Juez envía a Asamblea petición para que fiscal general sea retirado del caso Flores

El juez Séptimo de Instrucción envió un escrito a la Asamblea Legislativa donde los querellantes piden el retiro del fiscal General, Luis Martínez, por conflicto de intereses, negligencia y omisión en la investigación en el caso. Además, solicitan que sea la fiscal adjunta Paula Velásquez, quien retome el proceso.

El juez Séptimo de Instrucción de San Salvador, Miguel Ángel García Argüello, envió a la Asamblea Legislativa una petición de los querellantes para que el fiscal General de la República, Luis Martínez, y el equipo fiscal a cargo del proceso judicial contra el expresidente Francisco Flores, sean separados del caso por conflictos de intereses.

Los acusadores particulares adscritos al juicio por delitos de corrupción contra el exmandatario solicitaron al juzgador remitir un escrito a la Secretaría General del Congreso, a fin de que sean los diputados los que conozcan y califiquen los impedimentos que concurren en el fiscal Martínez.

En el documento denominado “Solicitud de trámite para calificación  de impedimento del señor Fiscal General de la República” se pide que el titular del Ministerio Público ya no esté al frente del caso porque consideran que hay un conflicto de interés, negligencia y omisión en la investigación e inobservancia de los principios de la legalidad e imparcialidad en sus actuaciones.

En su escrito los querellantes detallan “que el equipo de fiscales auxiliares asignados al presente caso, desde el inicio de la fase de instrucción (julio 2014) hasta la fecha, han demostrado carecer de una línea de investigación propia e idónea para esclarecer los hechos investigados y no han cumplido con sus obligaciones constitucionales y legales de dirigir y coordinar la investigación en la que no se incluyó en ninguna de las fases a la Policía Nacional Civil (PNC)”.

Por esta razón  piden a los diputados de la Asamblea Legislativa que ordenen a que sea la Fiscal Adjunta, Paula Patricia Velásquez, y un nuevo equipo de auxiliares fiscales quienes continúen con la dirección funcional de la investigación y el ejercicio de la acción penal del presente caso.

“Y que resuelvan a la mayor brevedad posible, considerando que el plazo de instrucción vence el día 6 de mayo de 2015 y es improrrogable”, finaliza el escrito.

El expresidente Flores es acusado de enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia a particulares en el manejo de millonario donativos de Taiwán durante su administración gubernamental (1999-2004). Actualmente, el juzgado estudia la posibilidad de cambiar la acusación contra el exgobernante al delito de lavado de dinero, porque las pruebas presentadas no coinciden con los crímenes imputados.

Fuente: transparencia.gob.sv