¡Si Colombia Pudo Nosotros También!

El pasado 23 de Junio se formaron los acuerdos de paz de Colombia en una ceremonia celebrada en Cuba, los invitados en su mayoría fueron personalidades de la política internacional; entre ellos el presidente y profesor Salvador Sánchez Cerén.

Nicolás Maduro y su política fracasa una vez más, estando presente en dicha ceremonia se dio cuenta que la clave para la convivencia es la paz y el diálogo y no los ataques de rabia de los cuales  padece dicho dictador; no tuvo oportunidad de dirigirse a los invitados pero estoy seguro que si habla lo abría arruinado todo.

No lo digo con saña, lo digo con conocimiento; toda pacificación requiere de un diálogo, esto no significa que estaremos de acuerdo en todos los puntos expuestos pero todos los puntos son válidos en una negociación, para construir paz debe existir diálogo.

Colombia con un lastre de más de treinta años de guerra y miles de personas desplazadas de sus hogares a consecuencia de la violencia, puso un paro a la guerra con la esperanza de reconstruir el tejido social en los próximos diez años de historia.

Si Colombia pudo nosotros también podemos, para ello debemos enfocar nuestros esfuerzos y dialogar los unos con los otros con el fin no de estar en común acuerdo en puntos doctrinales que nos hacen una sociedad heterogénea sino en vivir de común acuerdo cómo en un país democrático.

Será pues necesario tomar en cuenta a todos los involucrados en el conflicto bueno y malos, pero también será necesario el no darle lugar a los que ni o laboran ni permiten que otros lo hagan; a los que a  todo  le buscan un problema y no una solución.

Las buenas intenciones no bastan, pongamos manos a la obra y en poco tiempo veremos los buenos resultados de nuestro diálogo social; tomemos ejemplo de nuestros  hermanos colombianos y lleguemos a los nuevos acuerdos de paz.

¡Si Colombia pudo nosotros también!