Entradas

28 años de la firma de los acuerdo de paz

Este 16 de enero se conmemoran 28 años de la firma de los Acuerdos de Paz, que le dieron fin a la conflicto armado en El Salvador que comenzó en el año 1980.

Desde 1989, se gestaron varias reuniones entre Gobierno y las facciones de la guerrilla que componían el FMLN, para llegar a un cese al fuego definitivo; el acuerdo fue sellado en el castillo de Chapultepec, México en 1992.

Las primeras negociaciones entre gobierno y guerrilla fueron acercamientos al diálogo, sin obtener verdaderos acuerdos que derivasen en el fin del conflicto. Tras varias rondas de negociación, el número de víctimas seguía creciendo y la polarización política dificultaba la finalización pacífica del conflicto. En 1989, tras la intervención de Naciones Unidas, se iniciaron negociaciones que arrojaron acuerdos concretos para la salida consensuada al conflicto. Se nombraron comisiones negociadoras por ambas partes y se estableció una agenda para tratar los puntos álgidos por resolver. Como resultado de la negociación, se produjeron varios acuerdos y modificaciones de la Constitución de la República, que permitieron que ambas partes cedieran hasta lograr un consenso, en parte forzados por factores internos y externos que influyeron en las decisiones.

El documento final de los acuerdos se dividió en 9 capítulos que abarcan 5 áreas fundamentales: modificación de las Fuerzas Armadas, creación de la Policía Nacional Civil, modificaciones al sistema judicial y a la defensa de los Derechos Humanos, modificación en el sistema electoral y adopción de medidas en el campo económico y social. El cumplimiento de los acuerdos se dio bajo la tutela de una misión especial de Naciones Unidas, la cual dio un finiquito tras 3 años de gestión.

La guerra civil salvadoreña de 1981, fue el conflicto bélico interno ocurrido en el país centroamericano en el que se enfrentaron las Fuerzas Armadas de El Salvador cumpliendo su rol constitucional de la defensa de la soberanía del Estado y las fuerzas insurgentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). El conflicto nunca fue declarado en forma oficial, pero se considera usualmente que se desarrolló entre el 10 de enero de 1981 y el 16 de enero de 1992, cuando se firmaron los “acuerdos de Chapultepec” en la Ciudad de México, 9​ aunque el país vivió un ambiente político y social tenso durante la década de 1970.

El número de víctimas de esta confrontación armada ha sido calculado en más de 70000 muertos y 8000 desaparecidos.​ El conflicto concluyó, luego de un proceso de diálogo entre las partes, con la firma de un acuerdo de paz, que permitió la desmovilización de las fuerzas guerrilleras y su incorporación a la vida política del país.

Las primeras elecciones después de la guerra se realizaron en 1994 pero fue hasta el año 2009 cuando el FMLN llegó al gobierno del país centroamericano por la vía de las urnas.

La guerra civil de El Salvador se desarrolló entre 1980 y 1992, como consecuencia de la violencia entre el gobierno derechista y la oposición izquierdista que venía generándose desde la década de los años 70. El conflicto llegó a su punto álgido con las masacres ocurridas a orillas del Río Sumpul en Chalatenango (1980) o  la vivida en los cantones El Mozote, Los Toriles y La Joya del departamento de Morazán (1981).

También con el asesinato del entonces arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, en 1980 (declarado santo por la Iglesia Católica en 2018), así como la masacre de 6 sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas en 1989.

Tras cumplir compromisos, las partes involucradas en el conflicto fueron convocadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la firma de los Acuerdos de Paz de Chapultepec el 16 de enero de 1992 en el Castillo de Chapultepec, Ciudad de México, México.

El gobierno del Presidente Nahib Bukele no a tomado en cuenta este acontecimiento que marco a todo un pais, para unos analistas el no es el hecho de celebrar los acuerdos de paz, si no, mas bien recordar y tomar en cuenta la finalización del conflicto armado que dio paso a la construcción de una sociedad con un rumbo diferente a lo que se vivía antes del conflicto en El Salvador.

Presidente Sánchez Cerén invitado y testigo de honor en firma de cese al fuego del conflicto colombiano

La invitación del gobierno de Colombia al presidente Salvador Sánchez Cerén para participar como invitado y testigo de honor en la histórica firma  del cese al fuego definitivo en ese país es un reconocimiento a la vocación pacifista del mandatario salvadoreño, aseguró el ministro de relaciones exteriores de El Salvador, Hugo Martínez.

“Es importante dar testimonio del reconocimiento que se le da al presidente Sánchez Cerén como un líder que ha luchado por la paz durante muchos años y que fue precisamente signatario de los Acuerdos de Paz en El Salvador”, aseguró el canciller en Radio Nacional.

