La Mala Hierva de La Envidia

 

Dicen que la envidia es peor que el cáncer, y yo comparto la idea, esta semana trabajando en las bartolinas de todo El Salvador como iglesia, llevamos alimentos, agua, Biblias, y en esta ocasión llevamos el proyecto de ayudar a los reos y agentes de la PNC destacados en “La Unión”. Cuando llegamos un agente se dio a la tarea de fotografiar nuestros vehículos de servicio, y colocarlas en redes sociales con el titular “Toby y su tregua en las bartolinas”.

¿Cómo puede un agente policial tener tan mal corazón? ¿Cómo puede un servidor público tener tanto odio para con sus compañeros y para con los privados de libertad quienes no han sido condenados por los crímenes que se les imputa? ¿Cómo es posible que nuestros  hermanos de la Iglesia Central inviertan su dinero en beneficiar a las familias de los necesitados y un solo agente de esta delegación de quién se nos negó el nombre ponga en mal predicado la labor pastoral?

Luego este fin de semana en nuestros edificios de la Iglesia Central celebramos una feria de trabajo donde más de 25 empresas llegaron para ayudar a quienes más lo necesitan y todo esto gratis, y en pocos minutos publicaron información maliciosa tomando fotografías de los autos que permanecen en los parqueos de la institución, los cuales pertenecen a diferentes personas naturales quienes mes a mes cancelan una cuota por el servicio, todo para generar odio y promover resentimiento.

Cada vez que salgo con mis hijos que no son muchas, me encuentro con personas que se toman el tiempo de expresar de manera vulgar su sentimiento de maldad sobre mi vida o familia, cuando a ninguno de ellos les debo, o les he robado, o asaltado, mas sin embargo se toman el tiempo de criticar sin conocer, esto para mi no es nada nuevo llevo mas de 21 años en el ministerio y mi padre ya de 75 años ha soportado esto y mucho mas a los largo de su vida, esto me dice que existe algo en común entre todos los que no pueden ver tu prosperidad.

“ENVIDIA” Sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee. Este ese  ingrediente en común entre los anteriormente mencionados, son personas que se dejan dominar por ese mal sentimiento, son personas que no toleran tu talento, es necesario aclarar que toda persona tiene oportunidades de cambiar y lo digo de esta manera “LOS BUENOS TIENEN TAMBIÉN MALOS PENSAMIENTOS PERO NO SE DEJAN MANEJAR POR ELLOS”. Es casi normal tener el sentimiento de la envidia, en especial si no estas por el buen camino, pero te invito a no dejarte dominar.

Cambia la “ENVIDIA POR ADMIRACIÓN”. Saber trasformar ese sentimiento solo es posible con el nuevo nacimiento, esto significa que nos es necesario nacer de nuevo; no se puede sin Dios, no es posible con la religión, ella también genera envidiosos, codiciamos templos, codiciamos asistencias a nuestras reuniones, codiciamos talentos, codiciamos talento a la hora de exponer la palabra, este cambio es únicamente posible por medio de JESÚS viviendo en nuestro corazón, mi invitación es que no sufras más por lo que no tienes, tu meta debe ser trabajar para alcanzar tus metas para la gloria de Dios y para bendición de tus hijos.

¡Cuidado con la envidia, ella es mala consejera y muy mala semilla para dejarla crecer en el jardín de tu corazón!