Estructura de la MS condenada a 155 años de cárcel por Homicidio y Robo en Ahuachapán

Ahuachapán. Cinco pandilleros activos de la MS, fueron condenados a 31 años de cárcel por los delitos de Homicidio Agravado y Robo Agravado. Condena que fue emitida por el Juzgado de Sentencia de Ahuachapán, luego  que Fiscales de la Unidad de Vida de esta sede fiscal, presentara evidencia suficiente durante la vista pública de la participación de los imputados en los hechos, explicó el jefe de la Unidad Donald Valdivieso.

Los condenados identificados como Luis Ángel Cruz, (a) “chilolo”, de 26 años de edad; Alex Antonio Rodríguez Pérez, (a) “siberiano”, de 24 años; Miguel Ángel Flores Sambrano, (a) “choky”, de 31 años;  y los hermanos José Rubén (a) “verruga”, de 26 años y César Antonio (a) “ron”, ambos López Vásquez, quienes asesinaron a José Otilio Arévalo Salazar, y posteriormente robaron sus pertenecías del interior de su vivienda ubicada en la Hacienda San Fernando, frente a Colonia El Cocalito, Cantón San Antonio Abajo, municipio de Jujutla, Ahuachapán

El fiscal del caso explico que los hechos se desarrollaron el 24 de agosto de 2014, alrededor de las seis de la tarde, cuando todavía no había oscurecido, la víctima José Otilio Arévalo Salazar, se encontraba acostado en una hamaca en su vivienda, ubicada en la dirección antes apuntada, cuando llegaron seis sujetos vestidos de negro, entre ellos los cinco condenados, llevando sacos en sus espaldas, quienes preguntaron si tenía trabajo para ellos en la hacienda, a lo cual les respondió no tenía trabajo, pero ellos respondieron que no iban por trabajo, sino que iban a matarlo.

En ese momento Luis Ángel Cruz, “chilolo”, le hizo un disparo a José Otilio, quien como pudo corrió con dirección hacia su cuarto, después de eso, cayó adentro del cuarto boca abajo, porque “chilolo” le hizo un segundo disparo,  posteriormente ese mismo sujeto le sacó la cartera a la víctima, que tenía en la bolsa del pantalón, y los seis sujetos comenzaron a registrar el cuarto y la bodega, de donde sacaron electrodomésticos, una motosierra, cajas con trastos, y todo lo echaron en los sacos que llevaban, subsiguientemente huyen del lugar.

Con la información recaba por los fiscales del caso e investigadores de la PNC, se giró la respectiva orden de captura administrativa contra los seis pandilleros, logrando la detención de cinco de ellos, y un sexto identificado David Rey Cruz Erazo, fue declarado rebelde, mientras que el resto  fueron condenados durante vista pública en el Juzgado de Sentencia de Ahuachapán, a 31 años de prisión para cada uno de los imputados por los delitos de Homicidio Agravado y Robo, haciendo un  total 155 años en conjunto.