Lo Bueno de Ser Malo en El Salvador

 

Proverbios 28:1 HUYE el IMPÍO sin que nadie lo persiga; Mas el justo está confiado como un león.

Un Proverbio es una frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza. Los proverbios de Salomon son para todo hombre natural una fuente de sabiduría; son un listado de conocimientos vivos que evitaran que cometas muchos errores, pero si ya los cometimos, ellos nos ayudaran a “NO” circular por la misma vía del mal.

Huir es de cobardes me decía mi abuelo , las cosas se afrentan como verdadero hombres que somos, ahora bien tomando en cuenta el texto anterior mente expuesto puedo entender que el único que esta justificado para huir es el impío; un limpio es “Que no tiene o no siente compasión o piedad”. Que no demuestra ninguna devoción religiosa o ningún respeto por las cuestiones religiosas.

Este tipo de personas huyen como cobardes ante lo expresado, hecho o vivido con anterioridad, no así aquel que no tiene nada que temer, aquel que sabe que sus hechos son coherentes con sus palabras; aquellos que han sido perdonados por la ley, o sistema judicial de algún país determinado. ¿Eres tu uno de estos? ¿Estas viviendo confiado en tu larga de residencia? ¿Estas cambiando seguro por donde quiera que vas? Si no tienes esa libertad probablemente eres uno de los anteriormente descritos como limpios.

Lo bueno de ser “malo” es que en Jesús todos tienen esperanza, Él, Jesús, nos dice en su palabra y en los Evangelios Mateo 11:28 VENID a mí todos LOS QUE estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Ese es el descanso que tu necesitas, esa es la puerta que Jesús nos da, esa es la razón por la cual todos podemos dejar de ser impíos y podemos llegara a ser hombres de bien.

La base de la transformación es el arrepentimiento, lo cual significa en el lenguaje bíblico un cambio de dirección en nuestras vidas y decisiones, nadie puede ver el reino de los cielos o al mismo Jesús si no atraviesa por el proceso del arrepentimiento; arrepentimiento no es remordimiento, remordimiento son las lágrimas que derramamos por tus acciones, el arrepentimiento es un cambio de raíz.

Lo bueno de ser malo en El Salvador, es que en Jesús todos podemos ser hombres de bien, todo podemos cambiar pero debo aclarar que los cambios no se dan el los templos o en las iglesias, los cambios inician en nuestros corazones con la buena voluntad de someternos a Dios, inician declarando que Dios es nuestro Señor y Gobernador de nuestras vidas, para eso debes atravesar el proceso del arrepentimiento; un nuevo nacimiento, para ello recuerda

Romanos 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y CREYERES en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, SERÁS SALVO.