Hombres con zika deben esperar hasta seis meses para procrear

Miami.- Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos emitieron nuevas recomendaciones para evitar la transmisión del virus del zika, en esta ocasión dirigidas a las parejas que buscan concebir y que han padecido esta enfermedad viral.

Las autoridades de salud de Estados Unidos emitieron una nueva guía para parejas que piensan concebir y que han estados expuestos al virus. Extienden las recomendaciones incluso a quienes han viajado a zonas endémicas.

En una versión revisada de la guía que la agencia federal emitió semanas atrás, los CDC recomendaron a las mujeres diagnosticadas con el virus esperar por lo menos ocho semanas desde que aparecieron los primeros síntomas antes de intentar quedar embarazadas.

En el caso de los hombres, el plazo se extiende hasta los seis meses, debido a que las últimas investigaciones científicas han descubierto que este arbovirus puede permanecer activo en el semen hasta 62 días e incluso, llegar a contagiar a las personas con las que se tienen relaciones sexuales.

Tanto los hombres y mujeres, aunque no presenten síntomas, pero que hayan estado expuestos a un posible contagio del zika, los CDC recomendaron esperar por precaución un plazo mínimo de ocho semanas, en el caso de ellas, antes de buscar la concepción.

Al hablar de una “posible exposición al zika”, los CDC se refieren no sólo a haber reportado la enfermedad sino incluso a los viajeros que hayan estado en un área o país donde el virus esté activo o que haya mantenido contacto sexual sin preservativo con otra persona que resida o provenga de una de esas zonas.

Los CDC han actualizado sus recomendaciones, que abarcan también a profesionales de la salud, ante la confirmación de que el virus se propaga a través del contacto sexual, ante lo cual refuerza la necesidad del uso de protección.

De los 273 casos diagnosticados hasta esta semana en Estados Unidos, seis fueron transmitidos por vía sexual y 19 corresponden a embarazadas.

La agencia federal ha puesto de relieve el caso de Puerto Rico, en donde hasta el momento han confirmado 317 casos en la isla y la dificultad para acceder a anticonceptivos por parte de las mujeres.

Esta semana, los CDC urgieron al personal médico tomar medidas de precaución para evitar que se contagien del virus del zika al momento del parto, a pesar de que por el momento no se ha reportado la transmisión del virus desde un paciente infectado a un profesional de la salud.

Si bien el virus se transmite principalmente a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti, se ha detectado la presencia del virus en fluidos corporales como orina, sangre, líquido amniótico y saliva, lo que podría representar según las autoridades el riesgo “teóricamente posible” de transmisión, aunque hasta ahora no se ha comprobado.

Fuente: eluniversal.com

Estudio demostró el vínculo entre el zika y el daño cerebral

El virus del zika, presente en América Latina, ataca y destruye las células cerebrales humanas en desarrollo en el feto, reveló un estudio publicado este viernes sobre la base de observaciones realizadas en un laboratorio.

El estudio es la primera prueba experimental de un vínculo biológico entre el virus transmitido por un mosquito y el drástico incremento de casos de microcefalia, una severa malformación del cerebro y el cráneo en los recién nacidos.

Sin embargo, los investigadores aclararon que su estudio, publicado en la revista Cell Stem Cell, no es una prueba de un vínculo causal directo entre el zika y la microcefalia, pero que sí identifica dónde generaría el mayor daño en fetos en desarrollo.

El virus transmitido por el mosquito Aedes Aegypti infecta un tipo de célula madre neuronal que forma la corteza cerebral, la capa externa del cerebro responsable de la capacidad intelectual y diversas funciones neurológicas, mostró el estudio.

Los investigadores descubrieron que estas células, expuestas al virus en laboratorios, se infectaron en tres días, se convirtieron en “fábricas de virus” de réplicas virales y murieron más rápido de lo normal.

“Nuestro estudio muestra que una vez que el virus llega al cerebro, puede afectar a células muy importantes“, dijo el investigador Hengli Tang, el principal autor del estudio de la Universidad Estatal de Florida, en una entrevista.

Tang dijo que la investigación sugiere que el virus podría causar el daño visto en la microcefalia, una condición por la que los niños nacen con la cabeza y el cerebro más pequeños de lo normal y que puede resultar en problemas de desarrollo.

Brasil dijo que confirmó más de 640 casos de la malformación genética y considera que la mayoría de ellos están relacionados con infecciones de Zika en las madres. El virus se ha propagado rápidamente por gran parte de América Latina y el Caribe.