“Esta invitación encarna ese reconocimiento a la vocación de paz del presidente Sánchez Cerén y a los esfuerzos que él sigue haciendo por la paz, no solamente en El Salvador, sino también en el continente y en otras latitudes”, añadió.

Resaltó que el presidente salvadoreño es el único jefe de Estado que ha sido invitado, de manera especial, por las partes negociadoras de la  paz en Colombia, debido a su aporte en este proceso.

Al acto histórico, que se celebrará este jueves 23 de junio en La Habana, Cuba, asistirán también dignatarios de  Chile, Venezuela y Noruega (países que han sido facilitadores del proceso) y de República Dominicana, que ostenta actualmente la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, también ha sido invitado a la  ceremonia.
El canciller señaló que algunos aportes salvadoreños a este proceso en Colombia se han brindado en el marco multilateral en la ONU, así como a través de la participación de algunos firmantes de los Acuerdos de Paz en el país en programas de capacitación y preparación post conflicto.

Estos aportes, aseguró, fueron sellados por el presidente Sánchez Cerén y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, durante la visita oficial que este realizó a El Salvador el pasado 5  de abril.
En virtud de lo conversado en esta misma reunión, el presidente salvadoreño compartió con ambas partes en conflicto la experiencia de negociación y paz en El Salvador.

El canciller Martínez recordó además que recientemente la ONU ha conformado el contingente de operaciones de mantenimiento de paz en Colombia, siendo nombrado el general de brigada José Mauricio Villacorta Rivas, un oficial de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), como subjefe de la misma.

Líderes del mundo celebraron el acuerdo entre el gobierno de Colombia y las FARC

Las repercusiones por el histórico acuerdo alcanzado en la madrugada del miércoles entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC no se hicieron esperar.

Después de que se anunciara que Santos viajará este jueves a La Habana para participar en el anuncio oficial, junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y otros mandatarios de la región, como Michelle Bachelet, los líderes del mundo celebraron lo pactado.

El Departamento de Estado de EEUU saludó el acuerdo con un mensaje de su vocero, John Kirby. “Estados Unidos da la bienvenida al anuncio, deseando la llegada del evento mañana, y esperamos que las partes sigan avanzando hacia un acuerdo final de paz“, señaló.

El año pasado, Estados Unidos nombró un enviado especial para el proceso de paz colombiano, Bernie Aronson, que también viajará a La Habana.

Aronson será el encargado de representar a EEUU en el evento oficial de alto perfil presidido por Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, líder máximo de las FARC, junto al presidente de Cuba, Raúl Castro, y el canciller de Noruega, Borge Brende, los dos países garantes del proceso de paz.

Además, el secretario adjunto de la Oficina Asuntos Internacionales Antinarcóticos, William Brownfield, declaró que espera que el cese del fuego anunciado hoy en Colombia tenga un impacto regional en materia de narcotráfico. “Sin duda, cuando un gobierno negocia la conclusión de casi 50 años de conflicto armado con una banda que es una de las organizaciones narcotraficantes más grandes del mundo, habrá impacto en términos de la droga ilícita“, expresó Brownfield en una conferencia de prensa en Costa Rica.

Por su parte, el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, consideró el miércoles que el acuerdo para el cese del fuego bilateral supone “un avance decisivo en el camino hacia la paz”.

“Es hora de que el ELN (el Ejército de Liberación Nacional) siga este ejemplo alentador y contribuya también al cese de la violencia en Colombia“, manifestó Steinmeier con relación a la segunda guerrilla más importante de Colombia, que no forma parte de las conversaciones.

Para el jefe de la diplomacia alemana, el acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla anunciado acerca el final exitoso de las negociaciones de paz, el objetivo que anhelan los colombianos “tras décadas de derramamiento de sangre”.

Steinmeier garantizó que Alemania, con el comisionado del gobierno para el proceso de paz en Colombia, Tom Königs, mantendrá su apoyo al país latinoamericano en su camino hacia la paz y la reconciliación, con apoyo a la Justicia y ayuda a las víctimas y a integración de los desplazados internos.

También el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, celebró y dio su apoyo al acuerdo de alto el fuego bilateral y definitivo entre el gobierno colombiano y las FARC.

#SíALaPaz Celebramos y apoyamos histórico acuerdo entre Juan Manuel Santos y FARC de cese del fuego bilateral y definitivo“, escribió Almagro en su cuenta de la red social Twitter. “Construir paz es una labor constante. Continuaremos apoyando todos los esfuerzos @OEA_oficial”, agregó en otro mensaje.

La OEA acompaña a Colombia con su Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP) desde 2004, con un mandato que se ha extendido hasta enero de 2018.

