Agentes de la PNC detenidos por el delito de Cohecho y Expresiones de Violencia

Durante audiencia inicial desarrollada en el Juzgado Sexto de Paz de San Salvador, se decretó ayer Instrucción formal con Detención para dos agentes de la Policía Nacional Civil, destacados en la Unidad de Emergencia 911 de esta capital, por estar vinculados en los delitos Cohecho Propio y Expresiones de Violencia contra la Mujer.

Las capturas fueron realizadas luego de que la Unidad Penal de la Dirección de Intereses del Estado de la Fiscalía General de la República, ordenara la detención contra los agentes del 911 de San Salvador, Moisés David Ventura y Héctor Jonathan Murillo, por los  delitos de Registro y Pesquisas Ilegales, Cohecho Propio y Expresiones de Violencia contra la Mujer, pero durante la audiencia la juez subsumió el delito de Registro y Pesquisas Ilegales, en Cohecho Propio, explicó el jefe de la Unidad Jonathan Mata.

El jefe Fiscal indicó que los dos agentes fueron capturados cuando se presentaron a su servicio al Sistema de Emergencia 911 de San Salvador, donde se les informó que ambos quedaban detenidos por los delitos  mencionados, luego de que fueran denunciados por una mujer que goza de régimen de protección de víctima y testigo.

La declaración de la víctima detalla que los agentes detenidos, simulaban un retén policial sobre la 25 avenida sur y 12 calle poniente de San Salvador, quienes le hicieron señal de alto y le expresaron que se había hecho acreedora de una esquela por haber infringido la ley de tránsito, al sobrepasar una doble línea amarilla y que además tenía una doble falta, ya que su tarjeta de circulación estaba vencida.

La víctima detalla que el agente que la había abordado le insinuó que podían arreglar la situación, si ella le cancelaba a él, el valor de una  de las dos esquelas de 57 dólares a las cuales se había hecho merecedora, ella le dijo que o tenía dinero solo una tarjeta de crédito, pero que no se sabía el número de pin, fue entonces que los dos agentes se le suben al carro y le comienzan a presionar para que fueran al cajero, pero al final la víctima termino entregándoles su celular valorado en 797 dólares.

Ante lo sucedido la víctima interpuso la denuncia y fue trasladada a la unidad del 911, con el objetivo de reconocer a los agentes que la había abordado, pero al ver a todos en la formación no logro reconocer a ninguno de los miembros de la corporación que entregaban turno, por lo que fue llevada a la  unidad de Asuntos Internos de la PNC, donde le mostraron las fotografías, de todos los miembros del 911, reconociendo a través de ellas a los dos policías, por lo que se inicia investigación y se ordena su posterior captura.

Fuente: FGR