Los investigadores están creando en el laboratorio lo que llamaron “minicerebros” compuestos de células madre para ver cómo el virus puede afectar el desarrollo en un período más prolongado. Se hallaron rastros de zika en fluidos corporales y tejido fetal de bebés afectados por microcefalia.

zika

Fuente / Infobae

Los gravísimos errores médicos de los últimos cuatro años en Inglaterra

Más de mil de pacientes del Servicio de Sanidad Público de Inglaterra sufrieron en hospitales durante los últimos cuatro años errores médicos “gravísimos” y “evitables”, que pudieron haberles costado la vida, según un informe divulgado este jueves.

El análisis recabado por la agencia de noticias local Press Association, tomando como base datos oficiales del NHS England de entre 2012 y 2015, incluye entre las negligencias una operación en la que los doctores extirparon las trompas de falopio a una mujer a la que debían haber operado de apendicitis.

El documento también registra otros casos ocurridos a pacientes a quienes les intervinieron en una pierna, una cadera, un ojo o una rodilla equivocada, e incluye testimonios de enfermos diabéticos a quienes no se les administró insulina.

Fueron 1.100 pacientes las víctimas de esos errores cometidos en centros médicos en Inglaterra, de las que más de 400 fueron llevadas “al quirófano equivocado”, mientras que a 420 enfermos les dejaron dentro de su cuerpo “objetos extraños” tras una operación, como agujas, vendas, algodones o bisturíes.

En uno de los casos detallados en este análisis de errores médicos figura el de un hombre al que se le extirpó un testículo en lugar de simplemente un quiste y el de otra mujer a quien se le extirpó un riñón en lugar de un ovario. A otro paciente, según el documento, se le realizó una biopsia en el hígado en lugar del páncreas.

En esa lista también figuran otros fallos graves, como los cometidos por médicos que pusieron tubos de alimentación conectados al pulmón en lugar del estómago, algo que puede resultar mortal y casos de enfermos a quienes se les implantaron miembros equivocados, o que recibieron una transfusión sanguínea de un tipo de sangre que no era la suya.

La consejera delegada de la Asociación de Pacientes, Katherine Murphy, señaló que “es una vergüenza que esos incidentes que jamás deberían ocurrir, sigan siendo tan prevalentes”.

“Con todos los sistemas y procedimientos con los que cuenta el NHS, ¿cómo siguen sucediendo errores evitables tan básicos?”, se preguntó Murphy.

Esa directiva agregó que “esos 1.100 pacientes han sido malamente defraudados por la mayor de las negligencias” y consideró que es “particularmente imperdonable operar en el órgano equivocado”.

La presidenta de Cirujanos del Royal College, Clare Marx, apuntó que esos datos “muestran un inaceptable nivel de errores evitables que continúan pasando en el NHS”.

Fuente: Infobae

Investigadores en Brasil esperan tener tratamiento para virus de Zika en un año

Investigadores en Brasil están desarrollando técnicas utilizadas en la lucha contra el ébola con la esperanza de desarrollar un tratamiento para el virus de Zika que pueda ser probado en humanos en un año.

El profesor Jorge Kalil, director del estatal Instituto Butantan, dijo a Reuters esta semana que los científicos del centro planearon usar animales para producir anticuerpos contra el virus, que se sospecha causó problemas neurológicos en más de 4.000 recién nacidos en Brasil.

Científicos usaron una técnica similar de investigación en busca de un tratamiento para el ébola.

El virus de Zika, descubierto por primera vez en Uganda en 1947, no tiene cura ni tratamiento. En Brasil fue detectado por primera vez el año pasado y desde ese momento se extendió al menos a 26 países de América.

Kalil, que es un inmunólogo, dijo que el instituto está cultivando el virus en cantidad suficiente como para comenzar a hacer pruebas en anticuerpos aislados en roedores. Luego, los investigadores tratarían de producirlos en mayores cantidades en caballos y purificar los anticuerpos en laboratorios antes de comenzar las pruebas en seres humanos.

“Los anticuerpos (…) podrían ser inyectados en mujeres con Zika para neutralizar el virus”, destacó Kalil en una entrevista. “Creo que podemos llegar a ese punto en un año”.

El virus tiene efectos leves, como fiebre, sarpullido y dolores de articulaciones. Además, casi el 80 por ciento de los infectados no experimentan síntomas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el lunes al virus de Zika como una emergencia sanitaria mundial.

 

Los investigadores no tienen claro la forma en que el virus opera en animales o humanos. Muchas organizaciones trabajan con roedores y monos debido a lo urgente de la situación, sostuvo Kalil.

