La hija de «El Chapo» afirmó que su padre entró dos veces a EEUU estando prófugo

El poderoso narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán ingresó dos veces enEstados Unidos de forma clandestina para visitar a familiares mientras estaba prófugo, dijo su hija Rosa Isela Guzmán Ortiz en una entrevista con el diario británico The Guardian.

El líder del Cártel de Sinaloa había regalado una casa a su hija en California. Según ella, «poco después fue a ver la casa, su casa, fue dos veces» a finales de 2015, después del sonado encuentro que tuvo en octubre con el actor estadounidense Sean Penn y la mexicana Kate del Castillo.

Rosa Isela no especificó la fecha exacta de esas visitas ni cómo logró el escurridizo capo narco entrar a Estados Unidos.

«Le pregunté lo mismo, créeme», bromeó su hija, una empresaria de 39 años afincada en California.

«El Chapo» Guzmán fue recapturado el pasado 8 de enero en Sinaloa y ahora se encuentra recluido en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, de donde se había fugado de forma espectacular en julio pasado a través de un túnel kilométrico cavado debajo de su celda que dejó en ridículo al gobierno de Enrique Peña Nieto.

«La fuga de mi papá fue un acuerdo», afirmó Rosa Isela, quien en la entrevista dijo además que su padre ha financiado las campañas de importantes políticos que, a cambio, lo protegían.

«Todo lo que sé es que mi padre le dijo a su abogado que diera algunos cheques para campañas (políticas) y pidió que a cambio se le respetara«, manifestó la hija del narcotraficante, quien adelantó que la familia está deliberando si hace públicos esos cheques con los nombres de los supuestos políticos que aceptaron su ayuda.

«Mi padre no es un criminal. El Gobierno es culpable», dijo Rosa Isela a The Guardian, en unasexplosivas declaraciones que posiblemente intentarán ser desmentidas por los políticos mexicanos.

Según ella, todo lo que dijo al diario inglés en una serie de entrevistas realizadas fue consultado previamente con su padre.

Antes de su captura en febrero de 2014, el capo había estado prófugo 13 años, tras fugarse de una cárcel de máxima seguridad de Jalisco supuestamente escondido en un cubo de la ropa sucia.

«Desesperado» por no poder dormir a consecuencia de las fuertes medidas de vigilancia en El Altiplano, Guzmán pidió esta semana a su defensa agilizar su extradición a Estados Unidos,algo que había tratado de evitar en el pasado.

La defensa de Guzmán ha asegurado que el capo estaría dispuesto a declararse culpable en Estados Unidos a cambio de negociar una pena «relativamente razonable» y de ser llevado a una cárcel de mediana seguridad.

Uno de los abogados de «El Chapo», José Luis González Meza, anunció que familiares del capo y tres de sus abogados –él mismo, Juan Pablo Badillo y Andrés Granados– iniciarán una huelga de hambre este viernes frente a El Altiplano como medida de protesta por su trato en prisión.

Fuente / Infobae