Prometedor ensayo de una vacuna contra el cáncer de mama

Cada año se detectan en España entre 20.000 y 22.000 nuevos casos de cáncer de mama, y, actualmente, las tasas de supervivencia después de cinco años son de entre el 85 y 90%. Para mejorar estos porcentajes, investigadores norteamericanos trabajan en una vacuna contra el cáncer de mama que se muestra prometedora en un pequeño ensayo clínico.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, han desarrollado una vacuna que es segura en pacientes con cáncer de mama metastásico, según indican los resultados de un ensayo clínico temprano. La evidencia preliminar también sugiere que la vacuna prepara el sistema inmunológico de los pacientes para atacar las células tumorales y ayuda a frenar la progresión del cáncer.

La nueva vacuna, cuya eficiencia se detalla en un artículo en Clinical Cancer Research, hace que el sistema inmunológico del cuerpo se dirija a una proteína llamada mamaglobina-A, que se encuentra casi exclusivamente en el tejido mamario.

El papel de la proteína en el tejido sano no está claro, pero los tumores de mama expresan niveles anormalmente altos, según investigaciones anteriores. “Poder dirigirnos a la mamaglobina es emocionante porque se expresa ampliamente en hasta el 80 por ciento de los cánceres de mama, pero no en niveles significativos en otros tejidos”, dice el cirujano de cáncer de mama y autor principal de este trabajo William E. Gillanders

“En teoría, esto significa que podríamos tratar a un gran número de pacientes con cáncer de mama con potencialmente menos efectos secundarios”, señala este profesor de Cirugía. “También es emocionante ver el progreso de este trabajo de identificar la importancia de mamaglobina-A para diseñar un agente terapéutico, fabricarlo y dárselo a los pacientes, todo ello por los investigadores de la Universidad de Washington”, agrega.

La vacuna prepara un tipo de glóbulo blanco, parte del sistema inmune adaptativo del cuerpo, para buscar y destruir las células con la proteína mamaglobina-A. En la pequeña proporción de pacientes con cáncer de mama cuyos tumores no producen mamaglobina-A, esta vacuna no sería eficaz.

En el ensayo de fase 1 diseñado principalmente para evular la seguridad de la vacuna, se vacunó a 14 pacientes con cáncer de mama metastásico que expresan mamaglobina-A. Según los autores, los pacientes experimentaron pocos efectos secundarios, con ocho eventos clasificados como leves o moderados, como erupción cutánea, dolor en el sitio de la vacuna y síntomas gripales leves, pero sin efectos secundarios graves o potencialmente mortales.

Además, la evidencia preliminar indica que la vacuna redujo la progresión del cáncer, incluso en pacientes que tienden a poseer un sistema inmunológico menos potente debido a su enfermedad avanzada y la exposición a la quimioterapia. “A pesar de los sistemas inmunes debilitados en estos pacientes, observamos una respuesta biológica a la vacuna durante el análisis de las células inmunes en sus muestras de sangre”, señala Gillanders, que trata a pacientes en el Centro de Cáncer Siteman en el Hospital Judío Barnes y la Universidad de Washington, Estados Unidos.

“Eso es muy alentador. También vimos evidencia preliminar de un mejor resultado, con un modesto incremento de la supervivencia libre de progresión durante más tiempo”, añade. De los 14 pacientes que recibieron la vacuna, aproximadamente la mitad no mostró progresión del cáncer un año después, frente a aproximadamente una quinta parte de un grupo de control similar de 12 pacientes no vacunados que no mostró progresión del cáncer durante el año de seguimiento. A pesar del pequeño tamaño de la muestra, esta diferencia es estadísticamente significativa.

Según los resultados de este estudio, Gillanders y sus colegas están planeando un ensayo clínico más grande para probar la vacuna en pacientes con cáncer de mama recién diagnosticados, que, en teoría, debería tener un sistema inmunológico más robusto que los pacientes que ya han sido sometidos a una intensiva terapia contra el cáncer.