“La gente debe entender que esta es una emergencia”, destacó Kalil. “Si tenemos una idea y un producto que no causa daños, tenemos la obligación de probarlo”.

Un segundo paso sería producir un suero convaleciente con anticuerpos de humanos, explicó Kalil.

 

Fuente: Reuters

Todo lo que hay que saber sobre el zika y el dengue

Estas enfermedades presentan síntomas similares pero sus consecuencias son distintas.

El dengue, una enfermedad ya conocida para la región, provoca fiebre, dolores musculares y se debe prestar atención a los signos de alarma, como el sangrado. Sin embargo, otra rara enfermedad tropical se está extendiendo en algunos lugares de América Latina y el Caribe. El virus del zika, transmitido a los humanos por mosquitos, produce por lo general afecciones leves, pero ahora hay sospechas de que está relacionado con una malformación congénita y posiblemente otros problemas de salud.

La preguntas más frecuentes sobre estas dos enfermedades:

¿Qué es el zika?

El virus del zika fue descubierto por primera vez en monos en Uganda en 1947. Su nombre proviene de la selva de Zika, donde fue descubierto. Es originario principalmente de la zona tropical de África, pero también se han detectado brotes en el sureste de Asia y las islas del Pacífico. Apareció en Brasil hace años y, desde entonces, se conocen casos en muchos países de América Latina y el Caribe.

¿Cómo se propaga?

En la mayoría de los casos, se transmite mediante picaduras de la misma clase de mosquitos que pueden propagar otras enfermedades tropicales, como el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla.

En febrero de 2016, las autoridades sanitarias de Texas confirmaron un caso de transmisión sexual. Antes se había detectado la presencia del virus en el semen de un hombre en Tahití y había otro informe sobre la posible propagación del virus por vía sexual.

La Organización Mundial de la Salud dice que el zika se propagará rápidamente en el continente americano. Según la OMS, como el virus es nuevo en la región, las personas no son inmunes a él, y el mosquito que lo porta se encuentra casi en todas partes, incluido el sur de Estados Unidos. Canadá y Chile son los únicos países libres del mosquito.

¿Hay síntomas?

Los expertos creen que la mayoría de las personas infectadas con el virus del zika no enferman. Y quienes enferman normalmente desarrollan síntomas leves, fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y enrojecimiento de los ojos, que por lo general no duran más de una semana. No existe un medicamento específico y no se ha desarrollado una vacuna contra él, a diferencia de algunas enfermedades tropicales que aparecen en brotes periódicos.

¿Por qué es una preocupación ahora?

En Brasil han aumentado las pruebas que vinculan la infección del zika en mujeres embarazadas al nacimiento de niños con una rara malformación congénita llamada microcefalia, que hace que el bebé nazca con la cabeza más pequeña de lo normal y sin que el cerebro se haya desarrollado correctamente. Los funcionarios de salud de Brasil advirtieron en octubre un aumento en los casos de microcefalia paralelo al brote de zika. La relación de esos casos con el zika está aún en investigación y los funcionarios informaron que hay muchas causas en torno a la enfermedad. Se han contado cerca de 4.000 casos.

Mientras tanto, los médicos han observado un aumento de los casos de una afección nerviosa llamada síndrome de Guillain-Barré, que puede causar parálisis. Sin embargo, no está clara la relación con el virus del zika. Otras infecciones pueden desencadenar el mal, como el dengue.

¿Puede detenerse la propagación?

Las personas pueden protegerse de las picaduras de mosquitos mediante el uso de repelentes contra insectos y el uso de camisas de manga larga y pantalones largos, en especial durante el día, cuando los mosquitos tienden a ser más activos, según las autoridades de salud. La eliminación de los lugares donde se reproducen los mosquitos y otras medidas para controlar las poblaciones de esos insectos pueden ayudar a prevenir la propagación del virus.

¿Qué destinos se recomienda no visitar?

Funcionarios sanitarios de Estados Unidos recomiendan que las mujeres embarazadas consideren posponer sus viajes a 22 destinos. En América Latina, la lista incluye Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guyana, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam y Venezuela. En el Caribe: Barbados, Guadalupe, Haití, Martinica, San Martín y Puerto Rico. Además, Cabo Verde, frente a la costa de África Occidental; y Samoa, en el Pacífico Sur.

En Brasil, la mayoría de las madres que tuvieron bebés con microcefalia, al parecer, se infectaron en el primer trimestre de gestación, pero hay algunas pruebas de que la malformación congénita puede ocurrir más adelante durante el curso del embarazo, según funcionarios de los CDC. La alerta de viaje abarca a las mujeres en cualquier etapa del embarazo.

