Michael Schumacher a casi dos años de su grave accidente

Desde que retornó a su hogar en la ciudad helvética, solo hubo escasas actualizaciones sobre la salud y la condición del siete veces ganador del Campeonato Mundial de Fórmula 1.

Ya han pasado 22 meses desde que la vida de Schumacher cambió por completo como consecuencia del grave accidente que sufrió mientras practicaba esquí en los Alpes franceses,el cual lo dejó con un severo daño cerebral.

El francés Jean Todt fue jefe de equipo de Schumacher en Ferrari, y además se transformó enamigo del piloto. Él se ha mantenido cerca de su familia, y dice que visita en forma regular al corredor alemán.

«Schumi» finalmente retornó a su casa en Lausana en septiembre de 2014, aunque desde ese momento ha habido poca información relacionada con su condición de salud.

Hablando en rueda de prensa antes del Gran Premio de México de Fórmula 1 de este fin de semana, Todt reveló las últimas novedades sobre el estado de salud del piloto germano.

«Veo muy menudo a Michael, y él aún está luchando», dijo Todt, quien fue el jefe de equipo de la escudería de Maranello cuando el alemán ganó cinco campeonatos en forma consecutiva entre 2000 y 2004.

«Michael es un amigo cercano, su familia está muy cerca mío y yo estoy muy cerca de ellos también. Nosotros debemos lograr que él se mantenga luchando junto a su familia».

El actual presidente de la FIA también insistió en que fue importante no olvidar los notables logros de Schumacher, incluyendo el récord de 91 carreras ganadas en Fórmula 1.

«Esto fue interesante teniendo en cuenta que la semana pasada Lewis Hamilton ganó recién sutercer título mundial», afirmó Todt.

Otro ex compañero que lo recuerda

Ross Brawn, ex jefe técnico de Ferrari, dijo la semana pasada que «aún hay una esperanza»para Schumacher, según publica el periódico Daily Mirror.

Brawn, quien se hizo famoso por manejar el área de ingeniería del equipo italiano durante el período en el cual el piloto germano dominó la categoría, contó que todavía visita a su amigo para ver cómo está.

Él dijo: «Yo me mantengo en contacto (con la familia de Schumacher), aunque trato de mantener un equilibrio entre ir a verlo personalmente y llamar por teléfono».

«He ido a verlo un par de veces; y además su esposa Corinna me llama de vez en cuando y me mantiene informado».

«Rezamos todos los días y creemos que él se recuperará a una etapa en la que … Es lento, pero siempre hay esperanza», concluyó Brawn.

 

Fuent: Infobae