Fuente: 20minutos.es

El gel vaginal contra el VIH basado en el olivo entra en su fase definitiva

En el mundo hay una decena de prototipos de microbicidas en forma de cremas de aplicación vaginal para frenar la transmisión del VIH, entre ellos el que desarrolla el equipo del español José Alcamí, basado en un potente antioxidante natural presente en el olivo y que se podría ensayar en mujeres en 2016. Así lo ha señalado este investigador del Instituto de Salud Carlos III de Madrid (ISCIII), centro en el que él y un equipo de 20 personas investigan, además del comportamiento del VIH, cómo desarrollar un microbicida pensado sobre todo para que las mujeres de los países en vías de desarrollo puedan protegerse del SIDA.

La empresa Seprox fue la que sintetizó y produjo con un grado de pureza único un potente antioxidante natural presente en el olivo. En 2012, el equipo de Alcamí inició los estudios y demostró que esta molécula era activa frente al VIH en los modelos de laboratorio, y comenzó el desarrollo del microbicida (compuesto químico que destruye microbios a nivel local). De la molécula (Hydroxytyrosol), patentada por la empresa Seprox, se ha comprobado su toxicidad en conejas y macacas y en febrero comenzará una nueva fase de eficacia que se probará también en macacas. “La prueba de fuego es si funciona o no en modelos animales”, ha indicado Alcamí, quien ha agregado que, si estos ensayos son exitosos, en humanos se podría probar en una primera fase en 2016. El objetivo es que esté en el mercado —será un fármaco barato— antes de que finalice esta década: primero en forma de crema, que se deberá aplicar cada vez que se mantienen relaciones sexuales, y después en forma de anillos que vayan liberando en la vagina el gel poco a poco y conseguir así una protección durante meses.

El medicamento Tenofovir

Una de las vías que analiza este equipo es la combinación de esta molécula con tenofovir, un medicamento antiviral que ya se emplea vía oral en el tratamiento del VIH y que también ha demostrado una protección parcial como microbicida, ha explicado este investigador.

Entre 2007 y 2009 se hizo en Sudáfrica un ensayo clínico con este fármaco con casi 900 mujeres, llamado Caprisa 004. Se comprobó que gracias a tenofovir, convertido en gel vaginal, un 40% de las mujeres no contrajeron el VIH. Según Alcamí, el reto es aumentar ese porcentaje, de ahí que una de las vías de investigación sea la combinación de compuestos. El prototipo del ISCIII funciona de dos maneras: impidiendo al virus que se multiplique cuando entra en la célula y reduciendo la inflamación a nivel local, un factor muy importante en las infecciones por VIH. “Las mujeres que tienen una inflamación u otra infección vaginal, por ejemplo por herpes, se infectan más fácilmente de VIH”. Prototipos y ensayos clínicos actuales Además del equipo de Alcamí, en España, la Universidad de Alcalá y el Hospital Gregorio Marañón desarrollan también un microbicida. En el mundo, hay unos seis prototipos que se están probando en estos momentos en animales —entre ellos los estudios españoles— y tres grandes ensayos clínicos en fase III (hay tres fases para la aprobación de un fármaco) que prueban la combinación de distintos antirretrovirales usados vía oral y reformulados en forma de crema.

Estos microbicidas se investigan primero para su aplicación vaginal y más tarde se harán para uso anal. Para Alcamí, estos geles suponen una herramienta más en la lucha contra el SIDA. El uso del preservativo y la educación son importantes, pero no se han demostrado suficientes. También sería eficaz tratar inmediatamente a todas aquellas personas que contraen el VIH, para parar la cadena de contagio, pero eso en los países en vías de desarrollo no se ha conseguido: sólo entre un 30 y un 40% de los pacientes que requieren antirretrovirales son tratados. “En este contexto, que no es el más adecuado, los microbicidas pueden jugar un papel importante”, ha aclarado Alcamí, quien ha aseverado que si se protege a las mujeres se protege a los bebés. El proyecto de Alcamí ha recibido de la Comisión Europea casi dos millones de euros e incluye hasta los ensayos con macacas. Para realizar los ensayos clínicos con mujeres, el grupo volverá a pedir financiación europea./EFE

Reducen a la mitad el riesgo de infarto al desactivar un gen

La Escuela de Medicina de St. Louis en Washington (EEUU), el Instituto Broad del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y otras entidades internacionales han localizado por primera vez 15 mutaciones en el gen NPC1L1, todas ellas asociadas a una reducción del llamado colesterol “malo” o LDL, así como de proteger contra el riesgo de padecer infarto agudo de miocardio.