¿Qué es el dengue?

Es una enfermedad producida por un virus que se transmite por la picadura de un mosquito (Aedes aegypti), el cual está ampliamente difundido en las zonas urbanas de todos los países de clima templado.

La enfermedad predomina en áreas urbanas, pero no se puede considerar que ninguna zona esté libre de riesgo. Es por ello que es importante que todos tomemos precauciones para prevenir la infección y, en caso de enfermar, tener el manejo apropiado de ella.

¿De dónde viene?

El dengue grave (conocido anteriormente como dengue hemorrágico) fue identificado por vez primera en los años cincuenta del siglo pasado durante una epidemia de la enfermedad en Filipinas y Tailandia. Hoy en día, afecta a la mayor parte de los países de Asia y América Latina y se ha convertido en una de las causas principales de hospitalización y muerte en los niños de dichas regiones.

La capacidad de los huevos de Aedes aegypti de resistir la desecación y la de los adultos de viajar de “polizontes” en diferentes medios de transporte (automóviles, autobuses, trenes, aviones, barcos, etc.) han permitido que este eficiente transmisor de dengue y fiebre amarilla se encuentre en más de 100 países, transmita diariamente el dengue entre millones de personas y al mismo tiempo mantenga en riesgo constante de contraerlo a más de 200 millones de seres humanos en todo el mundo.

¿Cuál es el ciclo de vida de un mosquito transmisor de dengue?

El ciclo de vida Aedes aegypti comprende: huevo, cuatro estadios larvales, un estadio de pupa y el de adulto. Una hembra puede poner hasta 300 huevecillos en varios grupos que varían entre 10 y 40 unidades. En el agua, estos se desarrollan en 24 horas. De cada huevo sale una pequeña larvita que se desarrolla y pasa por tres tamaños sucesivos, cada uno de ellos dura aproximadamente 24 horas. La última larva se transforma en pupa, de la cual a las 48 horas nace un nuevo zancudo. Las larvas se alimentan de pequeñas partículas y microorganismos presentes en el agua donde la hembra colocó los huevecillos. Siempre colocan los huevos en recipientes con aguas claras y nunca en aguas sucias. El ciclo de vida del Aedes aegypti dura en total entre 7 y 8 días. Su vida como adulto es de hasta dos meses.

¿Cuáles son sus síntomas?

El dengue clásico se caracteriza por fiebre alta, de inicio brusco, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y articulares; puede acompañarse de una serie de signos y síntomas entre los que se destacan el dolor en la parte posterior de los globos oculares y el exantema (erupción en la piel).

En niños pequeños (menores de cinco años), la infección suele presentarse sin signos, ni síntomas. En la forma severa de la enfermedad (antes conocida como dengue hemorrágico) se presentan una serie de alteraciones a nivel circulatorio que pueden llevar a un estado de choque y muerte en pocas horas; algunos de los signos y síntomas de esta forma de la enfermedad pueden ser sangrado de encías al lavarse los dientes, sangre en heces, vómito de sangre, sangrado menstrual más intenso o prolongado, etc.

¿Cuáles son los signos de alarma?

  • Dolor abdominal intenso y sostenido (que pudiera similar un cuadro de apendicitis).
  • Vómito persistente.
  • Acumulación clínica de líquidos.
  • Sangrado de mucosas.
  • Alteraciones del estado de conciencia (somnolencia, letargia o irritabilidad).
  • Hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado).

¿Cómo prevenir la enfermedad?

El mosquito se cría en cualquier depósito con agua relativamente limpia que se encuentre dentro o alrededor de las viviendas, por lo que la medida de control básica es evitar que existan estos depósitos, o bien que puedan servir como criaderos del mosquito. Otra forma de prevención es evitar que el mosquito pueda picarnos.

zica

Fuente: Infobae

Los ministros de Salud de la región se reúnen en Montevideo por el virus del zika

Los ministros de Salud de 14 países de América Latina dieron inicio este miércoles en Montevideo a una reunión extraordinaria para valorar la situación epidemiológica de la región en relación al virus del zika.

El acto de apertura estuvo a cargo del ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, quien destacó la importancia del encuentro.

“Esta reunión es de relevancia, ya que una situación como la que está viviendo Latinoamérica en su conjunto por este fenómeno del virus del zika requiere de un trabajo mancomunado entre todas las naciones para enfrentar el problema”, expresó el canciller.

En el encuentro, están presentes los ministros de los Estados miembros del Mercosur (la Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Paraguay y Bolivia, este último en proceso de adhesión) y de algunos países de la Celac (Costa Rica, México y República Dominicana).

