Primarias en EEUU: Hillary Clinton intenta ampliar su ventaja en Oregon y Kentucky

Para los demócratas, Kentucky tiene 60 delegados y Oregon ofrece 74 en disputa; para los republicanos ese estado entrega sólo 28 delegados. Aunque las nominaciones para ambos partidos están casi definidas y se espera que Hillary Clinton dispute la presidencia con Donald Trump.

El Partido Demócrata vota en el estado de Kentucky y Oregon, mientras que el Partido Republicano sólo en el último. En Kentucky los republicanos votaron en el mes de marzo.

Al momento, la ex secretaria de Estado tiene 2.243 delegados y le faltan 140 para obtener la nominación automática del partido. Por su parte, aunque no tenga rivales en la interna, Trump lleva hasta el momento 1.135 y debe conseguir 102 para cumplir con lo solicitado por el suyo.

La próxima parada en las primarias es la última y se enmarca en otro supermartes, donde votarán los estados de California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur, el 7 de junio.

En las últimas semanas, el magnate neoyorquino intentó unir al fragmentado Grand Old Partypara lograr fuerza contra la virtual nominada demócrata. Los números en las encuestas nacionales arrojaron datos preocupantes para los encargados de la campaña de Clinton. Si bien la ex secretaria de Estado sigue primera a nivel nacional, las proyecciones indican unacercanía inesperada de Trump al primer puesto.

En medio de las incógnitas por conocer quiénes serán los compañeros de fórmula de los candidatos, una información trascendió entre los demócratas y es que Hillary Clinton ya tiene definido quién se encargará de la economía: su esposo y ex presidente, Bill Clinton.

Frente a un entusiasta grupo en un jardín en Fort Michell, estado de Kentucky, el fin de semana, Clinton juró poner a su esposo «a cargo de revitalizar la economía». Clinton ofreció pocos detalles sobre lo que hará el ex presidente, aunque comentó en otras oportunidades que Bill Clinton se enfocará en comunidades empobrecidas, como aquellas en la región del carbón.

«Ya le dije a mi esposo que si tengo la fortuna de ser presidente y él primer caballero, espero que se ponga a trabajar», dijo el lunes durante una cena durante la campaña en Kentucky.

Por el lado del «elefante» republicano, las aguas parecen calmarse en vistas a la convención del 18 de julio y luego de que Trump se reuniera con los líderes del partido y en particular con Paul Ryan, quien se perfilaba como un claro opositor interno y decidió pactar con el empresario «por el bien del partido». Según expresó Ryan, será una elección dificil y si se pretende vencer a los demócratas no se puede «salir a la batalla con la mitad de las fuerzas».
De esta manera, sectores opositores a Trump dentro del Grand Old Party decidieron pacificar la contienda con el fin de obtener la presidencia de los Estados Unidos, aunque algunas facciones siguen con la idea de presentar una alternativa al magnate.
Fuente: Infobae