Dirección de Medicamentos advierte de posibles prácticas indebidas por médicos en las farmacias

Pastillas en proceso de verificación en Laboratorio de la DNM. (Foto: José Mejía)

-Pastillas en proceso de verificación en Laboratorio de la DNM. (Foto: José Mejía)

La DNM no está de acuerdo con la medida de permitir doctores en las farmacias, sin embargo respeta y acatará la resolución de la CSJ, pero advierte a la población de posibles prácticas que se puedan dar como el exceso de prescripción de medicamentos.

El Director Nacional de Medicamentos, Vicente Coto, ante la resolución de la Sala de lo Constitucional que permitiría la práctica médica legal al interior de las farmacias, señala que esta medida, aunque se respeta, no es compatible con el interés de la población de tener acceso a la salud, porque el galeno (doctor) podría responder más al interés del propietario de la farmacia que al interés de los pacientes.

Dicha práctica ha sido prohibida desde 1927 por la Ley de Farmacias y la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que la combinación de las funciones y la prescripción y dispensación en un mismo profesional suele conducir a un exceso de prescripción, pues existe un incentivo económico al vender más medicamento o medicamentos más costosos, para la salud del pueblo.

Para tener más control sobre estas posibles prácticas, e implementar la legalidad de la disposición, el Director Nacional de Medicamentos, José Vicente Coto y Pedro Rosalío Escobar, Presidente del CSSP firmaron un convenio interinstitucional para garantizar controles eficaces y adecuados con el fin de evitar conflictos de intereses, que conlleve a malos hábitos prescriptivos por parte de los médicos que ejerzan dentro de las farmacias.

Escobar señaló que a los doctores “no les bastará con tener un título de médicos, sino que tendrán que estar inscritos en la Junta de Vigilancia de la Carrera Médica del CSSP”, así como estar solventes con los requisitos y disposiciones que esa entidad establece a los profesionales de la salud. Además el médico deberá abrir un expediente a cada paciente que llegue para documentar la prestación del servicio al interior de cualquier farmacia, así como el diagnóstico y la receta médica que se dispense, esto sin importar que el paciente sólo llegue una vez a pasar consulta a dicha farmacia.

Otra medida a implementar en el marco de este convenio es ejecutar un plan de inspecciones en farmacias donde haya presencia de médicos para verificar las condiciones en que se está dando la consulta médica y se inspeccionará la infraestructura, en el interior de las mismas, destinada a los doctores para ejercer su profesión.

Si una persona quiere poner un médico en una farmacia, la DNM debe recibir autorización de la Junta Directiva del CSSP, quien determinará en qué condiciones se realizará esa práctica médica en el establecimiento,

afirmó Coto.

De igual forma advirtió a la población estar atenta a prácticas del médico de recetar sólo medicamento que tienen en la farmacia. “El médico debe dispensar una receta para que el paciente tenga opción de buscar el medicamento que mejor le convenga en cualquier establecimiento y no sólo en la farmacia donde pase consulta”. Otra consideración a tener en cuenta por la población es que una consulta puede ser más barata en una farmacia, pero la compra de un medicamento que sólo venda esa farmacia puede encarecer el servicio de salud, tanto como en cualquier otra clínica privada.

Por estos posibles escenarios, Coto informó que también se activará un mecanismo de comunicación para informar de manera inmediata de cualquier irregularidad sobre las actuaciones de los médicos que prescriben en el interior de las farmacias que vayan en contra de las disposiciones legales vigentes.

Finalmente, y ante información que las “Farmacias Económicas” difundieron el pasado martes declarando legal la presencia de los médicos en las farmacias, el Director de Medicamentos salió al paso y aclaró que “la Sala de lo Constitucional no ha aprobado la presencia de médicos en farmacias, lo que dice la resolución es que no es competencia de la Dirección Nacional de Medicamentos este tema, sino que la potestad para vigilar el ejercicio de la profesión médica le corresponde al Consejo Superior de Salud Pública”.

Fuente: transparenciaactiva.gob.sv