También acudieron jerarcas de algunos países asociados al Mercosur, como Colombia, Surinam, Perú, Chile y Ecuador.

De los 15 países que fueron convocados, sólo Guyana, asociado también a este bloque sudamericano, no está presente.

En la cita se encuentran también representantes de la Organización Panamericana de la Salud(OPS) y del Organismo Andino de Salud (Oras-Conhu).

Tras la apertura, los medios de comunicación abandonaron la sala del edificio del Mercosur de la capital uruguaya en la que tiene lugar el encuentro y los presentes comenzaron a desarrollar el orden del día.

Según el esquema fijado, está previsto que el ministro de Salud Pública de Uruguay, Jorge Basso, lea un informe epidemiológico sobre la región Mercosur, que será objeto de una discusión posterior.

A continuación, la directora de la OPS, la dominiquesa Carissa Etienne, junto con el jefe de la Unidad de Alerta y Respuesta de ese organismo, realizará la introducción de un enfoque estratégico sobre el que discutirán los presentes.

Antes de las conclusiones finales y de la comunicación a la prensa de la declaración final, el Instituto Evandro Chagas de Brasil expondrá un informe de avance sobre la investigación del virus del zika.

Este encuentro fue solicitado la semana pasada en Quito por la presidente brasileña, Dilma Rousseff, durante la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió este lunes que los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil -uno de los países que más casos de zika registra- constituyen una emergencia sanitaria de alcance internacional, pero no así el virus de la enfermedad, al no haber sido comprobada la relación entre ambos.

Por su parte, la OPS calcula que este virus que contagia el mosquito Aedes aegypti -transmisor también del dengue y del chikungunya- podría afectar a entre 3 y 4 millones de personas en América en un año.

 

Fuente: Infobae

Operaron de urgencia a Andrés Moreno, el hombre más obeso del mundo

El mexicano Andrés Moreno, considerado el hombre más obeso del mundo, está “fuera de peligro” y “estable” en un hospital de Guadalajara, tras ser operado de urgencia para extirparle una hernia que le afectó el intestino, dijo el doctor José Castañeda.

Los médicos cortaron cerca de 80 centímetros del intestino de Moreno, ya que la hernia había “estrangulado” parte de este órgano, explicó Castañeda, quien el 28 de octubre le practicó una cirugía de derivación biliopancreática con cruce duodenal, cuyo objetivo es que pierda peso.

Tras la intervención quirúrgica de emergencia realizada el jueves pasado en Ciudad Obregón, donde reside, Moreno viajó en una ambulancia aérea a Guadalajara, capital del estado de Jalisco, donde le realizan exámenes radiológicos y de laboratorio.

Castañeda descartó que esta emergencia fuera una complicación directa de la cirugía para bajar de peso y afirmó que sabían que Andrés tenía la hernia antes de ser tratado por el sobrepeso que padece desde hace años y que lo llevó a pesar hasta 444 kilos.

“Estamos hablando del obeso más obeso del planeta y su cuerpo es totalmente diferente al cuerpo de nosotros y está experimentando cambios debido a una pérdida de peso obligada” y “los intestinos y los órganos se reacomodan”, indicó el galeno.

Aseguró que este “es un caso entre mil”, que es “verdaderamente raro”, y no descartó la posibilidad de que aparezcan nuevas enfermedades que pudieran estar ocultas o situaciones transitorias que ameriten una intervención inmediata.

Explicó que durante la emergencia Moreno fue alimentado por vía intravenosa, además del consumo de alimentos blandos que forman parte de la dieta.

Castañeda apuntó que este fin de semana comenzará la tercera fase de su régimen, con la incorporación de alimentos sólidos.

MORENO: “ENTRE MÁS DOLOR ME DÉ, MÁS FUERTE ME HAGO”
Moreno afirma estar tranquilo y animado, pese a los fuertes dolores en el estómago que le provocó la hernia hace unos días.

“Me fortalece más, porque me doy cuenta que entre más dolor me dé, más fuerte me hago. Yo sigo adelante y con todas las ganas del mundo, nadie me va a parar”, dijo a EFE sentado en un sillón de la habitación 131 del Hospital Arboledas.

Casi un mes después de la operación que asegura le cambió la vida, Moreno ha perdido cerca de 30 kilos, lo que le permite dar los primeros pasos por sí mismo, luego de muchos años de depender de otras personas para moverse y hacer su vida.

Moreno asegura tener la fuerza y la paciencia necesaria para afrontar ésta y otras complicaciones, pues sabe que perder el 90% de su peso será un proceso lento.

