Carne o Espíritu

[sam_ad id=”14″ codes=”true”]

Que más puedo decirte sobre las evidencias del Reino en tu vida, las cuales serán dadas por misericordia y amor eterno por el mismo Espíritu de Dios, siempre  y cuando tú y yo demos el espacio para que su gloria sea reflejada en nosotros, cuando nosotros permitamos que El se exhiba en nosotros.

Experimentar la compañía del Espíritu Santo es experimentar la gracias, el amor, la paz, la bondad, la benignidad del Padre completamente creada a nuestra disposición para ser dada a nosotros al momento que nuestro andar sea con el mismo espíritu Santo.

Relacionarte con El es caminar bajo su cobertura, dependencia y corrección, no habrá mayor avance en tu vida que ser una canal de bendición de Dios dado al mundo y que al verte vean su mismo reflejo…..es incontenible el producto de tu misma persona, pues tus frutos serán cosechados en tu misma vida.

Si usted toma el valor de recuperar su regalo eterno dado por gracia y amor que es la vida eterna, debe decidir fundamentalmente a vivir en el espíritu y no en la carne pues aquellos que no lo hacen simplemente no agradan a Dios. Debes ser consciente de tu papel como hijo del Rey, de que tu yo estamos diseñados a su imagen y que el propósito de El está por realizarse en nosotros….hay vida mas allá de esta vida y usted y yo debemos aprobar la evaluación….tómese de la mano del Espíritu Santo, tómese de la mano de la sabiduría….y tome valor y deje que su gloria se refleje en usted desde hoy hasta aquel día de nuestra partida a nuestra morada.

Deje de vivir como ha vivido hasta hoy, quien tiene oídos para oír pues oiga¡¡¡

Romanos 8:12-13  Así que, hermanos, somos deudores, no a la carne, para vivir conforme a la carne,  porque si vivís conforme a la carne, habréis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.…

Colosenses 1: 9-10 “Y así, desde el día que lo oímos, no hemos cesado de orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para caminar de una manera digna del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios.

Gálatas 5:22-25 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,  mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.  Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.  Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. “

Dra Claudia Cerrato