Los investigadores analizaron las características genéticas de más de 110.000 personas descubriendo que estas raras mutaciones, que apenas poseen 1 de cada 650 personas (y que ocurren de forma natural), contenían una particularidad: el gen NPC1L1 se encarga de fabricar la proteína del mismo nombre, cuya misión es absorber el colesterol procedente de los alimentos con los que nos nutrimos cada día en el intestino.

“El trabajo consistió en buscar mutaciones que inactivaran este gen, es decir, que la proteína fabricada no fuera activa y por lo tanto se absorbiera menos colesterol en el intestino y así disminuyera el colesterol LDL que circula por la sangre”, explica Jaume Marrugat, coautor del estudio.

Las personas con alguna de estas mutaciones presentaban unos 12 miligramos por decilitro menos de colesterol LDL en comparación con las personas sin ninguna mutación. La presencia de alguna de estas mutaciones se asoció a aproximadamente la mitad de riesgo de padecer un infarto de miocardio”, aclara Marrugat.

El estudio, que ha sido publicado en la revista The New England Journal of Medicine, ve un enorme potencial en este descubrimiento, ya que es mucho más sencillo desarrollar fármacos que inactiven un gen a que tengan que activarlo.

Fuente: muyinteresante.es

Edulcorantes, una opción contra la obesidad y la diabetes

Ésta es una de las posturas defendidas en el simposio “Efectividad y seguridad de los edulcorantes bajos o sin calorías”, organizado por la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN) y la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) en el marco el III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria.

Ver video

You need to install or upgrade Flash Player to view this content, install or upgrade by clicking here.

Según explica en su ponencia el profesor Adam Drewnowski, del Centro para la Nutrición y la Salud Pública de la Universidad de Washington, en Seattle, “la incorporación a las dietas de edulcorantes bajos o sin calorías ayudan en el control del peso ya que varios estudios de laboratorio han mostrado de manera consistente que este tipo de edulcorantes no sobre-estimulan los receptores del gusto, no provocan hambre y no causan que se coma en exceso posteriormente”.

¿Qué es la hibristofilia?

La hibristofilia es un tipo de parafilia en la que el sujeto siente atracción por mantener relaciones sexuales con personas peligrosas, ya sean asesinos, ladrones, violadores… aunque no tiene por qué llegar a ser un crimen de esta índole. Las personas que se excitan sexualmente o logran el orgasmo mediante este patrón de comportamiento sexual (en el que los delincuentes se llevan la palma) también se ven atraídos por personas que engañan, que son infieles o que son grandes mentirosos.

Esta fuerte afinidad por los actos más o menos atroces de estas personas, les lleva a admirarlas, a escribirles y a unirse sentimentalmente con ellas, a veces, para toda la vida.

Los motivos o razones de este fenómeno son desconocidos pero la psicología lo deriva como un extremo del fanatismo. El caso más llamativo que saltó a los medios de comunicación fue el delviolador y asesino en serie Ted Bundy. El número de víctimas podría rondar las cien mujeres y, cuando su detención se hizo pública atrajo a docenas de mujeres tanto a las sesiones de juicio como transformadas en cartas de amor cuando entró en prisión.

Otros criminales objeto de hibristofilia han sido Jeffrey Dahmer, Richard Ramírez o el más conocido quizá, Charles Manson (todos ellos asesinos en serie).

Fuente: muyinteresante.es

Una nueva tecnología mide la glucosa y elimina los pinchazos en los dedos

Nuevo método

Una nueva e innovadora tecnología se sensores de glucosa para personas con diabetes, una enfermedad que afecta a 370 millones de personas en el mundo, cambia los métodos tradicionales para su medición y evita los pinchazos en los dedos

Muchos de los enfermos de diabetes necesitan insulina para controlar la enfermedad.

En España, hay más de seis millones de personas con diabetes tipo 2; el control de la glucosa es clave en el tratamiento de esta patología.

Este nuevo sistema de monitorización de glucosa, FreeStyle Libre, ha recibido recientemente el marcado CE, informa Abbott, la compañía que lo ha impulsado, y ya está disponible en España/EFE

Video

You need to install or upgrade Flash Player to view this content, install or upgrade by clicking here.

EFE