sustancias de desecho (beta-amieloides) que, cuando se acumulan, atrofian las células y… ¡adivinaste! favorecen las condiciones para que el Alzheimer aparezca y se lleve más, mucho más, que tus recuerdos.
Entonces la decisión es tuya: así como planeas el tiempo que dedicas a tu empleo y a disfrutar con los amigos, también se disciplinada y dedica las horas necesarias a tu descanso, pues un sueño reparador hace maravillas en tu salud presente y futura.
Fuente: telemundochicago.com