Capturan a fiscal anticorrupción de Colombia por corrupción

Tanto el director de la Fiscalía de la Unidad Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, y el abogado penalista Leonardo Luis Pinilla son acusados de sobornar al exgobernador del departamento de Córdoba, Alejandro Llyons Muskus, a quien se le sigue un juicio por el delito de corrupción. Las autoridades colombianas también solicitaron la extinción de dominio de los bienes de los acusados.

Las autoridades de Colombia capturaron al director de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno Rivero, quien es acusado de conspiración, promover el soborno y la corrupción, asimismo ordenaron la extinción de dominio de sus bienes, según una publicación del periódico El Espectador.

Contra Moreno se ha extendido una solicitud de extradición presentada por la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida de los Estados Unidos por el delito de soborno, tras haber pedido una suma de dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Llyons Muskus, con el objetivo de desviar la investigación dirigida contra este último por actos de corrupción en el referido departamento.

La Fiscalía General del país suramericano también ordenó la extinción de los bienes del abogado penalista, Leonardo Luis Pinilla Gómez que también fue capturado junto a Moreno por los delitos de soborno y corrupción.

La Fiscalía General recibió un informe de las autoridades de los Estados Unidos sobre un viaje a Miami por parte de Moreno Romero en compañía de Pinilla Gómez. En ese encuentro se habrían reunido con el exmandatario departamental para pedirle una suma cercana a los $10,000.

“Los cargos que estas personas enfrentarán en los Estados Unidos se relacionan con un supuesto concierto entre Moreno y Pinilla para obtener gruesas sumas de dinero del exgobernador de Córdoba, a cambio de actuaciones de Moreno para incidir en los casos que actualmente enfrenta Llyons en Colombia”, precisó la vice fiscal María Paulina Riveros.

El Ministerio Público inició la investigación contra Moreno después de conocer información sobre el viaje a los Estados Unidos y su búsqueda para contactar al exmandatario departamental, quien es investigado por el denominado “cartel de la hemofilia” y el manejo irregular de recursos de las regalías en Córdoba.

Moreno aprovechó una comisión oficial para encontrarse con Llyons en la ciudad de Miami, donde se encuentra desde finales de mayo por un problema familiar, y pedirle que le entregara los $10,000 que habían pactado. “Usando medios investigativos sofisticados, agentes federales de los Estados Unidos vigilaron, grabaron y documentaron las reuniones”, reza parte del informe de las autoridades estadounidenses y que retoma El Espectador.

Igualmente, Llyons Muskus les entregó información sobre dichos encuentros y los ofrecimientos del fiscal Moreno. Debido a esto el exgobernador, quien tiene pendiente una imputación de cargos por 20 delitos, manifestó su interés para colaborar con las autoridades colombianas y estadounidenses.