Entre los gobiernos europeos que saludaron el paso dado el miércoles también está el gobierno español, que lo calificó este miércoles como “un gran paso” hacia una “paz estable y duradera” en Colombia.

Madrid congratuló al gobierno del presidente Santos por haber alcanzado el acuerdo con las FARC. “Este acuerdo constituye un gran paso hacia la consecución de una paz estable y duradera en Colombia y una espléndida noticia para Iberoamérica” y la comunidad internacional, señaló el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de España.

Repercusiones en la región

“Se trata de un paso fundamental hacia el fin de la violencia y la pacificación definitiva de Colombia, que representa una victoria para todos los colombianos y un motivo de júbilo para la región como un todo”, aseguró a través de un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, en un mensaje de felicitación al pueblo y al gobierno colombianos.

Además, reafirmó su disposición a contribuir con el gobierno del país vecino y amigo para su plena implementación, lo que considera que abrirá “un nuevo capítulo” para Colombia.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, definió como “momento histórico” el anuncio y saludó a su par y al pueblo colombianos. “Un fuerte abrazo al Pdte @JuanManSantos y al pueblo colombiano, en este momento histórico del cese del fuego que hará posible la paz”, señaló en su cuenta en la red social de Twitter.

Hizo lo propio el gobierno de México a través de su canciller,Claudia Ruiz Massieu, quien definió el pacto como “un camino para la paz definitiva en Colombia, dando así por terminado uno de los conflictos armados más añejos del continente”. “Es un anuncio que celebramos”, saludó.

El ministro de Relaciones Exteriores salvadoreño, Hugo Martínez, aseguró hoy que el alto el fuego en Colombia “permitirá consolidar” la democracia en América Latina porque “coloca a la región como una zona de paz”. Mientras tanto, la Cancillería de ese país anunció que el presidente Salvador Sánchez Cerén será “testigo de honor” en el anuncio oficial de cese del fuego el jueves en Cuba.

En el mismo sentido se pronunciaron a su vez el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y el presidente guatemalteco, Jimmy Morales.

Juan Manuel Santos

El anuncio

“Hemos llegado con éxito al Acuerdo para el Cese del Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo”, indicaron hoy los negociaciones del Gobierno y de las FARC en un comunicado conjunto leído en la capital cubana por el guerrillero Marco León Calarcá, alias “Luis Alberto Albán”, y Marcela Durán, jefa de comunicaciones del equipo de paz de Santos.

El entendimiento incluye otros aspectos fundamentales para el fin del conflicto en Colombia, como la dejación de armas por parte de la guerrilla, las garantías de seguridad, la lucha contra el paramilitarismo y sus redes de apoyo y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz.

Fuente: Infobae

Miembros de FAVERSAL en espera de reivindicación

En las imágenes miembros de FAVERSAL,  en la Plaza Salvador del Mundo. Los veteranos se concentran en espera de que la nueva Asamblea Legislativa, atienda sus peticiones.

Los ex combatientes aseguran no se presta atención a sus reclamos legítimos, y que ningún gobierno se las ha resuelto, por lo que se mantienen atentos ante los resultados electorales para tomar medidas de presión.

Entre sus demandas se encuentran la solicitud de tierras, Pensión, Canasta alimenticia, Becas, entre otras.

[section=Ver fotos][AFG_gallery id=’16’][endsection]

“A los países que dicen no hay lugar para la paz, yo les digo: miren al pueblo de El Salvador”: Ban Ki Moon, Srio. ONU

“A los países que dicen que no hay lugar para la paz, porque las diferencias son muchas y las heridas muy profundas, yo les digo: miren al pueblo de El Salvador”, en alusión a su exitoso proceso de paz logrado el 16 de enero de 1992 dijo hoy el Secretario General de las Naciones Unidas en su discurso en ocasión de conmemorarse el XXIII aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

Ban Ki Moon celebró el valor y la sabiduría de los líderes políticos y del mismo pueblo salvadoreño que optó por el camino del diálogo para zanjar sus diferencias que le provocaron caer en el abismo de la guerra.

“Esta celebración es muy conmovedora para Naciones Unidas por el momento en que vivimos”, dijo el secretario, quien previo a sus palabras evocó la memoria de Monseñor Romero, quien en su momento interpretó el verdadero significado de la paz, asimismo, retomó frases del poeta Roque Dalton al decir: “Mis compatriotas, mis hermanos”, que arrancó aplausos entre la concurrencia al Centro Internacional de Ferias y Convenciones, CIFCO, donde tuvo lugar la celebración de este aniversario.

Ban Ki Moon, consideró que el proceso de paz salvadoreño abrió el camino para nuevas operaciones de paz que llevamos en otras partes del mundo y que han tenido éxito. Indicó además que para consolidar la paz hay que resolver problemas estructurales de desigualdad y exclusión.

