Olas más altas y rápidas impactarán costa salvadoreña este viernes y sábado

Un fenómeno similar al ocurrido en mayo del año pasado que impactó fuertemente algunas playas del litoral, podría repetirse este viernes 24 y sábado 25 de junio. Los modelos oceanográficos indican que se esperan olas rápidas y altas que podrían generar inundaciones y las playas más bajas de la planicie costera.

El impacto más fuerte se espera para viernes 24 de junio donde las olas podrían alcanzar hasta los 2.7 metros de altura y velocidades de 60 kilómetros por hora. El sábado al altura de las olas disminuirá a los 2.6 metros y la velocidad a los 60 Km/h. (Los valores típicos de altura del oleaje frente a la costa salvadoreña es de 1.2 metros y velocidades de 35 kilómetros por hora).

Las playas que podrían verse más afectadas en la zona centro hacia occidente del Litoral son: son La Puntilla (Costa del Sol) Los Blancos, San Marcelino, San Diego, Puerto de La Libertad, Majahual, Mizata, Barra Salada, Punta Remedio, Playa Acajutla, Metalío, Barra de Santiago, Garita Palmera.

Mientras que en la zona oriental, aunque con menor magnitud, están: Playas Negras, El Espino y el Cuco.

Los cambios en la altura, velocidad y frecuencia de las olas comenzarán a registrarse de manera paulatina desde hoy martes 21, aunque con un nivel de impacto bajo, el miércoles y jueves con nivel medio y viernes y sábado con impacto alto.

El oleaje será generado por tormentas extra-tropicales en el Hemisferio Sur que ocurrieron a finales de la semana anterior, pero que llegaran a la costa de El Salvador hasta esta semana.

Las principales afectaciones: inundación en la parte alta de playa y volcamiento de lanchas al atravesar la zona de rompiente podría ocurrir durante la marea alta, es decir, entre las 3:00 y 6:00 de la madrugada y entre las 3:00 y 6:00 de la tarde.

Mientras que en marea baja (de 9:00 y 12:00 del mediodía y 9:00 p.m. y las 12:00 de la noche, el riesgo de posibles afectaciones son ahogamiento de personas que ingresen debido a la velocidad de las corrientes de retorno y al posible rompimiento de amarras en redes de puertos.

Recomendaciones

El oceanógrafo del MARN, Francisco Gavidia, informó que las olas más rápidas y altas aumentan la rapidez de las corrientes de retorno por lo que en marea baja, aumentan el riesgo de ahogamiento de las personas que ingresan al mar en las playas.

Pero también se podrían generar el rompimiento de amarras de las embarcaciones en puertos y aumentar la altura de las olas en la zona de rompiente por lo que en marea alta, se incrementa el riesgo de volcamiento de embarcaciones que ingresan al mar y de inundación de la parte alta de las playas en donde hay viviendas temporales o permanentes.

El MARN hizo un llamado a la población para que tome precaución, sobretodo a bañistas y surfistas en playas y bocanas; pescadores y transportistas de pequeñas y medianas embarcaciones; trabajadores y visitantes en muelles y puertos. El oleaje más rápido y alto aumentará la rapidez de las corrientes de retorno y la altura de las olas en la zona de rompiente.

Fuente: MARN