El Barcelona vence al River Plate y gana el Mundial de Clubes con goles de Suárez y Messi

El Barcelona conquistó el domingo el Mundial de Clubes por tercera vez en su historia al superar 3-0 a River Plate con un doblete del delantero uruguayo Luis Suárez y un tanto del argentino Lionel Messi.

De esta manera, el Barcelona se ubicó en lo más alto del mundo a nivel de clubes por tercera vez en las últimas siete temporadas, tras las victorias obtenidas en 2009 y 2011.

El conjunto catalán, que esta temporada ya había ganado la liga española, la Copa del Rey, la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa, se impuso con el gol de Messi a los 36 minutos y de Suárez a los 49 y 69.

“Lo importante era conseguir el título, eso es lo que más feliz lo deja a uno”, dijo Suárez a la televisión tras el partido.

“River presionó bien y cortaron muchas veces, pero cuando Leo abrió con el gol en el segundo tiempo manejamos más el partido”, agregó.

El Barca salió con todo su poderío, con Messi recuperado de un cólico nefrítico y el brasileño Neymar de una lesión, situaciones que les habían impedido jugar la semifinal.

River, respaldado por unos 15.000 hinchas, salió a presionar bien arriba al Barcelona en el inicio del partido, incomodándolo con un juego áspero y varias faltas, intentando que el campeón de Europa no pudiera desarrollar su habitual juego.

Barcelona no se mostró cómodo pero a los 11 minutos tuvo una opción clara, un remate de Messi tras asistencia de Andrés Iniesta que el portero Marcelo Barovero pudo controlar.

Después de varios minutos de juego trabado en el centro del campo, River avisó a los 31 con un disparo del uruguayo Rodrigo Mora, que fue contenido por el guardameta chileno Claudio Bravo. Poco después, Messi volvió a tener la oportunidad con un precioso tiro libre que desvió Barovero.

El argentino no perdonó a los 36, cuando tras una jugada de Dani Alves y una asistencia de Neymar, hizo pasar de largo a un defensor para definir ante la salida de Barovero.

En el segundo tiempo River salió unos metros más adelante en el campo para tratar de empatar, pero Barca apretó el acelerador y no perdonó. Tras una recuperación del balón, Sergio Busquets lanzó un gran pase para Suárez, que definió con precisión ante Barovero para poner el 2-0 a los 49.

Con el segundo gol River se desordenó y comenzó a dejarle al Barca todos los espacios que había logrado tapar en la primera parte. Casi lo paga a los 54, cuando Messi estuvo a punto de marcar el tercero.

Y Suárez volvió a golpear a los 69 con un cabezazo al segundo palo que dejó parado a Barovero tras un pase de Neymar. De esta manera, el uruguayo sumó cinco tantos en el torneo tras el triplete de las semifinales.

estadisticas

Fuente: Reuters