Lady Gaga y Beyoncé rinden homenaje a Stevie Wonder

Tony Bennett, Lady Gaga, Jennifer Hudson, Ariana Grande, Andrea Bocelli, Beyoncé, entre otras estrellas del mundo de la música, rindieron homenaje este martes al cantante, compositor y músico Stevie Wonder, al que reconocieron como genio e inspiración para sus carreras.

Para aprovechar  el talento que se reunió en la ciudad de Los Ángeles para los premios Grammy, dos noches antes, el homenaje comenzó con Beyoncé junto a la interpretación de “Fingertips”, tema que puso al niño prodigio de Detroit en el mapa de Motown a los 12 años.

A ella se unió el cantante británico Ed Sheeran para un popurrí de “Master Blaster” y “Higher Ground”.

Wonder, de 64 años, tiene la distinción de haber ganado 25 premios Grammy, más que ningún otro artista. También ganó el álbum del año tres veces en cuatro años; 1973, 1974 y 1976 consecutivamente, este último por su  trabajo más afamado Songs in the Key of Life.

“Veo a mucha gente aquí”, bromeó Wonder, ciego desde poco después de nacer, al aparecer sobre el escenario de un repleto Nokia Theatre, en el centro de Los Ángeles.

Wonder fue aclamado no sólo por su contribución al R&B, soul, pop y jazz durante medio siglo, sino también por su labor por los derechos humanos, sobre todo por su esfuerzo para conseguir que el cumpleaños de Martin Luther King Jr. se convirtiese en día festivo.

Bennett aseguró que Wonder es “uno de los mayores artistas de jazz que jamás ha existido” e interpretó el tema “For Once in My Life”.

La cantante Lady Gaga dijo que “la gente usa con demasiada frecuencia la palabra genio, pero Stevie Wonder es verdaderamente un genio”, antes de lanzarse a una energética interpretación de la canción “I Wish”.

Por su parte, la hija de Wonder, Aisha, cantó junto a Ne-Yo el tema “Isn’t She Lovely”, una canción que escribió el músico cuando ella nació.

Pharrell interpretó “Don’t Worry ‘Bout a Thing” con Ryan Tedder, mientras que el tenor italiano Andrea Bocelli interpretó en solitario “I Just Called to Say I Love You”.

“Pensaba que era sencillo, pero cuando me decidí a cantarlo, Dios, era muy difícil”, dijo Bocelli a Wonder.

Aunque todas las estrellas hicieron justicia a su música, se vieron eclipsadas por el cantante en persona, que hizo un popurrí final en el que incluyó “Superstitious” y “You Are the Sunshine of My Life”, durante un homenaje que tuvo una duración de dos horas, el cual será retransmitido el próximo 16 de febrero por la cadena CBS de Estados Unidos.

Fuente: cronica.com.mx