“No me desespero para caminar, yo sé que no voy a estar atado a ese cuerpo en el que estaba atrapado”, afirmó y bromeó que pronto estará en los pasillos del hospital “bailando chachachá”.

El mexicano permanecerá los próximos días en el hospital bajo observación médica y podría ser dado de alta el próximo lunes.

Fuente: Infobae

Reducir el azúcar mejora la vida de los niños en sólo 10 días

Hasta hace poco, enfermedades crónicas como hígado graso, diabetes de tipo 2, dislipidemia e hipertensión eran cosa de adultos. Pero eso cambió y hoy se presentan en los niños.

Una explicación común apunta a que la obesidad se convirtió en epidémica, y como consecuencia los niños sufren esas patologías. Un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco y de Touro University pensó otra cosa. El problema no es la cantidad de calorías sino algunas calorías en particular, plantearon. Apuntaron a las calorías del azúcar, que promueve la resistencia insulínica y por ende este tipo de enfermedades, conocidas como síndrome metabólico.

Hicieron un estudio sobre 43 voluntarios de nueve a 18 años (27 de ellos latinos y 16 afroamericanos, poblaciones especialmente sensibles a la diabetes), todos obesos y con al menos un trastorno de su metabolismo, a quienes les redujeron la cantidad de azúcar de sus dietas.

“Isocaloric fructose restriction and metabolic improvement in children with obesity and metabolic syndrome” (“Restricción isocalórica de la fructuosa y mejora metabólica en niños con obesidad y síndrome metabólico”), que se difundió en la publicación científica Obesity, probó que en sólo 10 días todos los patrones de salud metabólica de los niños mejoraron: la presión sanguínea, los triglicéridos, el colesterol LDL (el malo); los niveles de tolerancia a la glucosa y los de insulina circulante.

Comían las mismas calorías.

Comían el mismo porcentaje de hidratos de carbono.

La única diferencia: habían reducido su ingesta de azúcar.

Infobae dialogó con uno de los autores del trabajo, Alejandro Gugliucci, profesor de Bioquímica y decano adjunto de Investigación en Touro University sobre este trabajo que puede demostrar que, así como en el pasado cercano se ignoraban los peligros del tabaco, hoy se ignoran los del azúcar.

—¿Cómo llegaron a la idea de sacar el azúcar pero sin eliminar sus calorías vacías, sino reemplazándolas por las de otros carbohidratos complejos?

—El concepto que todos tenemos —el público en general y los médicos— es que uno engorda porque hay muchas calorías en la dieta. También sabemos que si uno come mucho azúcar, engorda. Ahora bien: si uno quiere buscar una explicación sobre el azúcar que vaya más allá de las calorías, tiene que hacer un estudio en el cual las calorías se mantengan iguales. Porque si una persona adelgaza diez kilos, todos los problemas de pre-diabetes bajan o prácticamente desaparecen. En ese caso la explicación se confunde: uno no sabe si el cambio se debe a que cambió de peso o fue porque hay algo específico en la dieta. Lo mismo pasa si se baja el nivel de carbohidratos y se mantienen las calorías: se puede pensar que el problema eran los carbohidratos en general, es lo mismo el arroz que la papa, la pasta o el azúcar.

Los resultados que asombraron a los médicos

Los investigadores analizaron primero qué comían los participantes; luego hicieron el reemplazo para que el porcentaje de macronutrientes se mantuviera idéntico en la nueva dieta, que carecía de azúcar y reemplazaba las calorías de ese carbohidrato por las del almidón. Tuvieron que tener en cuenta particularidades del grupo a estudiar: “Esta dieta para el estudio, apta para niños, incluía varias comidas procesadas, con poco o nada de azúcar, como salchichas de pavo, pizza, burritos de frijoles, chips de papas horneadas y palomitas de maíz”, se lee en el artículo.

—¿Cómo fue el proceso del estudio?

—Fue un estudio más complicado —siguió el profesor Gugliucci—. Los dietistas interrogaron a cada niño y les hicieron anotar todo lo que comían durante la semana. Luego calcularon las calorías y lograron darles las mismas en total y las mismas en carbohidratos. La única diferencia fue que les bajamos la cantidad de azúcar casi tres veces. Para eso aumentamos las calorías en forma de otros carbohidratos, también comida procesada: se les sacaron las galletas dulces y se les pusieron bagels. Se le sacaron los jugos de naranja y de manzana y las bebidas refrescantes azucaradas.

—¿Por qué se estableció una meta de 10 días para el experimento?

