Medicina Legal recomienda medicar a Francisco Flores por un “largo período de tiempo”

Dos médicos forenses de Medicina Legal justificaron ante el juez Séptimo de Instrucción tomar las consideraciones del caso sobre la salud del expresidente Francisco Flores, procesado por delitos de corrupción al recibir millonarios fondos de Taiwán durante los terremotos de 2001.

Los médicos concluyeron: “somos de la opinión que el paciente presenta un cuadro de trombosis venosa profunda, tratado con medicamentos anticoagulantes  cuyo efecto adverso puede ser sangrado en cualquier área susceptible”.

Según habría manifestado el exmandatario Flores a los médicos de Medicina Legal, tendría planeada una cirugía para la extracción de un pólipo de la vesícula para lo cual debe someterse a los exámenes y procedimientos para disminuir el riesgo de presentar sangrado normal durante o después de la cirugía.

Los doctores opinaron ante el juez que este sería el efecto del medicamento que está tomando para disminuir la coagulación de sangre, por lo cual, “aconsejan que el paciente se presente a sus consultas con el médico especialista”.

Debido a eso recomiendan que “el medicamento debe ser administrado continuamente por un largo período de tiempo para evitar que vuelvan a formarse coágulos hasta que el especialista lo considere necesario”.

El juez notificó a las partes y deberá ser el médico tratante quien indicará el control que debe seguir, y si el mismo le debe ser brindado en su residencia.

De acuerdo a Óscar Campos, abogado de Iniciativa Social para la Democracia, organización querellante en el caso, el próximo 31 de agosto será la audiencia preliminar en la que se decidirá si el proceso penal contra Flores pasa a vista pública y si será procesado por los mismos delitos o se le agregará el delito de lavado de dinero, petición hecha por los acusadores particulares.

Por otra parte, el juez Séptimo de Instrucción le aclaró al abogado defensor de Flores, Luis Edgardo Morales Joya,  que el pasado cuatro de junio ordenó librar oficio a la Sección de Investigación de la Corte Suprema de Justicia a fin de que se verifique el actuar de las partes técnicas acreditadas en el proceso penal, no consistiendo tal petición una denuncia, como lo habría hecho ver la parte defensora.

Fuente: transparenciaactiva.gob.sv