¡No Son Los Deportados!
Eugenio Chicas afirmó que deportaciones de EEUU aumentaron criminalidad. (elsalvador.com)

Pastor Dr Edgard López Bertrand JrUn vocero del actual gobierno culpó de la inseguridad que ahora vivimos  a nuestros hermanos deportados (repatriados) en lo cual estoy en total desacuerdo, no todos los repatriados son pandilleros ni corruptos, ellos son nuestra esperanza que a pesar de haber sido encontrados culpables de crímenes migratorios en este país del Norte, siguen siendo Salvadoreños a toda honra, y merecen respeto.

Estas personas intentaron por las buenas emprender su éxodo hacia el Norte y por una razón u otra no lograron el cometido, optaron por la peor manera de viajar, viajaron de manera ilegal e ingresaron de manera fraudulenta a ese hermoso país que ofrece diversidad de oportunidades a todos por igual, blancos, negros, chinos o Salvadoreños todos pueden triunfar si al sistema se puede adaptar.

Culpar a los repatriados de la criminalidad es como que tu me culpes a mi como predicador evangélico por tus pecados, cada uno rinde cuentas por separado ante el Creador; no se equivoque señor vocero del Gobierno aquí el culpable es el que está en la silla y no cumple con todo lo que prometió antes de sentarse en ella ¿cuáles son los programas que ustedes ofrecen para nuestro hermanos repatriados?

Son tan cínicos que los esconden como que todos fueran criminales, los abandonan a su suerte sin conmiserarse de sus necesidades, lo digo con propiedad pues en ellos ejercemos nuestra piedad, ayudando de todo corazón para solventar cada situación; les recibimos con palabras de esperanza, les sugerimos el no buscar la venganza, les mostramos el camino por medio de Jesús para encontrar un mejor destino, todo por amor a nuestro bello El Salvador.

Culpar a los repatriados de la criminalidad es como que tu me culpes a mi como predicador evangélico por tus pecados…

NO son los repatriados, son los que este problema vivimos acomodados, pedimos más presupuesto y no sabemos ni tan siquiera cómo comportarnos en el puesto, incrementamos los impuestos por remesa para comer mejor en nuestra mesa, no honramos con oportunidad pensando que ellos no forman parte ya de nuestra sociedad; son tan salvadoreños como nosotros, lo único que ellos escogieron mal a sus gobernantes y por ello te dieron a ti sus votos.

Los repatriados merecen oportunidad, los políticos que se termine su fuero o impunidad, la solución nos concierne a todos los Salvadoreños por igual, no nos hagamos los sordos no me cambie de canal; usted y yo podemos ayudar a nuevas vidas desarrollar, demos a nuestros hermanos oportunidad, abramos al corazón para darles a ellos una razón para no volver de manera ilegal a emprender esa travesía  a tan lejano lugar; termino diciendo lo que en el corazón ahora entiendo, no son los deportados los que nos tienen a todos fregados.