Gracias – Menores Delincuentes .

La sala de lo constitucional avaló por unanimidad el permitir que los menores delincuentes sean detenidos, la ley permitía exclusivamente la detención de estos menores en flagrancia lo cual significa al ser sorprendidos en el cometimiento de un ilícito, lo cual no es suficiente.

Ahora este cambio de ley

servirá para el combate a la impunidad de dichos crimínales.

¿La pregunta es qué haremos con sus padres quienes conociendo lo que sus hijos hacen no les estorban para la realización de dichos actos delictivos? ¿No sería Justo que los padres paguen una multa para el sostenimiento sus hijos dentro del sistema penitenciario salvadoreño? ¿Por qué debe ser el estado o la sociedad civil la que tiene que pagar dichos gastos? Hagamos justicia en todo el sentido de la palabra, que pague el delincuente y que pague el representante legal de dicho ser humano.

La tarea de un padre es educar, guiar, detener en cuanto le sea posible el acto delictivo, la tarea es de todos y no sólo De Dios; la tarea de dar buena educación a nuestros hijos es parte de nuestra y responsabilidad adquirida al convertirnos en padres y debe ser ejecutada en el momento que el joven deja de cumplir la ley y se dedica a delinquir, deberá pues cumplir la pena y al llegar a su mayoría de edad deberían pagar las obligaciones de su manutención, al salir de dicho centro deberían cobrar lo que costó tenerles en dicho lugar por un tiempo determinado.

Solo así lograremos detener este fenómeno que le está costando la vida a miles de salvadoreños en la actualidad.

En otras palabras, el responsable es el padre como también el menor infractor seamos pues consientes de la responsabilidad de criar a nuestros hijos conforme a las leyes y obligaciones del estado en donde vivimos.

La Biblia nos ofrece ejemplo de ello, en el 1 libro de Samuel vemos a Eli no estorbando a sus hijos en su vida de pecado, el resultado fue adverso su padre perdió la bendición y sus hijos la vida por esa causa; pongamos de nuestra parte hagamos la diferencia, estorbemos el pecado de nuestros hijos y veremos como la educación dará buenos resultados en todo nivel Social.