Cuatro médicos procesados penalmente por homicidio culposo de doctor

La apreciación forense determino que la causa de la muerte fue el Síndrome Séptico, Secundario a Politraumatismo de tipo contuso severo, por evento de tránsito; por lo que hubo responsabilidad médica, ya que fue atendido inadecuadamente.

Santa Ana. Cuatro médicos de un hospital  privado de Santa Ana, fueron procesados penalmente por la muerte del doctor Marco Tulio Palma Guerra, porque a criterio de la oficina fiscal de dicha cabecera departamental, existen los elementos de probabilidad que por imprudencia y negligencia incurrieron en el delito de homicidio culposo, ante lo cual llegaron a una conciliación económica con familiares del galeno fallecido.

Los médicos Pedro Mauricio Guillermo Cáder Acuña, Rudy  Edgardo Cajal Arias, Hans Edgardo Marroquín Menéndez  y Graciela Lourdes Flores de Guzmán; quienes fueron procesados en libertad, por la muerte del doctor Marco Tulio Palma Guerra, quien falleció el 2 de febrero de 2012, a las 11:45 de la noche, en las instalaciones del hospital, con el diagnostico de Paro Cardiorrespiratorio.

Los profesionales de la medicina, fueron acusados el 30 de septiembre 2015, ante el Juez Cuarto de Paz de Santa Ana, señalando para el 6 de octubre del presente año, la audiencia, durante la cual estos llegaron a una conciliación económica con la familia de la víctima.

De acuerdo al requerimiento fiscal,  el médico Marco Tulio Palma Guerra, resultó lesionado al ser atropellado el 23 de febrero de 2013, e ingreso al hospital con diagnóstico de Trauma Tórax por accidente de tránsito, ahí el paciente permanece cuatro días ingresado, y presentaba un aumento de los cuerpos nitrogenados (creatinina y nitrógeno ureico), el paciente siempre estuvo delicado, nunca se explicó si necesitaba cirugía el paciente.

La víctima se gravo el 26 de enero de 2012; ante lo cual los médicos del hospital privado deciden el 27 del mismo mes es referido al  Hospital Nacional San Juan de Dios de Santa Ana, alrededor de las 7:00 de la noche, en el área de pequeña cirugía y luego lo trasladan a hemodiálisis, donde permanece hasta el 2 de febrero, tiempo durante el cual el paciente presento seis paros cardiorrespiratorios, falleciendo ese mismo día a las 11:45 de la noche, con el diagnostico hospitalario: presenta paro cardiorrespiratorio.

La apreciación forense determino que la causa de la muerte fue el Síndrome Séptico, Secundario a Politraumatismo de tipo contuso severo, por evento de tránsito; por lo que hubo responsabilidad médica, ya que fue atendido inadecuadamente en el hospital privado, al no realizar el tratamiento quirúrgico de lavado peritoneal, según diagnóstico.