Organizaciones ciudadanas piden a diputados pronta aprobación de ley de agua

Las organizaciones aglutinadas en el Foro del Agua consideraron que con una ley especial se contribuiría a la preservación del vital líquido, la protección de las cuencas y el saneamiento ambiental, a la vez que se garantizaría el derecho humano.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Agua celebrado el pasado 22 de marzo, representantes de varias organizaciones aglutinadas en el Foro Nacional por el Derecho Humano al Agua le pidieron a la Asamblea Legislativa la pronta aprobación del anteproyecto de ley del rubro.

Miguel Cartagena, representante de la organización ciudadana, dijo que el país enfrenta un proceso crítico en cuanto a la disponibilidad, cantidad y calidad del vital líquido, por lo que urge la aprobación de una normativa que garantice el derecho humano y evite la privatización.

“La primer propuesta de iniciativa de ley que presentamos a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa fue en 2006 y luego trabajamos una actualización de la iniciativa de la Ley General del Agua en 2011, y en el 2012 inició un proceso de discusión junto a la propuesta que hiciera el gobierno a través del Ministerio de Medio Ambiente. En el 2013 la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) presentó otra propuesta cuando ya había iniciado la discusión de las dos propuestas anteriores y tenía un avance de 92 artículos aprobados, lo cual ha significado un entrampamiento para su aprobación”, explicó Cartagena.

El representante ambiental dijo que el anteproyecto de la ANEP “lleva un enfoque privatizador”, debido a que en algunos artículos proponen que en el ente rector autónomo tenga mayor representación del sector privado.

El ambientalista afirmó que los rubros empresariales como el azucarero y el de la construcción no les conviene que se apruebe una ley de este tipo, porque pagarían por el consumo de agua.

“No para construir las edificaciones, sino para suplir la demanda de los proyectos habitacionales que ellos hacen. Esta práctica muchas veces afecta a las comunidades donde se construyen viviendas, porque se acapara el agua que estaba destinada para la población aledaña a estos proyectos”, explicó Cartagena.

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, expresó su preocupación por el estado del agua en el país y las consecuencias sociales que acarrea, así como la no ratificación en la Asamblea Legislativa al artículo 69 de la Constitución que reconocería los derechos al agua y a la alimentación adecuada.

“Como procurador reconozco que la importancia del agua como un bien natural invaluable para la vida en el planeta no es cuestionable desde ningún punto de vista, pero aun así se ha hecho un uso insostenible del mismo, acarreando consecuencias irreparables para la humanidad y los diferentes ecosistemas naturales, por lo que se requiere del reconocimiento del agua en las normas de derecho interno para garantizar que su uso responda primordialmente a la necesidades humanas y ambientales, y a partir de ahí se adopten medidas concretas de protección, conservación y recuperación”, puntualizó el procurador.

Asimismo representantes de las organizaciones por el derecho al agua advirtieron el aumento de la crisis del vital líquido, situación que según ellos generará más conflictos socio-ambientales con impactos a la salud y el deterioro de la calidad de vida de la población.

En 2015, el lema para la celebración de esta fecha es “Agua y Desarrollo Sostenible”, con el cual la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pretende fomentar la reflexión sobre la temática.

El secretario General de la ONU, Ban ki-moon, envió un mensaje por ocasión del Día Mundial del Agua y dijo que ante los múltiples problemas relacionados con el recurso natural la población debe trabajar con espíritu de cooperación urgente, con mente abierta a las nuevas ideas e innovaciones. Agregó que si se hace tal esfuerzo se podría poner fin a la pobreza.

“El comienzo del cambio climático, la creciente necesidad que tienen la agricultura, la industria y las ciudades de los recursos hídricos finitos, y la contaminación cada vez mayor que afecta a muchas zonas están acelerando la crisis del agua, algo que solo puede resolverse elaborando planes y políticas intersectoriales integrales a los niveles internacional, regional y mundial”, dijo ki-moon.

Según datos de la ONU, alrededor de 750 millones de personas continúan sin acceder a mejores fuentes de abastecimiento. Asimismo unas 2,500 de seres humanos siguen careciendo de mejores servicios de saneamiento y 1,000 millones defecan al aire libre.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales estima que en El Salvador hay una reducción en el caudal de los ríos de hasta un 70%, a esto se le agrega que un 92% del agua superficial está contaminada, de acuerdo a un informe elaborado por la institución en 2014.

Fuente: transparencia.gob.sv