—Por varias razones. Una, económica: son estudios muy caros. A los niños se les dio toda la alimentación controlada, preparada en una cocina metabólica en la Universidad de California. Otra: hay un estudio previo de Touro University también —del cual yo no participé— que mostró que alcanzaba con dos semanas de cambio en la cantidad de fructuosa en la dieta para que los parámetros subieran o bajaran en adultos. Por último, cambiarle la dieta a un niño —sacarle los refrescos, el jugo, las galletas dulces— es complicado: el sufrimiento del niño es muy difícil de sostener por más de 10 días.

Gugliucci y el resto del equipo debieron sufrir bastante más tiempo hasta saber si esos 10 días bastarían para dar resultados confiables. “Tuvimos la preocupación de que acaso nada saliera” dijo, “porque estos estudios se hacen en doble ciego: los médicos ven al niño pero luego las muestras del niño van a laboratorios diferentes con números, sin nombres”. Los investigadores no podían saber si una muestra correspondía al día uno al día 10 de la dieta y, por supuesto, nada sobre la identidad del niño. “No supimos los resultados hasta cuatro años y medio después, no pudimos tener resultados preliminares. Todo fue muy controlado. Al fin los conocimos y nos asombramos de la potencia de los cambios”.

El que destacó el profesor: “La insulina les bajó alrededor de un 40% en 10 días nada más”.

La importancia del dato es capital no sólo ante la actual epidemia de diabetes, sino porque al menos la quinta parte de las personas tienen genes prevalentes que los van a hacer diabéticos si la dieta se los permite.

En los Estados Unidos los niños consumen cuatro veces más azúcar que lo que se considera un límite saludable, con consecuencias como la hiperactividad en las escuelas. Sin embargo, el problema dominante a nivel nacional es el que abordaron los investigadores que dirigió el médicoRobert Lustig, profesor del Departamento de Pediatría de la Universidad de California en San Francisco y endocrinólogo infantil en el hospital de niños de la institución: la obesidad y, sobre todo, los trastornos metabólicos. Y más allá de los Estados Unidos: en países como India, Pakistán y China la diabetes de tipo 2 tiene mucha presencia sin que prevalezca la obesidad. “Eso sugiere que las calorías en sí no explican el fenómeno”, escribieron en el artículo que presentó el experimento.

La explicación se orientó al azúcar porque se metaboliza por el hígado, lo que aumenta la resistencia a la insulina y potencia el riesgo de diabetes, enfermedad coronaria y problemas hepáticos, además de interferir el sentimiento de saciedad.

LOS NIÑOS EN EEUU CONSUMEN 40 CUCHARADITAS DE TÉ POR DÍA DE AZÚCAR Y LO RECOMENDADO SON 10

La restricción del azúcar mejoró todos los parámetros metabólicos en los niños estudiados: en sólo 10 días redujeron la presión sanguínea, los triglicéridos y el colesterol; también mejoraron la tolerancia a la glucosa y el problema de la hiperinsulinemia. “Esta es la primera gran evidencia de que el factor es el azúcar, no las calorías: eso es lo más importante de este estudio”, sintetizó el profesor Gugliucci.

—¿Cuáles son las consecuencias de ese hallazgo?

—Las calorías totales son importantes, claro, pero si es el azúcar solo, es más fácil de controlar que si son las calorías totales. Este hallazgo es de gran importancia en salud pública porque la epidemia de diabetes en el niño —que se corrió en los últimos veinte años de los adultos a los niños— transforma a ese niño que ya es gordito en una persona que será una víctima de su insulina, y lo único que hará es engordar más: cuanto más insulina hay, más comida se quiere, y el cerebro menos atiende a la razón del tejido adiposo que indica que hay que dejar de comer.Estos niños no sólo tendrán una vida más corta sino que van a tener una serie de complicaciones que antes las veíamos cuando llegábamos a los 65 o 70 años, y si ellos empiezan veinte o treinta años antes, las tendrán igualmente antes. Son vidas que se acortan, son enormes sufrimientos familiares.

—¿Y desde el punto de vista de la salud pública?

—Son gastos enormes para el sistema de salud, que se va a romper. Porque si bien la epidemia de obesidad va ligada a la epidemia de diabetes, la de diabetes avanza un 30% más rápido. Están ligadas pero hay una que tiene otra explicación. Pensamos que es el increíble consumo de azúcar. Los niños en este país consumen 40 cucharaditas de té por día de azúcar y lo recomendado son 10, y hay gente que dice que sólo seis. Si pudiéramos sacarles eso, es muy probable que en pocos años empecemos a ver que, por lo menos la epidemia de diabetes, va a alcanzar un tope y después va a ir para atrás.

