Clubes españoles deciden si van a huelga por derechos de TV

Los delegados de los 42 clubes de la Liga Profesional de Fútbol de España se reunían el miércoles en Barcelona para decidir si inician una huelga para obligar al Gobierno a aprobar un decreto que permita un acuerdo colectivo en la negociación de los derechos televisivos.

Muchos clubes, entre ellos Atlético de Madrid, Espanyol, Valencia y Sevilla, tienen la esperanza de alcanzar un acuerdo colectivo que les permita exigir más dinero a las cadenas de televisión, lo que conduciría a una mayor igualdad a nivel deportivo.

El diario deportivo As informó el martes, sin identificar a sus fuentes, que la mayoría de los clubes, especialmente los más modestos, estaban a favor de paralizar las dos principales divisiones del fútbol español posiblemente el fin de semana del 18 y 19 de abril.

La Liga es la única de las grandes competencias europeas en la que los clubes negocian de manera individual sus contratos televisivos.

Los equipos españoles están actualmente bajo presión para aumentar sus ingresos después de que la Liga Premier inglesa alcanzara el mes pasado un nuevo acuerdo colectivo por derechos de transmisión para el periodo 2016-2019, por un valor de unos 5.000 millones de libras esterlinas (7.430 millones de dólares).

El Real Madrid, el equipo más rico del mundo por ingresos, y el Barcelona, el cuarto más rico, conjuntamente consiguen al año alrededor 650 millones de euros del dinero procedente de los derechos de transmisión, una de las razones que explican que estén muy por delante de sus rivales domésticos en resultados deportivos.

La Liga de Fútbol Profesional de España (LFP), que representa a los 42 clubes de la primera y segunda división, ha acusado al Gobierno de retrasar la ley del deporte que incluiría el mandato de negociación colectiva.

“Estamos trabajando en ello, es lo que el sector quiere”, dijo Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) de España, en citas recogidas el martes.

“Es una normativa compleja”, añadió. “Además, hay una gran cantidad de partes interesadas que quieren expresar su opinión. No hemos congelado el tema y estamos trabajando en ello”.

Fuente: Reuters