Asaltaron la casa de la madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán

En un nuevo hecho de violencia en México, un grupo criminal conformado por casi 150 personas saqueó la casa de Consuelo Loera, la madre del líder narcotraficante detenido Joaquín “El Chapo” Guzmán, en el municipio de Badiraguato, en el estado de Sinaloa.

Los delincuentes, además, mataron a varias personas y robaron objetos y vehículos en la humilde comunidad de La Tuna, según informó el medio local Río Doce.

Testigos revelaron que hay al menos ocho muertos por disparos.

Según medios locales, una de las hipótesis indica que los criminales buscaban a Aureliano “El Guaco” Guzmán, hermano del capo narco, con el objetivo de tomar el control de esa región.

Incluso, uno de los fallecidos es Cristóbal Muro Valdez, escolta de “El Guaco”.

El grupo armado ingresó en el pueblo natal del líder del Cártel de Sinaloa y uno de los comandos entró a la casa de la madre de “El Chapo”.

Los criminales tomaron varios vehículos y al menos tres motocicletas, además de cortar las líneas telefónicas de la comunidad.

Hasta el momento sólo fueron localizados tres cadáveres: uno de ellos en el exterior de una casa y otros aparecieron en las cercanías de poblado.

El grupo criminal también tomó vehículos de habitantes de otras comunidades aledañas.

Según explicó la Secretaría de Seguridad de Sinaloa a la agencia EFE, el número de muertos y el desarrollo de los acontecimientos en sí no están todavía confirmados y no sino hasta este jueves que un operativo de seguridad se trasladará al lugar de los hechos para investigar.

De acuerdo con Río Doce, estos hechos fueron desatados por un ataque a los Guzmán Loera por parte de la organización criminal de los Beltrán Leyva y de Isidro Meza Flores, “el Chapito” o “Chapo” Isidro, considerado uno de los máximos rivales del capo del Cártel de Sinaloa.

“El Chapo” fue recluido el 8 de enero pasado en la prisión del Altiplano, en el central Estado de México, luego de ser recapturado en su estado natal de Sinaloa, seis meses después de que se fugara de ese penal a través de un túnel de 1,5 kilómetros.

A principios de mayo pasado, el capo fue trasladado desde el Altiplano a otra prisión ubicada en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, lo que desató rumores sobre una inminente extradición del narcotraficante que fueron desmentidos por las autoridades.

Fuente: Infobae