El estudio tiene otra importancia potencial. Décadas atrás la industria tabacalera negaba las asociaciones entre el consumo de cigarrillos y cánceres como el de pulmón o el de páncreas. Fueron necesarios muchos estudios científicos para que las autoridades sanitarias intervinieran en el asunto, mientras mucha gente perdió calidad de vida, y la vida misma. Algo así podría suceder con el azúcar en el porvenir, acaso no demasiado lejano.

“Este es un estudio”, dijo el profesor de Touro University. “Y no hay nada en ciencia que se pueda considerar un axioma hasta que no esté comprobado por un equipo independiente. Nosotros casi tenemos la contraprueba: recientemente una colega nuestra, en la Universidad de Davis, hizo un estudio muy parecido pero al revés: a sus estudiantes, adultos jóvenes, les agregó a la dieta un vaso grande por día de una bebida azucarada o de su equivalente sin azúcar. Y los dejó comer lo mismo. Los estudió durante dos semanas y encontró el calco, pero invertido, de lo que encontramos nosotros en los niños. Es decir que si uno agrega azúcar se va para un lado malo, y si se la saca se va para un lado bueno.

Fuente: Infobae.com

Probablemente tienes herpes, dice la OMS

Dos tercios de la población mundial menor de 50 años tiene el muy infeccioso virus del herpes que causa úlceras en la boca, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su primera estimación de la frecuencia de la enfermedad.

Más de 3.700 millones de personas menores de 50 años sufren herpes simple del virus tipo 1 (HSV-1), usualmente tras contraerlo en la niñez, según el estudio de la OMS.

A esa cifra se suman 417 millones de personas entre 17 y 49 años que tienen la otra variedad de la enfermedad, HSV-2, que causa herpes genital.

HSV-1 normalmente causa úlceras más que infecciones genitales, pero se está convirtiendo cada vez más en una fuente de infecciones genitales, especialmente en países ricos.

La situación ocurre porque una mejor higiene en los países ricos ha bajado las tasas de infección con HSV-1 en la niñez, dejando a los más jóvenes más expuestos a contraerlo a través del sexo oral cuando inician una vida sexual activa.

HSV-2 puede incrementar el riesgo de contraer y contagiar el HIV, el virus que causa el SIDA. Si bien poco se sabe de los vínculos entre HSV-1 y el HIV/SIDA, pero sí puede provocar otras complicaciones graves como la encefalitis.

“De verdad necesitamos acelerar el desarrollo de vacunas contra el virus del herpes simple, y si se diseña un vacuna que además de prevenir el HSV-2 también prevenga el HSV-1, tendría beneficios de muy amplios”, dijo Sami Gottlieb, un funcionario médico de la OMS.

 

Fuente: Reuters

La Organización Mundial de la Salud declaró cancerígenos a los embutidos y puso en la mira a la carne roja

El consumo de embutidos y fiambres es cancerígeno y el de carnes rojas “probablemente” también, indicó este lunes la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC)de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su informe, esa agencia precisa que basa sus conclusiones en “literatura científica acumulada” y examinada por “un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países”.

“La carne transformada fue clasificada como cancerígena para el ser humano, con base en indicaciones suficientes según las cuales su consumo provoca cáncer colorrectal”, indicó la IARC.

EL CONSUMO DE CARNE PROCESADA “CAUSA CÁNCER COLORRECTAL”, DENUNCIA EL INFORME

Precisa que ello incluye “la carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación”.

La mayoría de las carnes transformadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre, aclara la IARC.

 

Además de los embutidos, las carnes rojas fueron denunciadas como “probablemente carcinógenas”

 

Como ejemplo de carnes transformada cita hot-dogs o salchichas de Frankfurt, jamón, chorizos, corned-beef, carne de vacuno seca, así como carnes en conserva y las preparaciones y salsas a base de carnes.

En otro párrafo, advierte que “cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%”.

SOBRE LAS CARNES ROJAS: “HAY INDICACIONES LIMITADAS SEGÚN LAS CUALES SU CONSUMO INDUCE CÁNCER”

Carne sin procesar

Por su parte, las carnes rojas fueron clasificadas como “probablemente cancerígenas para el ser humano, sobre la base de indicaciones limitadas según las cuales su consumo induce cáncer”.

Por “carnes rojas” el informe precisa que debe entenderse “todos los tipos de carne provenientes de tejidos musculares” de mamíferos, incluyendo la carne vacuna, porcina, ovina, equina y caprina.

 

Fuente: Infobae