Hizo énfasis en que la paz se construye día a día y que el potencial para la paz sostenible se ha profundizado en El Salvador.

Este mismo enfoque mantuvo el presidente de la República Salvador Sánchez Cerén en su discurso al reseñar que “la paz no termina cuando terminan los fusiles”. Han sido 23 años difíciles pero la paz se construye permanentemente.

Sánchez Cerén aseguró que con los altibajos que quedan después de un acuerdo que pone fin a una guerra, El Salvador ha ido avanzando, algo que secundó el secretario de la ONU, quien llamó a los salvadoreños a dejarse guiar por el espíritu de los Acuerdos de Paz.

El mandatario salvadoreño trajo a mente a las miles de víctimas civiles, al malogrado arzobispo Monseñor Oscar Arnulfo Romero, a los padres jesuitas, a Jorge Schafick Hándal y Mélida Anaya Montes, como protagonistas de esta paz que llegó a El Salvador para quedarse.

“Yo fui comandante del Fmln, ahora soy presidente de la República y sé lo difícil que es tomar una decisión”,

dijo Sánchez Cerén al tiempo de rendirle el respectivo honor al ex presidente Alfredo Cristiani, quien estampó su firma en el histórico documento que puso fin a los doce años de guerra luego de intensas negociaciones con la entonces guerrilla.

No necesitamos más la confrontación, con el diálogo vamos a vencer los nuevos problemas que nos acechan, refirió el gobernante al tiempo de exhortar a los salvadoreños a sembrar la paz todos los días.

Previo a su participación en los actos conmemorativos del XXIII aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, el presidente Salvador Sánchez Cerén y el secretario de la ONU Ban Ki Moon, sostuvieron una reunión privada en Casa Presidencial para abordar temas sensibles y de interés para el país, entre ellos los esfuerzos por minimizar la violencia y delincuencia.

Fuente: rnes.sv

Ban Ki Moon visita El Salvador para conmemorar Acuerdos de Paz

El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, arribó el jueves a El Salvador para participar en los actos que conmemoración de los 23 años de la firmas de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la Guerra Civil.

Ban Ki Moon fue recibido en el aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero de la capital salvadoreña por el canciller Hugo Martínez.

“Es un gran honor para mí estar en El Salvador en mi primera visita a este hermoso país, y para celebrar el aniversario de los acuerdos de paz” manifestó el funcionario a su llegada al país.

Con fiesta cívica Gobierno celebrará XXIII aniversario de Acuerdos de Paz

El XXIII aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz se celebrará este viernes con la presencia de los firmantes, los negociadores por parte del gobierno en 1992 y el FMLN, afirmó el Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez.

El orador principal de la conmemoración será el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, quien llegará al país este jueves y partirá dos días después. El lema de la conmemoración de la firma de la paz es “Trabajando por nuestro más preciado logro”.

“Nos llena de enorme satisfacción que el Secretario Ban Ki-moon pueda ser parte de esta fiesta nacional. Su participación es un respaldo a los Acuerdos de Paz, reconocidos como ejemplo exitoso de diálogo y solución pacífica de conflictos”,

indicó el Canciller Martínez.

El funcionario destacó que el “lema de conmemoración de firma de los Acuerdos de Paz alude a que la construcción de la paz y la democracia es una tarea diaria”.

La ceremonia iniciará con presentaciones artísticas alusivas a la conmemoración y culminará con el mensaje del Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

Como parte de su agenda, el máximo funcionario de la ONU sostendrá una audiencia privada con el gobernante y posteriormente brindarán una breve declaración conjunta a la prensa.

Posteriormente, Ban Ki-moon asistirá  a una sesión solemne en la Asamblea Legislativa y también a una sesión de corte plena de la Corte Suprema de Justicia.

El Canciller Martínez y otros ministros se reunirán con el Secretario General de la ONU para abordar temas de agenda bilateral y asuntos de interés multilateral.

La tarde del viernes 16, el mandatario salvadoreño inaugurará una exposición alusiva a la paz, organizada por la Secretaría de Cultura de la Presidencia, en el Museo Nacional de Antropología (MUNA), la cual permanecerá abierta al público en general, especialmente para que las nuevas generaciones conozcan sobre este importante acontecimiento histórico.

El ministro Martínez destacó que “para este gobierno es crucial que las fuerzas vivas del país sean parte de la conmemoración”, por lo que se espera la participarán de distintos sectores representativos de la sociedad civil.

Se prevé que en el acto que se realizará en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO) se congreguen los tres Órganos del Estado, instituciones surgidas de los Acuerdos de Paz y otras entidades del país.

Fuente: transparencia.gob.sv